domingo, 27 de septiembre de 2009

Blain y Peellaert: La fille.

Para terminar –de momento- con la serie de entradas dedicadas a Christophe Blain esta semana, os dejo esta pequeña historia de cuatro páginas que Blain publicó en un número especial de "Pilote" conmemorativo del Mayo del 68. En esta historia, titulada “La chica”, Blain homenajea al desaparecido Guy Peellaert, mimetizando con asombrosa facilidad el estilo de éste y demostrando una vez más que en la actualidad hay pocos dibujantes en el panorama europeo con su capacidad. Debajo de las planchas, está la traducción de la historia. Que la disfruten.

La chica

Página 1

¿Cuándo nos veremos de nuevo?
Hmm
Escucha.
No nos volveremos a ver otra vez.
Pero, pero, pero…
¡Bien!
¿Esta moto es tuya?

¡Es preciosa!
Página 2
Estas también son preciosas.
Echa una carrera con nosotras.
Iremos a un lugar donde pasaremos un buen rato.
¡Wow!
Es condenadamente rápida.
¡Wow!
Sieee…
Ahí es.


Página 3

¿Dónde se fue la chica?
No la vi.
Hola, guapa.
Oye, dime ¿Qué es todo este jaleo?
¡Vaya paliza!
Ey chica, nosotras no te vimos allí.
¡Wah!
¡Qué bien conduce!

Página 4

Por la mañana…
Oh, pero has exagerado.
Oh, bien, sí.
Mmmmhh
Otra vez.
Escucha, no quiero causarte problemas.
Me afeitaré el bigote y tiraré mi sombrero.
Y haremos como si nada hubiera pasado.
¡Oh no! ¡El bigote, no!
Es más bonito que el de Robert Redford en “Butch Cassidy”.
Bien, me lo dejaría, pero…
¡Dejátelo!
Ponte el sombrero.
¡Matadla!
¡Un vaquero!
¡Nosotras también queremos un vaquero!
¡Queremos uno!
Rápido.

Visto aquí.

3 comentarios:

Nemo Nadir dijo...

Cómo me gustaban Pravda y Jodelle (y la portada que hizo para Diamond Dogs de Bowie, y el libro Rock Dreams). Sería un gustazo que alguien (¿Norma? ¿Glénat?) reeditase estos comics de Peellaert para homenajear al maestro recientemente fallecido.

http://littleslumberland.blogspot.com

Álvaro Pons dijo...

Un precioso homenaje a Pravda, con muchas viñetas reinterpretadas al estilo de Blain... Genial!

PAblo dijo...

El dibujo de Peellaert reinterpretado por Blain me provoca un subidón enorme con ese derroche de color por todos lados.

Yo votaría también por una reedíción digna de la obra de Peellaert teniendo en cuenta como se publicó por aquí aunque lo veo difícil.

Impacientes Saludos.