lunes, 6 de junio de 2011

“Conan, La leyenda: El Dios del Cuenco y otras historias”, de Cary Nord y Kurt Busiek.

Segunda entrega del recopilatorio de Planeta de “Conan, la leyenda”, la primera serie regular con la que Dark Horse está relanzando al cimmerio más famoso merced a los buenos oficios de Kurt Busiek y Cary Nord. Lo primero de todo, compruebo a través de la página web de Planeta que se han saltado un número respecto a la edición norteamericana –el ocho, según la numeración yanqui y la de la edición en grapa-, un spin off de los que fueron apareciendo a lo largo de la serie sin continuidad con la trama principal en los que Busiek narraba el nacimiento e infancia de Conan merced al expresionista dibujo de Greg Ruth (imagino que si las ventas los respaldan recuperarán estas historias en un tomo aparte y, si no, pues ya sabéis tendréis que haceros con las grapas, pero si no fuese así, la edición en tomo ya sería menos completa de lo que cabría desear). Aparte de este pequeño gran detalle, este tomo no es tampoco moco de pavo ya que recoge un par de aventuras que merece la pena destacar por distintos motivos, originariamente publicadas por Planeta en los números 9 a 14 de la edición en grapa.

Tras un número de relleno que sirve para situar a Conan en el camino de Nemedia y para explicar acontecimientos posteriores a la aventura más importante del tomo, Busiek y Nord se meten de lleno en la adaptación de un relato clásico de Robert E. Howard, "El dios del cuenco", que ya tuviera un primer acercamiento al cómic bastante más libre en el lejano “Conan, The Barbarian 7”, de Barry Windsor Smith y Roy Thomas. En esta aventura, a Conan debe introducirse en un palacio para robar una joya por encargo para descubrir que el señor del lugar ha sido asesinado. Apresado por la guardia y sometido en la misma escena del crimen a interrogatorio por un magistrado, todos los presentes descubrirán que se enfrentan a una amenaza mucho más terrible que la presencia de otro ladrón. Estamos ante una brillantísima adaptación por parte de Busiek del relato original, mucho más fiel que la anterior de Thomas en la que pone de relieve todos los elementos “prestados” de la novela de detectives que el texano explotó en el original y que Thomas marginó en su guión, fijándose más bien en los elementos terroríficos de la historia. En el aspecto gráfico, Nord vuelve a brillar pero me temo que es incomparable para mí con la brillante representación que BWS realizara del temible “Dios del Cuenco” con lo que, en este caso, me quedo con BWS por una cuestión puramente sentimental. Un dato destacado de la historia además es que es la primera vez que se cruzan los caminos de Conan y Toth-Amon. De todos modos, invitaría a comparar una historia con la otra y comprobar como de una misma fuente pueden darse dos interpretaciones tan brillantemente distintas.

El segundo gran arco del tomo es otra historia de cosecha propia del dueto Busiek-Nord en la que retoman y profundizan en el personaje de Kalanthes al que se hace referencia indirectamente en “El Dios del Cuenco”. Conan se ve impelido por fuerzas que no controla a escoltar a este hasta su ciudad de origen junto a Janissa, La Enviudadora, donde ha de destruir una malefica reliquia que anhela Toth Amon. Quizás lo más interesante de esta entretenida historia es la minuciosida que Busiek pone de nuevo en rellenar y dar continuidad a los huecos entre relato y relato de Howard. En cuanto al guión, Busiek desarrolla una historia entretenida que naufraga conforme va alejándose del canon howardiano, cayendo en la tentación de incluir y dar demasiada importancia a un personaje propio, Janissa, bastante alejado de los arquetipos howardianos y con demasiadas similitudes a la Elektra milleriana. Con todo, la aventura se desarrolla a buen ritmo y, aunque la resolución esté tomada por los pelos, merece la pena por la labor gráfica de un Cary Nord que disfruta como un enano.

En definitiva, un tomo muy recomendable, especialmente por la excelente adaptación del relato de Howard, que sirve de prólogo para las nuevas y viejas aventuras de nuestro cimmerio favorito.

9 comentarios:

Fran G. Lara dijo...

