miércoles, 23 de abril de 2014

“Los ignorantes: Relato de una Iniciación Cruzada”, de Étienne Davodeau.





Étienne Davodeau es uno de los autores más inquietos que hay en el panorama del Cómic francés actualmente y aunque esa inquietud no la traslada al aspecto formal de sus obras, que no destacan precisamente por el virtuosismo gráfico sacrificado quizás por la sencillez expositiva, sí ha demostrado una preocupación especial en el trasfondo de las historias que cuenta que le hace interesante practicando un costumbrismo intimista que le ha llevado a tratar temas tan alejados como la evolución de los movimientos sindicales en obras comoLa Mala Gente” o “Rural” a otras de carácter más personal como este “Los Ignorantes: Relato de una Iniciación Cruzada”, reeditado por La Cúpula en España en rústica recientemente, en los que concilia dos mundos tan aparentemente alejados como el del Vino y el Cómic.

“Los ignorantes” es la historia de una doble iniciación desarrollada a lo largo de un año que llevará al autor a participar en todos los procesos de la elaboración del vino desde la siembra a su comercialización junto a su amigo Richard Leroy, un vehemente y apasionado viticultor, al que a cambio instruirá en el mundo del Cómic, dejándole obras selectas, presentándole autores como Gibrat o Guibert y permitiendo que le acompañe en sus visitas a sus editores de Futuropólis. De las conversaciones y experiencias compartidas, nace este cómic y un mayor conocimiento de los dos de sus respectivos oficios que ambos han convertido en pasión y forma de vida.

En “Los ignorantes”, Davodeau construye una historia especialmente interesante para aquellos que les guste el Cómic y para aquellos que les guste el Vino – especialmente, para los que sean degustadores de las dos materias- pero que, probablemente,  indiferente a aquellos que no estén especialmente interesados ni en lo uno ni en lo otro dada su sencillez formal. A través de las experiencias y el diálogo compartido a lo largo de un año entre los dos protagonistas, Davodeau expone la constatación de sus principios autorales – en paralelo a los del coprotagonista, el viticultor Leroy- que intenta plasmar en el desarrollo de su carrera, construyendo una cuidada, sútil e inteligente analogía en torno al paralelismo que encuentra entre la creación de sus cómics con la producción de vinos exclusivos.


 Y es que en el fondo, Davodeau como Leroy son presentados como dos personas/personajes bastante similares en su manera de entender el mundo y sus respectivas profesiones, compartiendo personalidades muy complementarias y trasladando esas competencias y preocupaciones idénticas a un trabajo sobre el que vertebran el resto de su vida. Davodeau logra de este modo crear un interesante testimonio a medio camino entre la crónica costumbrista y el relato autobiográfico, inspirado en influencias tan dispares como la recomendable  “Entre Copas”, de Alexander Payne  o el reporterismo historietístico de Joe Sacco.

“Los ignorantes: Relato de una Iniciación Cruzada” es un pequeño gran cómic que como los buenos vinos se degusta a poquitos manteniendo durante tiempo el recuerdo de las experiencias compartidas.

martes, 22 de abril de 2014

“The Next Men 3: Fe, Poder y Mentiras”, de John Byrne y Mike Mignola.




Ha publicado Norma Editorial ya el tercer recopilatorio de la serie “Next Men” de John Byrne con el que acaba la publicación del material ya aparecido anteriormente en España incorporando en esta entrega tres arcos argumentales completos “Fé”, “Mentiras” y “Poder” en los que un desbocado John Byrne vuelve a dejar patente porque ha sido uno de los guionistas más talentosos e imaginativos de los últimos treinta años.

Desde que los  supervivientes del proyecto Next Men dejaron de ser alto secreto su incidencia en la sociedad empieza a causar estragos, aunque Control intente minimizar su impacto capturándolos de nuevo.Sandy, la secretaria de Dollar Comics, empieza a desarrollar sus propios poderes transformando los superhéroes de los cómics en personajes reales tras activarse sus poderes al acostarse con Danny. Lo mismo le ocurre al siniestro Hilltop quien ha alcanzado la presidencia de los Estados Unidos y tras manipular a Jasmine para hacerla creer que es su mujer descubre sus propios poderes. Jack presa de los remordimientos por sus actos se separa de sus compañeros para seguir las enseñanzas religiosas del padre Mike. De este modo,  las diversas piezas del plan que el maquiavélico Satanás diseñó desde el futuro, parecen ir encajando a la perfección, salvo que el encuentro de Tom, que viajó desde el futuro siguiendo los pasos de Satanás, con el resto de los Next Men fugados logren cambiar la realidad. Además conoceremos finalmente los misterios tras el origen de Mark IV y su papel en los planes de Satanas.

