lunes, 22 de diciembre de 2008

“Fabulas: El buen príncipe” de Bill Willingham, Mack Buckingham y Aaron Alexovich

Nueva entrega de “Fábulas” probablemente el título más comercial y entretenido de los que engloban la línea Vertigo en la actualidad y que por los misteriosos designios de Planeta coincide su publicación en fechas con “El Príncipe Malo” de la colección hermana “Jack of Fables” del que ya les hablé hace poco por aquí.

Este nuevo tomo, que engloba los números 60 a 69 de la colección original, se centra en las aventuras de uno de los secundarios de la serie, Papa Moscas, y como acaba convirtiéndose del fregona de la Comunidad de las Fábulas en un príncipe encantado portador de la mítica Ex Calibur, capaz de mantener a raya a los ejércitos del Adversario y mantener su propio reino, Santuario, en el mundo de las Fábulas.

Willingham lleva varios arcos arguméntales de “Fábulas” escribiendo la serie con el piloto automático. Entiéndanme, no quiero decir con ello que me aburra pero la serie ha caído en una dinámica monótona en la que no sorprende desde que averiguamos la identidad del Adversario, tras haber descubierto los autores quizá que la serie se mantiene simplemente profundizando en la historia de los distintos personajes que habitan Villa Fábula. Lo que los autores cuentan lo cuentan bien, en historias como “El buen príncipe” narradas con mucho oficio, imaginación y habilidad para retomar algunos de los personajes que conocimos en los primeros números de la serie y que el guionista “mató” antes de poder desarrollar todo su potencial, y resolver algún misterio como el del Pozo Encantado, mientras se va demorando en los preparativos de la que se augura sea la gran batalla entre las fábulas y el Adversario, pero la serie ha perdido la originalidad de los primeros números y se hace necesario que Willingham vaya planteándose introducir alguna sorpresa inesperada que renueve su interés porque el que los buenos den pál pelo a los malos no es tan divertido como al contrario.

En el aspecto gráfico, Buckingham sigue dando la talla manteniendo un estilo que ya se ha vuelto característico de la serie (en este arco argumental hay un interludio de un episodio titulado “El secreto de cumpleaños” protagonizado por los lobeznos dibujado por un autor con un estilo completamente divergente al de Buckingham, Aaron Alexovich, y no vean como chirría la cosa) y mostrando su capacidad para llevar tanto la narración de las tramas ideadas por Willingham como enriquecerlas incorporando gran cantidad de personajes sin que se recarguen las viñetas ni sufra la historia. Buckingham se ha convertido en un maestro en introducir viñetas corales, repletas de personajes perfectamente definidos un poco al estilo de George Pérez (salvando las distancias) pero manteniendo como su principal influencia a un Kirby cuya sombra cada vez es más patente en su estilo. No importa demasiado, pues Buckingham toma lo mejor de los mejores y su estilo tiene la suficiente personalidad como para resultar reconocible por sí mismo sin caer en el plagio. Las portadas de James Jean son auténticas maravillas de las que nos queda ya poco por disfrutar pues el portadista abandonará la serie próximamente

En definitiva, “Fábulas” sigue manteniendo el interés de sus incondicionales pero la serie empieza a necesitar de un giro o una sorpresa que renueve la expectación alcanzada en anteriores entregas pues la fórmula empieza a dar síntomas de agotamiento. Esperemos que Willingham y Buckingham se hayan dado cuenta de ello y nos tengan guardada alguna buena en los próximos números.
Más sobre "Fábulas" en El lector impaciente aquí, aquí, aquí y aquí.

3 comentarios:

Etrigan dijo...

Yo he realizado en mi blog los comentarios y apreciaciones personales de este cómic. Diferimos en cuanto a la evolución de la calidad de la serie, ya que considero que éste es el mejor tomo de toda la colección, creo que aquí se llega al compendio de todas las virtudes que tiene Fábulas.

Raúl Martin dijo...

Estoy mitad de acuerdo con Pablo. Sagas como ARABIAN NIGHTS (AND DAYS), WOLVES y SONS OF EMPIRE tienen parte de piloto automático puesto. Pero El Buen Príncipe remonta la calidad y se combierte para mí en una de las mejores sagas de la colección. Además, pienso que tras esta saga los autores se han vuelto a poner las pilas, porque lo siguiente es una verdadera montaña rusa de emoción y sorpresas.
Un saludo, me gusta mucho tu blog (aunque lo visite poco).

PAblo dijo...

Etrigan,

Para mí el mejor tomo de la serie fue "La marcha de los soldados de madera" seguido por "Tierras Natales" a partir de ahí se va produciendo ese acomodamiento por parte de los autores al que me refiero. "El buen príncipe" es una lectura entretenida pero su planteamiento es similar a "Tierras Natales". Cogen un secundario, le trasladan a las Tierras Natales a vengarse y hace un descubrimiento o no que sirve para seguir hilvanando la trama.

Rául,

Creo que Willingham es perfectamente consciente de lo que comento que como tú dices no es únicamente notorio en esta saga sino en las que tú mismo mencionas y en próximas entregas nos va a sorprender. De hecho en "Jack of Fables" ya va introduciendo novedades.

Me alegro que te guste el blog. Espero que a partir de ahora te pasas más y pueda contar con tu opinión.

Impacientes Saludos.