lunes, 11 de marzo de 2013

“Los Muertos Vivientes 17: Algo que temer”, de Robert Kirkman y Charlie Adlard.


Y llegó por fin el esperado decimoséptimo tomo de “Los Muertos Vivientes” en el que se recogía el tan aclamado número 100 en el que Kirkman se iba a sacar un nuevo giro argumental que, aparte de sobrecogernos, iba a otorgarle un nuevo impulso a la serie para mantenerse al menos otros cien números más. Y sin embargo, el nuevo arco que se desarrolla de los números 97 a 102 de la numeración norteamericana, está simplemente bien y es cierto que en el mismo Kirkman se desprende de dos personajes de peso, uno de los cuáles era uno de los personajes más antiguos y queridos de la serie, pero no deja de ser síntoma del desgaste de la serie que toda su truculencia y dramatismo no haya logrado ni de lejos calarme para alcanzar la trascendencia y el impacto pretendido por el guionista.

Rick y los suyos han llegado a un acuerdo con la comunidad de La Cima para otorgarles protección y librarles del grupo de Negan y sus secuaces a cambio de suministros y colaboración. Sin embargo, Rick ha cometido un error fatal subestimando a Negan y sus fuerzas, y pronto descubrirá a costa de la vida de algunos de sus mejores amigos lo vengativo, implacable y destructivo que su nuevo enemigo puede llegar a ser.

A más de uno sospecho que le va a decepcionar un tanto este nuevo arco argumental que tantas expectativas generó al coincidir con el numero cien de la serie. Y, en el fondo, no es que la historia esté mal y Kirkman administra como pocos los tiempos para que la muerte de uno de los más queridos personajes de la serie resulte sobrecogedora y terrible, los cliffhangers y los diálogos son frescos y excelentes y todo el arco está resuelto con acierto. Pero, sin embargo, por otro lado, la sensación general que deja el tomo es que no aporta nada novedoso a lo que ya se desarrolló en otras ocasiones y que Negan y su monólogo sociópata se asemeja demasiado a la locura del Gobernador y sus secuaces. 

Eso sí, el arco argumental refuerza algunas de las constantes filosóficas de la serie mostrando como en este nuevo mundo en el que los zombis cada vez tienen menos más importancia en las relaciones entre los  humanos supervivientes impera la ley del más fuerte y la necesidad de adaptación a las nuevas circunstancias  se convierte en la clave para sobrevivir. Y es que, a pesar de ello, uno no puede dejar de percibir la sensación de agotamiento tanto en las ideas desarrolladas y las fórmulas planteadas como en el agotamiento de los propios personajes, algunos de los cuáles como Rick parecen incapaces de dar más de sí.

Lo peor con todo, sigue siendo el dibujo de Charlie Adlard cada vez abusando más de la repetición de viñetas y la ausencia de fondos y escondiendo cada vez menos sus evidentes carencias (¿Os habéis fijado lo raro que cogen todos los personajes las armas de fuego?). Adlard es desde hace algunos arcos la gran rémora de la serie y lleva tiempo pidiendo un relevo que no parece que se vaya a producir.

En fin, sin ser tan sobrecogedor como se esperaba “Algo que temer” es un arco correcto con el que esta estupenda y mediática serie sobrepasa el centenar de números a la espera –salvo sorpresa mayúscula- del final digno que ya va reclamando. Y es que no lo hemos pasado tan bien durante todo este tiempo sería una pena que Kirkman, por cuestiones extrínsecas a la propia historia (ventas, televisión, etc…), no diese a la serie el gran final que “Los Muertos Vivientes” merece y la dejase languidecer hasta el agotamiento. En los próximos meses lo comprobaremos.

10 comentarios:

Daniel Merrick dijo...

Pues no estoy muy de acuerdo con la reseña... Es cierto que la serie acusa hace tiempo cansancio, y que el tomo da cierta sensación de reiteración, pero a mí el nº 100 me ha impactado muchísimo. La muerte de ese personaje es casi metalingüística, como si el guionista tuviera que matar por obligación a un principal y no supiera por cuál decidirse, personalizándolo en Negan. Y el arco termina con un pequeño impulso para la nueva temporada.

Me ha gustado, pero te doy la razón en que la serie debería comenzar a prepararnos para un gran final, y si Kirkman no quiere hacerlo, al menos debería construir personajes nuevos tan potentes como Michonne, Glen o Andrea.

Y respecto a Adlar, pues tampoco estoy de acuerdo (vaya!), a mí me gusta mucho y cada vez encuentro su trazo más sintético y atractivo, más puro.

Buen tomo, para mí.

PAblo dijo...

Daniel Merrick,

Pues no se me había ocurrido tu interpretación que Kirkman hablaba por boca de Negan y no tenía claro a quién matar y me parece muy atractiva aunque yo sí creo que lo tenía muy claro.

No te confundas. Me ha gustado y a mí también me impactó porque se ceba salvajemente en la muerte de...Uy, que casi lo vuelvo a decir,. Sin embargo, las expectativas de la serie eran tan altas y las fórmulas y ritmos que usa Kirkman tan predecibles (de momento) que ya no epatan tanto como al principio a los que lleavamos más de 100 números siguiéndole. ESo no quita para que la serie me siga pareciendo superior a la media y de lo mejorcito del actual mainstream, faltaría más.