John Byrne da una nueva vuelta de tuerca al que sin duda ha sido su proyecto más ambicioso y va  uniendo las diversas subtramas que poco a poco ha ido planteando para construir una fascinante historia de Ciencia Ficción en la que la Fantasía y la Realidad se solapan en diversos planos y de la que, de paso, se sirve Byrne para ajustar cuentas  con los grandes popes de la industria del cómic. La trama ideada por Byrne va ganando en complejidad conforme la historia avanza y todo queda dispuesto para su resolución en un desenlace que por esas cosas de la vida se publicaría casi veinte años después y en una editorial distinta. Por otro lado, Byrne, rizando el rizo, se permite en estos números realizar cameos de diversos personajes de Dark Horse.- Concrete, Elfquest o Hellboy- y los autores de cómics como Paul Chadwick, Mike Mignola o el mismo a los que integra en la historia

Veremos si en la próxima entrega en la que imagino Norma publicará la totalidad del material inédito y Byrne responde a la cuestión sobre si fue capaz de mantener este nivel hasta el final de la serie y justificó la larga espera.

lunes, 21 de abril de 2014

“The Black Beetle: Sin Salida”, de Francesco Francavilla.




Si el Pulp ha encontrado un último bastión en el que hacerse fuerte en este nuevo siglo ha sido sin duda en el Cómic, donde una y otra vez se vuelven a dar oportunidades a sus viejas glorías  – La Sombra, Doc Savage- y la alternativa a nuevas versiones con las que recontar recontar las viejas y efectivas tramas de siempre con una leve –levísima, en ocasiones-  patina de formalidad normal. 

No es de extrañar esta estrecha relación pues los propios superhéroes, tan de moda últimamente en la imagen real, no son más que una evolución de esos primeros héroes pulp de antaño pero lo que no suele ser habitual es encontrarse con una propuesta como "The Black Beetle", tan convencional argumentalmente como para gustar a los más ortódoxos puristas del Pulp pero al tiempo tan atractiva y moderna formalmente como para no avergonzar su lectura por las redes sociales al más moderno hipster, por obra y gracia del italiano Francesco Francavila, editada por  Dark Horse y que en España acaba de publicar Planeta el primer recopilatorio que recoge los cuatro números de la miniserie “No way out” (Sin Salida)  y el número único “The Night Shift” (En turno de noche).

Es 1941 y The Black Beetle es un justiciero enmascarado con un traje que emula al escarabajo que le da nombre y lo mismo se enfrenta a siniestros nazis ocultistas en busca de una olvidada reliquia en el museo arqueológico de Colt City que debe averiguar quién está detrás de las muertes de los principales jefes del hampa de la ciudad cuando se reunían para firmar la paz entre ellos.

Francesco Francavilla, en este su primer trabajo en solitario de éxito tras su interesante labor para las editoriales mainstream y con el que ha logrado estar entre los nominados a los Eisner de este año en la categoría de Mejor Serie Limitada, nos presenta en esta primera miniserie un personaje convencional dentro de una trama igualmente convencional que repite todos los tópicos propios del género y que el autor italiano resuelve con sencillez.

 Como no podía ser de otro modo, el punto fuerte de  “The Black Beetle”  no es otro que el apartado gráfico en el que el dibujante italiano derrocha talento para dar un tono sombrío y  a la historia captando perfectamente la esencia del Pulp al tiempo que incorpora vistosos recursos gráficos y composiciones de página que le ponen en la estela de Steranko y, su alumno aventajado de los últimos tiempos, David Aja con detalles que recuerdan a otros autores contemporáneos como Mignola, Cooke o Stevens .

En fin, lo mejor de esta entretenida primera entrega de la serie es que deja con ganas de saber más en torno al misterioso protagonista – el autor astutamente se ha guardado la carta de su identidad y origen- y el vistoso dibujo asegura disfrutar de posteriores relecturas y seducirnos con su acabado a pesar de lo trillado de la propuesta gracias a su correcto acabado. Veremos, una vez asentados los conceptos, como evoluciona la cosa en posteriores entregas. De momento, promete.

miércoles, 16 de abril de 2014

“El mono de Hartlepool”, de Wilfrid Lupano y Jéremie Moreau.





En el catálogo de Dibbuks se pueden encontrar joyitas como “El mono de Hartlepool”, en la que el guionista Wilfrid Lupano y el dibujante Jéremie Moreau adaptan con exquisito gusto una antigua leyenda anglosajona en la que se denuncia la estupidez e ignorancia de los fanáticos y nacionalistas.

