lunes, 27 de septiembre de 2010

“Nancy in Hell”, de Juan José Ryp y El Torres.



Es el sino de los tiempos en este mundo globalizado que nos hemos inventado, pero no deja de ser triste que el éxito profesional de los autores españoles conlleve que sus obras se publiquen inicialmente en el extranjero para que luego alguna editorial española compre los derechos y los publique por estos lares. Es lo que ha pasado con el último trabajo de Juan José Ryp y El Torres –último en aparecer porque según señala El Torres en la introducción llevaban diez años dándole vueltas-, “Nancy in Hell”, que tras su aparición en Estados Unidos como miniserie de cuatro números por Image Comics ha sido recopilada por Dibbuks en un apañado volumen –aunque el papel podría haber sido un poco mejor- que reúne la obra completa junto a una galería de dibujos de Ryp con las portadas originales y alguna cosilla más.
“Nancy in Hell” es un cómic tan demencial como sólo puede serlo la historia de una espectacular y turgente scream lady, que satisfaría las fantasías de cualquier adolescente granuloso, cuya alma tras su muerte material se materializa en un Infierno plagado de demonios y muertos vivientes. Nancy, sin embargo, no es una muñequita cualquiera que acepte así como así su destino… Ayudada por el mismísimo Lucifer y armada con una motosierra que envidaría el Cara de Cuero de “La Matanza de Texas”, Nancy intentará luchará por abrirse camino entre los demonios y zombis –Braindead, en el cómic- hasta las mismísimas puertas del Infierno para poder escapar volver al mundo. Sin embargo, no todo va a ser tan sencillo como Nancy y Lucifer esperan.
Si aceptamos como válidas las imaginativas premisas iniciales, la historia ideada por El Torres se convierte en una estupenda aventura de entretenimiento para todos aquellos que disfruten de los cómics que mezclan aventura, fantasía y terror con el sano y único objetivo de proporcionar un sano rato de divertimento. El Torres se esfuerza por construir un universo cerrado y creíble en que todos las bizarradas ideadas por él y Ryp tengan una explicación lógica a través de un guión inteligente que va más allá de ser una mera excusa para hilvanar la mera acumulación de poses y enfrentamientos entre la buenorra de la protagonista y los diferentes demonios que le salen al paso para esconder una sorpresa final que resuelve todos los enigmas planteados a lo largo de la historia sobre el origen de Nancy y las razones de su aparición en el Hades. A través de unos personajes bien planteados y unos diálogos en la estela de los del “Hellblazer” de Ennis, se adivina el esfuerzo de El Torres por documentarse para su descripción del Averno dejando traslucir un esfuerzo de documentación para aunar tradiciones y mezclar con naturalidad referencias clásicas y literarias, como la mitología griega, “El Paraíso Perdido” miltoniano o "La Divina Comedia" de Dante, con otras propias del cómic noventero como “Spawn” o el universo “Top Cow”, de series como “The Darkness” o “Witchblade”.
Por otro lado, el guión de El Torres no brillaría tanto sino se viera potenciado por el espectacular trabajo del algecireño Juan José Ryp que a poco que le dejen está llamado por su calidad a convertirse en una primera figura del “mainstream” yanqui. Juan José Ryp, un dibujante que se ha fajado en el cómic erótico en España y que ya venía avisando con sus trabajos para Avatar donde ha colaborado con guionistas de la talla de Alan Moore y Warren Ellis, realiza en “Nancy in Hell” su mejor obra hasta la fecha para el mercado yanqui en un cómic que es síntesis de unas referencias que ha sabido asimilar para ofrecer un acabado espectacular muy al gusto de los estándares del cómic más comercial pero, al mismo tiempo, cuidando y mejorando la fluidez de la narración respecto a obras anteriores lo que no hace más que mejorar el detallismo que siempre le ha caracterizado.
En definitiva, “Nancy in Hell” es un divertido cómic de entretenimiento superior a la media de obras similares que pululan en el mercado mainstream. Un guión, que demuestra que el friquismo y la inteligencia pueden ir de la mano, y un dibujo soberbio para un cómic que cumple de sobras su objetivo de hacer pasar un buen rato disfrutando con las peripecias de su protagonista. Si acaso, ya me contáis.
Otras obras de Juan José Ryp comentadas en El lector impaciente:
Black Summer”.
No Hero

2 comentarios:

Bongop dijo...

Gosto!
Só existe em revista ou também há em formato livro?

Saludos

PAblo dijo...

Bongop,

En Estados Unidos se publicó en comics-books independientes mientras que en España, Dibbuks ha reunido los cuatros números de la miniserie en un libro.

Impacientes Saludos.