Impacientes Saludos.

alcorze dijo...

Coincido contigo en la reseña, y de hecho en la que hice más o menoe opinaba lo mismo. Yo creo que Kirkman se podía haber estirado un poco más y en ese tan esperado número cien ofrecernos algo más que la muerte de un personaje de los básicos en la saga. Y en cuanto a Adlard es que no consigo entender cómo es posible que hiciera siquiera el segundo arco.

Daniel Merrick dijo...

Pues sí, creo que hemos llegado al punto medio. Estoy de acuerdo en que las fórmulas de Kirkman ya son predecibles.

Yo creo que el final del tomo puede dar un buen empuje a la serie, con un Rick más reflexivo y planificador. Hasta ahora todo lo resolvía pegando un puñetazo en la mesa y dejándole la vista libre a Andrea.

Jero Piñeiro dijo...

A mí el tomo me ha gustado mucho, lo he disfrutado como hacía tiempo que no disfrutaba con esta serie. Y el número 100 me ha parecido un mazazo (pero en el buen sentido). Qué escena tan tensa la de la presentación de Negan... A mí también me gusta la interpretación que propone Daniel Merrick, aunque no he podido evitar intuir un guiño a "Pulp Fiction" en el "pito pito colorito..." (la escena en que los violadores tienen que decidir si abusan de Butch o de Marcelus Wallace). O igual son sólo asociaciones mentales mías, quién sabe.

Lo que no tengo tan claro es que el final de "The Walking Dead" esté próximo. No sé dónde leí que Kirkman quería superar los 300 números de "Cerebus". A mí no me parece mala idea siempre que la serie siga enganchándome como hasta ahora. De hecho,


POSIBLE SPOILER



no me importaría ver a Carl sobreviviendo a todos los protagonistas actuales de la serie, convertido en adulto, una especie de líder humano a lo John Connor en "Termnator", y (como leí en algún foro, no recuerdo dónde) llevando un parche en el ojo, el sombrero de Rick y la katana de Michonne.

PAblo dijo...

Alcorze,

Bueno, creo que al número 100 también le traicionan las expectativas generadas y la campaña viral que lo acompañó. Es un número duro e intenso pero esperábamos algo más de Kirkman porque este truco ya lo hemos visto otras veces en la serie.

Daniel Merrick,

Yo creo que Rick es un personaje al que le queda poco recorrido y más pronto que tarde Carl tomará el relevo en cuanto al protagonismo de la serie. Mi teoría -que ya compartí en Facebook- es que Carl acabará matando a Rick para que no se convierta en un zombi.

Jero,

Es curioso lo de las asociaciones. A mí ese magnífico diálogo y el personaje de Negan me han recordado más al Alex de "La Naranja Mecánica".

En los comentarios de la entrada de Facebook estuvimos intercambiando opiniones al respecot y salió a colación lo de los 300 números. Me parecen muchos pero para que la serie continue creo que requiere una renovación y un giro radical y eso puede pasar por el relevo de Rick por Carl. Una de las teorías era la que tú apuntabas y es posible. Para mí los herederos de la Tierra serán la pareja Carl/Sophia.

Impacientes Saludos.

Daniel Merrick dijo...

No termino de ver a Carl como un Rick 2.0, la verdad. Siempre me ha dado la sensación de que Kirkman quería convertirlo más bien en un Gobernador 2.0. Ya se verá...

Lo de los 300 números parece poco probable.

PAblo dijo...

Daniel Merrick,

Está bastante claro que Carl está más para allá que para acá. Alguna buena le tiene preparada Kirkman, eso parece claro.

Impacientes Saludos.

Anónimo dijo...

Aunque sigo disfrutando con Los muertos vivientes ,te debo dar la razón,la serie empieza a rebobinarse ,los personajes ,la acción y la puesta en escena parecen no evolucionar;se ha sustituido al Gobernador por Negan y se sigue maltratando a los personajes de la misma forma.
Me pregunto como se lo montará despues de este arco argumental,¿otro villano? ¿otra pérdida? Despues de los primeros números se deja claro que los zombies son el telón sobre el que colocar el devenir de los personajes ,no tienen transcendencia suficiente como para encauzar el guión hacia el origen de la infeccion ,por lo que solo veo una via ,un salto,que coloque a carl como protagonista,y al mismísimo Rick antagonista absoluto,pues su personaje ha degenerado tanto que no me extrañaria verlo de enemigo,una feroz y peligrosa entidad,apostaria por ello,pero padre e hijo parecen muy unidos,de momento....
El trabajo de Adlar me sigue sin gustar,y tras el primer número dibujado por él ( esperpéntico ) no concibo como ha podido aguantar tanto.

PAblo dijo...

Anónimo,

Bienvenido. Pues parece que lo vemos de forma parecida. Sería interesante esa evolución antitética padre/hijo con un enfrentamiento en plan Star Wars ("Carl, yo soy tu padre") aunque no veo a Kirkman dando la vuelta a Rick hasta ese punto. No, más bien creo que Carl acabará con Rick en algún momento de la serie y tomará el relevo. Ojalá Kirkman se decida también a afrontar la explicación del origen de los zombis. Es una bala que se guarda en la recámara que puede dar mucho juego.

Impacientes Saludos.