En 1814, y en plena vorágine de las Guerras Napoleónicas, un barco de la armada francesa naufraga frente a la costa inglesa llegando los restos del naufragio hasta el pequeño pueblo costero de Hartlepool. Mientras los revisan en busca de supervivientes, los lugareños encontrarán al mono mascota del capitán del navío a quién tomarán por un espía francés al que, tras una corte sumarísima, condenarán por traidor y pretenderán linchar si nadie les saca del error. 
Pensado quizás para un lector infantil pero perfectamente disfrutable a cualquier edad, “El mono de Hartlepool” es una divertida fábula en torno a la estupidez del ser humano en la que el guión de Lupano capta la esencia oscura de los cuentistas clásicos tipo Andersen y Moreau la presenta con la frescura del dibujo, ágil y dinámico de las primeras películas de Disney para presentar una historia aparentemente sencilla pero que encantará a cualquier lector inteligente.

Lupano construye un guión ágil e interesante en el que se guarda muy mucho de tomar partido por franceses o británicos mostrando a unos y otros como hijos de la misma ignorancia bárbara y contrapone con exquisito gusto la estupidez de los adultos con la inteligencia ignorada de los chavales con un tratamiento de la historia tragicómico en el que cada una de las situaciones descritas cuenta con más de un significado y un guión pensando que avance con agilidad gracias a la frescura de sus fluidos diálogos. Lupano va desarrollando con acierto el relato para que el lector sea incapaz, salvo que conozca el episodio real en el que al parecer se inspira, de saber cuál será el destino final del pobre chimpancé protagonista.
Especial mención merece el exquisito dibujo y colorido de Jéremie Moreau que dota a sus personajes de gran expresividad y dinamismo al tiempo que los envuelve con su elegante tratamiento del color de una atmósfera oscura y opresiva con un tratamiento de la narración que recuerda al de las películas de animación sin que ello menoscabe la experiencia lectora.
 En fin, “El mono de Hartlepool” es seguramente uno de los mejores cómics publicados el año pasado y una recomendación obligada para todos aquellos que me preguntan qué cómic publicar a chavales de once o doce años en adelante. Un título más a tener en cuenta.

martes, 15 de abril de 2014

“Batman, El Caballero Oscuro / Lobo: Mortalmente Serio”, de Sam Kieth.




Se podría decir que esto de los team ups crea extraños compañeros de cama y los más raros que se han parido en DC son sin duda aquellos que han unido el destino de Lobo, el asesino definitivo - creado por Giffen y que hicieran grande en los noventa autores como Grant o Bisley en historias salvajes, cómicas y brutales-  con cualquiera de las más ortódoxas y conservadoras figuras del panteón DC. La penúltima de estas historias nos la presenta ECC Ediciones bajo el título de “Batman, El Caballero Oscuro / Lobo: Mortalmente Serio” ,publicada originalmente en 2007 como miniserie de dos números que tiene como gran aliciente contar con el talento único de Sam Kieth.

Batman es atraído a una base espacial desconocida en la que un virús que afecta solo al sexo femenino convierte a las portadoras en poderosas asesinas despiadadas. Batman se encontrará por accidente con el último Czardiano en la nave y tras un primer encuentro desafortunado unirá fuerzas para intentar evitar que se desate la epidemia en la Tierra.

En esta sencilla historia, se pone de manifiesto que Kieth es ante todo dibujante y aunque la trama planteada podría haber dado para más, Kieth se limita a establecer una sencilla estructura que exclusivamente le permita lucir su explosivo acabado gráfico. Y es sin duda en este punto donde este cómic resulta más interesante ya que nos permite disfrutar del excesivo y caricaturesco estilo característico de Kieth en todo su esplendor.

En fin, “Batman, El Caballero Oscuro / Lobo: Mortalmente Serio”, atraerá básicamente a los admiradores de este personalísimo artista que es Sam Kieth pero a los que no guste su peculiar estilo no encontrarán suficiente aliciente en la apresurada historia planteada como para justificar la lectura de la obra y es que esta historia aparecida en 2007 se explica solo como un buen banco de pruebas para los posteriores proyectos del autor con estos personajes por separado.

lunes, 14 de abril de 2014

“Los Defensores: Colmillos de Fuego y Sangre”, de Steve Gerber y Sal Buscema y otros.




Atención los que estén siguiendo, y los que no también, la reedición en tomos “Marvel Gold” de la serie clásica de “Los Defensores” porque a partir de este cuarto tomo se inicia una de las mejores etapas de la serie con el relevo de Len Wein por Steve Gerber, quién logró una especial sintonía con un Sal Buscema. En este primer tomo de Panini de la era Gerber en “Los Defensores” se recopilan los números 20 a 25 de la serie regular, más los Giant-Size 3 y 4 del grupo y los números 5 y 6 de “Marvel Two-in-One”, un material clásico de primera en el que se recogen dos hitos dentro de la historia del grupo como la del origen de La Valkiria y la de los Hijos de la Serpiente.