Nonononono. No se han saltado nada. La edición de Planeta replica la original de Dark Horse que recogía la colección por arcos argumentales. Todas las grapas que se incluyeron fuera de continuidad los recopiló Dark Horse en otros tomos. En el caso del número que señalas se reunió más tarde con el resto del arco argumental en un tomo 0 llamado Nacido en el campo de Batalla. Paciencia. O paz y ciencia.

Fran G. Lara dijo...

Oh, y el personaje de Janissa, uno de los grandes patinazos de Busiek en la colección.

(spoiler)

Afortunadamente se dieron cuenta a tiempo y Janissa no vuelve a asomar excepto en otro número fuera de continuidad.

(fin del spoiler)

J. feat. J. dijo...

Yo me quedo con el Conan de John Buscema. ¿Sabías que Frank Miller dijo que J.Buscema dibujaba como Miguel Ángel pero hablaba como un camionero?

Un saludo!!

Anónimo dijo...

La explicación de porque no se incluya el numero 8 es como tu dices, pero es que en la edicion americana también se salta ese numero para que mas tarde se recopilara en un tomo 0 en donde se incluyen los números del "origen" de Conan. Esperemos que planeta edite ese tomo tras reeditar toda la serie, que les faltaría unos 4 tomos.

PAblo dijo...

Fran,

Ando un poco perdido respecto a los tomos DH porque yo ando releyendo las grapas que Planeta editó en su momento para comentar esta recopilación de Planeta. ¿Existe un tomo 0? Cronológicamente, debería haberse editado antes que los de la serie principal, en mi opinión, pero imagino que por motivos comerciales priman los de Nord/Busiek.

Lo peor de Janissa como personaje bastante alejado de los patrones femeninos howardiano y no "pega" en su universo. Para mí no es tanto un resbalón que exista como su caracterización. En ese sentido, sí que es un resbalón de Busiek.

J.Feat.J.,

Bienvenido. Para muchos el Conan de Buscema es el definitivo. A mí me gusta más el de BWS aunque por quedarme me quedo con los dos. ;-D

Sobre lo de la frase. Pues no lo sabía aunque me suena haber leído o escuchado esa misma frase con los protagonistas cambiados referida a una actriz de cine.

Anónimo,

Gracias. Entre tú y Fran lo explicáis perfectamente. Pues sí, espero que terminen con la reedición. Supongo que no habrá problemas porque con el tema de la nueva peli el cimmerio está teniendo un revival con la publicación y reedición de mucho material.

Impacientes Saludos.

Fran G. Lara dijo...

No, no es cuestión de motivos comerciales. Planeta los está publicando cronológicamente tal y como lo hizo Dark Horse. El número 0 se publicó entre el 5 y el 6. El motivo es la editorial norteamericana agrupa los arcos argumentales en libros a medida que se acaba cada uno por capítulos en grapa. Las grapas pertenecientes a este tomo 0, Nacido en el Campo de Batalla, se fueron publicando salteados y no se pudieron agrupar en un volumen hasta que no concluyó. Por lo tanto el 0 apareció a mitad y probablemente Planeta sigue la misma línea.

Lo que en Españas se ha llamado Conan la Leyenda se ha recopilado en los tomos del 0 al 6. Conan el Cimmerio abarca los tomos del 7 al 10. Además hay dos tomos más fuera de numeración que recogen historias sueltas, por ejemplo las que dibujó Paul Lee sobre la etapa de Conan rey.

PAblo dijo...

Fran,

Estupenda aclaración.

Impacientes Saludos.

Crítical + dijo...

Ese tebeo de Thomas y BWS lo tengo en grapa Forum y en un infame librito "Pocket de Ases" de Bruguera. Como buen coleccionista, ambos en perfecto estado. Que de recuerdos... Sniff!!

Saludos, PAblo.

PAblo dijo...

Critical +,

Ha tenido varias ediciones por parte de Forum/Planeta. Yo lo tenía en el primer volumen de "Conan, El Bárbaro" que no sé si conservo en alguna caja.

Te aconsejo que conserves esos tebeos. Estuve echando úna ojeada a la última edición de "Las Crónicas..." con el "nuevo" y "espectacular" coloreado y la verdad es que parece un tebeo completamente diferente. Me recuerda a Heidi...Brrr.

Impacientes Saludos.