miércoles, 15 de enero de 2014

“El hombre que ríe”, de Fernando del Felipe.




Hay autores que a pesar de su calidad incuestionable han ido desapareciendo de las librerías sin saber muy bien el motivo para ser prácticamente desconocidos para las nuevas generaciones de lectores. Uno de estos nombres que merecen ser rescatados del olvido y reivindicados siempre, es el zaragozano Fernando de Felipe, quién tras la crisis de las revistas y la desaparición de Toutain aparcó prácticamente su faceta de autor de cómics para volcarse practicamente en la docencia y el mundo del cine, quedando como un autor a (re)descubrir por los jóvenes aficionados a partir del puñado de obras que publicó. Por todo ello, no está  de más reivindicar que alguna editorial apueste por la reedición de sus obras, especialmente de  “El Hombre que Ríe”, la adaptación al cómic de la novela homónima de Víctor Hugo en la que  de Felipe desplegó todo su potencial como autor completo.

Una noche de tormenta, a la puerta de Ursus, un viejo y solitario saltimbanqui que vive aislado con la única compañía de su perro Homo, llama Gwyn, un famélico niño que cubre su rostro terriblemente desfigurado en una sonrisa forzosa  que ha rescatado de brazos de su madre muerta a Dea, un pequeño bebé. Ursus decide salvar a los chicos y adoptarlos, llevando durante años los cuatro una vida sencilla y miserable con su espectáculo ambulante hasta que Gwyn, apodado El Hombre que Ríe, descubre su origen oculto. El descubrimiento que debería suponer la garantía de la felicidad de la familia acabará convirtiéndose en la causa de su perdición.
Fernando de Felipe realizó una adaptación libre pero esencialmente fiel de la obra original, plasmando toda la fuerza dramática del original en una narración fatalista, primaria y esencial que recuerda los libretos operísticos de Wagner o las obras de teatro de Shakespeare por su crudeza y ausencia de concesiones al lector. Una crudeza que se plasma especialmente en el apartado gráfico donde el autor realiza un espectacular acabado pictórico para describir con expresionista densidad todo el drama de la obra original mediante un dibujo sobrecogedor, intenso y expresivo que recuerda en ocasiones las obras a color del gran Alberto Breccia. Mención especial merece el tratamiento del color en el que priman los fuertes contrastes y que dotan a la obra de un acabado intenso y apasionado que se convierte en un elemento imprescindible para la ambientación de la historia y acaba calando en el sobrecogido lector.

“El Hombre que Ríe” de Fernando de Felipe trasciende la condición de mera adaptación y  a partir de la interpretación de la obra original Fernando de Felipe creó un cómic con una personalidad propia que no merece ser olvidado. Esperemos que algún editor se digne reeditarlo y que sirva para que el propio autor nos sorprenda en el futuro con nuevas delicatessen.

10 comentarios:

JESÚS DUCE dijo...

Me encanta De Felipe. Lo considero un gran autor que lamentablemente no continúo su andadura.

DOC R dijo...

Lo de este autor da hasta rabia,porque su faceta de guionista de cine no es nada del otro mundo,como critico de televisión de La Vanguardia no esta mal, en cambio como autor de cómics es de los mejores, ojala veamos acabada Black & Decker algún día

Ismael dijo...

Hay poemas en los que Víctor Hugo trabajó sobre ese mismo color. Yo creo que, junto al motivo de la mujer araña, es lo mejor de esta adaptación.
Hay una muy buena reseña en el Critikrator. Pero es un blog censurado en los ordenadores municipales de las biblios coruñesas; no puedo tirar un enlace. Por cierto, hay un historietista gallego que tomaba constantemente a este autor como referencia en sus inicios: Manel Cráneo. ¡Ahora también es editor!
Víctor Hugo tuvo cierta relación con Galicia, así que, con ayuda de un pistolón y un par de botellas de aguardiente, igual le puedes convencer para que lo reedite.
Yo me iría conformando con nuevas traducciones y una colección generosa. Las biografías y estudios.

PAblo dijo...

JD,

Pues sí. Lo has definido muy bien. Y es una pena.

DOC R,

Como crítico de cine no le sigo y como guionista pues es cierto que las películas en las que ha participado no son especialmente destacables.

Ojalá se cumpla tu deseo sobre Black&Decker. No sé, no sé...

Ismael,

No sabía lo de Pengallan (o se me ha olvidado). La busco , la leo y la enlazo:

http://elcritiquitas.blogspot.com.es/2006/12/relecturas-xxxv-el-hombre-que-re-f-de.html

(Claro que la había olvidado. Del 2006...Vaya memorión, Ismael).

Manel Craneo, si nos lees, ya sabes...;-D

Impacientes Saludos.

Antonio Alvarez dijo...

Gracias por la mención y el enlace. No sabía que había pasado tanto tiempo. Sí, lo de este gran autor es un misterio. Fuera dentro de los comics es un don nadie y dentro una bestia. A qué juega?

PAblo dijo...

Antonio (¿Lord Pegallan?),

De nada.

Entiendo que te refieres que su labor fuera de los cómics no ha tenido tanta trascendencia como la que tienen sus tebeos aunque lo de "don nadie" es un poco peyorativo...

De todos modos, creo que sus tebeos son, por desgracia, valorados cada vez por un grupo de aficionados más minoritario.

La verdad es que no lo sé... Imagino que como otros autores de su generación ha dejado de interesarle el Cómic como medio y se busca las habichuelas de otros modos. Pero, bueno, no es más que una conjetura...

Impacientes Saludos.

Jorge Suañez dijo...

A mi esta me parece su mejor obra, ademas Toutain se lo curro haciendo un tomo en tapa dura (cosa rara).

Que lástima lo de Black and decker inacabado, eso nunca se lo perdono...

Por cierto el hace unos meses vi un buen montón de ejemplares de este comic a precio de saldo... era una joya regalada.

Demetrio Babul Rojas dijo...

Que terrible que De Felipe no haya podido seguir desarrollandose en el cómic, al parecer a la generación de los noventas les tocó una época especialmente cruel y dura...

Maldoror dijo...

Grande "el hombre q rie" "black & decker", "museum"....

Como otros grandes del medio F de F se hartó de ser autor de cómics por el poco reconocimiento patrio.
Y tras flirtear con hollywood se percato que la docencia y la crítica en prensa son más lucrativas, con mayor reconocimiento social y desde luego no tan sacrificados...

una verdadera lástima, pero seguro que ahora vive mucho mejor...

PAblo dijo...

Jorge Suañez,

Sí, Toutain lo publicó en sus últimos extertores y realizó una edición impresionante (para esa época) a la que acompañaba un librito de bocetos.

Para mí también es la mejor obra de De Felipe y sí este cómic todavia se puede adquirir saldado.

Demetrio,

Sí, salvo unos pocos nombres que todos conocemos, hubo un grupo de autores que se desconectaron completamente del mundo del cómic o se vieron obligados a desconectarse, claro. Una lástima.

Maldoror,

Pues seguramente, pero nada le impediría compatibilizar sus otras facetas con los cómics. Pero, bueno, son elecciones personales y solo él conoce los motivos.

Impacientes Saludos.