viernes, 29 de julio de 2011

“Los Fabulosos Freak Brothers”, de Gilbert Shelton.

La Cúpula parece lanzada a renovar el formato de títulos clásicos de su catálogo y entre los elegidos se encuentra un título señero de la editorial de Josep María Berenguer, nada menos que “Los Fabulosos Freak Brothers” de Gilbert Shelton, cómic señero de la primera generación del underground norteamericano del que acaba de salir el primer volumen integral de tres que reúne en orden cronológico y remasterizado el material publicado en ediciones anteriores.

Los Freak Brothers son Phineas Freakears, Freewheeling Franklin y Fat Freddy, un trío de de delirantes hippies bastante pasados de rosca que intentan salvar su reserva de drogas de imaginarias –o no- redadas, ligan con chicas fáciles tan pasadas de rosca como ellos o hacen delirantes excursiones a México para escapar de la casera y no tener que pagar el alquiler.

A pesar de ser fruto de una época muy concreta (finales de los sesenta), “Los Fabulosos Freak Brothers”, para los que Shelton tomó como modelos para sus creaciones a los Hermanos Marx, han envejecido bastante bien merced al talento del autor para el humor, describiendo y satirizando los excesos de unos hippies buscavidas que viven al margen del sistema, criticar con acidez los elementos más conservadores de la sociedad norteamericana e incluso parodiar creaciones señeras de otros autores como “Little Orphan Annie” de Harold Gray.

Basado en un humor sencillo y falto de complejos, leídas en la actualidad las historias de estos desmadrados personajes resultan incluso blancas y un poco ingenuas pero siguen resultando realmente divertidas. A lo largo de las historias que componen este volumen se va apreciando además la progresión de Shelton en el desarrollo de un estilo gráfico, influido por los grandes autores de la señera “MAD” (Harvey Kurtzman, Wally Wood, Bill Elder…) y su compañero de generación Robert Crumb, tan sencillo como efectivo basado en la caricaturización exagerada, feísta y naif que hace a sus personajes criaturas entrañables que han influido notablemente en multitud de autores posteriores entre los que destacan Matt Groening o Seth MacFarlane.(el padre de “American Dad” es un remedo light de una de las creaciones de Shelton, Tricky Prickears).

En definitiva, “Los Fabulosos Freak Brothers” se han convertido en algo que quizás nunca llegó a concebir, todo un clásico del cómic underground que merece ser conocido y valorado.

2 comentarios:

Francisco Manuel Rodríguez Álvarez. dijo...

Siempre lo consideré como un Cómic generacional, creo que pese a que envejeció dignamente puede resultar incomprendido por las generaciones posteriores a su época, pues sus parodias se fundamentan en los defectos y virtudes de aquella generación.
Pese a ello, su lectura proporciona un rato bastante agradable y muy recomendable.
Una gozada (como siempre) tus articulos PAblo.

PAblo dijo...

Francisco,

Es un cómic generacional pero creo que su influencia ha trascendido. ¿No son Freak Brothers acaso también El Nota, de "El Gran Lebowski" de los Coen, o el Doc Sportello, de "Vicio Propio" de Pynchon?

Por otro lado, no ha transcurrido tanto tiempo como para que sea entendible por los más jóvenes. O, al menos, eso creo...

Muchas gracias por tus palabras.

Impacientes Saludos.