Los Defensores por fin van a descubrir muchos de los misterios ocultos tras el origen de su miembro femenino, la escultural Valkiria, que les llevará a enfrentarse de nuevo a la Encantadora y el Verdugo. Y es que en el pasado de su receptáculo corporal Barbara Denton se oculta toda una vida ligada al Ocultismo y al Satanismo de la que Val no es para nada consciente Tras participar en una mortal partida cósmica con El Jugador, los Defensores volverán a la Tierra para detener a Cabeza de Huevo y sufrir una primera derrota en la presentación del surrealista grupo de los Hombres-Cabeza y se sumergirán de lleno en los disturbios provocados por los Hijos de la Serpiente que bajo su discurso xenófobo esconden oscuras conexiones con uno de sus miembros.

Steve Gerber pisa el acelerador en la serie y nos ofrece sin apenas tiempo para recuperar el resuello dos arcos fundamentales en la historia de Los Defensores en los que deja constancia de la originalidad de sus argumentos en los que introduce la acción desenfrenada, los sorprendentes giros argumentales, la crítica social y un marcado sentido del humor en clara contraposición a la épica que predicaban los Thomas y Lee clásicos. Gerber convierte en estos números en “Los Defensores” en una de las mejores series que se estaban publicando en Marvel y aprovecha como pocos el concepto de Nogrupo de Los Defensores incorporando nuevos miembros “accidentales” en estas páginas de la talla de La Cosa, Daredevil o Chaqueta Amarilla.


En el aspecto gráfico, el absurdamente ninguneado Sal Buscema realiza un trabajo espectacular cumpliendo con oficio y efectividad y manteniendo un ritmo narrativo frenético para incorporar al lector a la vorágine de las historias y el constante diálogo que mantiene Gerber con el lector. Sal Buscema realiza un gran trabajo que no siempre ha sido valorado como se merece.

En fin, felicitar a Panini por recuperar por primera vez en España este material clásico de una manera unitaria digna en una estupenda edición en la que no desmerece ni el coloreado. Ojalá que las ventas permitan continuar disfrutando de estas estupendas aventuras y del talento de Gerber y Buscema en próximas entregas.

sábado, 12 de abril de 2014

“Requiem, el Caballero Vampiro: Resurrección”, de Pat Mills y Olivier Ledroit.





Es una buena noticia que sigan surgiendo a pesar de la crisis y demás nuevas editoriales dispuestas a correr la aventura ampliar la oferta de titulos disponibles en un mercado que difícilmente puede absorberlos. La última en semana es West Wind quién ha realizado una apuesta importante por “Requiem, El Caballero Vampiro”, de Pat Millis y Oliver Ledroit, una premiada serie de fantasía gótica que se ha publicado con éxito en Francia y Estados Unidos y de la que ya han aparecido más de diez álbumes en el país galo.

En esta primera entrega, Heinrich, un soldado nazi destinado al frente ruso durante la IIGM recibe un tiro en la cabeza y muere para resucitar en un dantesco Infierno llamado Resurrección donde el tiempo corre hacia atrás y las almas más malvadas personificadas en diversos monstruos fantásticos agrupados según sus  pecados. En la cúspide de esa sociedad infernal los más malvados son los vampiros entre los que ha renacido Heinrich como Requiem. Réquiem empezará a entrenarse en su nuevo mundo para convertirse en un  despiadado Caballero Vampiro mientras descubre los secretos y peculiaridades del mundo de  Resurrección e intenta mantener su antigua humanidad aferrándose al recuerdo de Rebecca, la judía a la que amó en vida y que sin embargo traicionó.
Mills a lo largo de su dilatada carrera ha demostrado que es un guionista poco convencional y siempre busca ante todo sorprender y en “Requiem” lo vuelve a conseguir con una historia en la que mezcla el terror gótico con un humor retorcido sin que falten las imprescindibles dosis de intriga y gore. En este primer álbum, Mills prácticamente nos presenta exclusivamente a los principales personajes de su drama y las peculiaridades del mundo dantesco en el que este se va a desarrollar con la suficiente habilidad cómo para redefinir los estereótipos e iconos del género de terror en una historia original que despertará el interés por conocer más a los incondicionales del género de Terror.

En el apartado gráfico, Millis colabora de nuevo con Olivier Ledroit con el que ya realizara la inédita en España “Sha”, un artista de enorme impacto visual cuyo estilo a medio camino del de Bilal y el de Simon Bisley se ajusta a la perfección con el del guionista. La importancia de Ledroit en la serie es fundamental y sin duda uno de los principales alicientes del álbum es el detallado y espectacular acabado de sus macabras y terroríficas visiones infernales.

“Resurrección” es un más que correcto álbum de presentación de “Requiem Caballero Vampiro” y cumple su cometido de dejar con ganas por conocer más de ese extraño y desconcertante mundo habitado por todo tipo de espantajos. Ojalá que la apuesta de West Wind encuentre el apoyo de los aficionados y podamos seguir las peripecias que Mills y Ledroit han ideado para su extraño antihéroe vampírico.