lunes, 14 de enero de 2013

“El Héroe: Parte 2”, de David Rubín.




Podría hacer una reseña de una sola línea de la esperada segunda parte de “El Héroe”, recientemente publicado por Astiberri Ediciones, diciendo que confirma las buenas expectativas generadas con la primera entrega de la que ya comenté por aquí y solo cabría refrendar lo ya escrito en su momento y quedarme tan ancho  Pero como un blog no es para tweetear y lo que me apetece es explayarme con el trabajo de David Rubín sería injusto quedándome tan corto en la alabanza a uno de los tebeos más ricos en recursos y originales en contenido pero, sobre todo, exportables que han aparecido en España en los últimos tiempos.

Lo de menos es que en esta segunda parte, Rubín acabe de adaptar con una renovadora e imaginativa visión pop y anime el imperecedero mito de los Doce Trabajos de Hércules, el semidiós que venciendo las múltiples zancadillas de la diosa Hera y su acólito Aristeo, se convirtió en un modelo para los mortales mostrando que otras vías eran posibles antes que aceptar la fatalidad de los designios de los despóticos dioses griegos. Eso no sería más que certificar de la finalización de la aventura iniciada en el primer tomo con el que conforma un todo unitario con el que la división en dos partes se debe más a una cuestión práctica que de contenidos, retomando la historia en este segundo tomo allá donde quedó en la finalización de la primera parte.

David Rubín es un autor que desde sus ya prometedores inicios ha madurado a pasos agigantados y con “El Héroe” ha revalidado esplendorosamente todo lo bueno que se le intuía, confirmándose como un autor rico en influencias variopintas pero que a diferencia de otros no se limita a realizar un hueco ejercicio de estilo en su trabajo, imitando las modas e influencias formales en boga sin tener nada especialmente interesante que contar. No, Rubín ha sabido captar la esencia didáctica del mito de Hércules para reinterpretarla y ampliarla, incorporando en sus distintos capítulos desde un libro de autoayuda hasta un ensayo sobre la paternidad, de una historia conmovedora de amor y desamor a una parábola admonitoria sobre la importancia de las ejemplarizantes insumisiones individuales frente a las injusticias de los poderosos perfectamente aplicable a los inciertos tiempos que afrontamos. Y toda esa carga de profundidad se enmascara bajo la apariencia solo formalmente sencilla de un cómic cinético y volátil, repleto de grandiosas onomatopeyas, rebosante de chillones colores y homenajes a la cultura de masas que el autor ha devorado con deleite, de esos que se lee  de un tirón en lo que no deja de ser una reafirmación del medio bastardo que ha elegido para expresarse para acometer transversal y coherentemente las más complejas temáticas.

Como decía más arriba, Rubín rebosa de influencias y homenajes a grandes maestros del cómic desde los omnipresentes clásicos Kirby, Peelaert o Tezuka a los no menos boyantes popes ochenteros como Frank Miller, Javier Olivares Mike Allred o Mazzuchelli, sin olvidar a interesantes contemporáneos como Bryan Lee O’Malley, Joann Sfar o David B. Rubín engulle todas esas influencias –y algunas más que seguro se me escapan- y las deglute en un estilo fresco, evocador pero no tributario, con el que en lugar de conformarse a ser un clon más o menos talentoso coreado por el patio se ha aplicado el cuento que predica y se ha erigido en un autor insatisfecho, exigente y autocrítico, el propio héroe de su historia enriqueciendo con su constante descontento  su obra para transformar la ya prometedora materia prima de sus primeras obras en un estilo sólido, ecléctico y rico  por la variedad de sus recursos narrativos y gráficos al infinito en “El Héroe”.

Rubín, como si fuese un alquimista medieval o un prestidigitador del siglo pasado, ha conseguido lo que muchos persiguen y pocos logran. La piedra filosofal de la cuadratura del círculo del noveno arte: un tebeo que es una novela gráfica y un manga de superhéroes que reconcilia al gafapasta posmoderno ávido de nuevas tendencias con la ortodoxia del superfriqui de los superhéroes adicto a los videojuegos de consola.

No sería de justicia que un tebeo tan rico como “El Héroe” se perdiera en el océano de oferta insustancial que nos abruma y no encontrase eco más allá de nuestras fronteras. Por su calidad y originalidad, es una obra que debería promocionarse adecuadamente fuera de España y ser estandarte de cómo se hace cómic por aquí más allá de nuestra fronteras colocando a Rubín, ya un autor maduro en lo creativo a pesar de su juventud, a la cabeza de una generación de jóvenes autores que han dejado de ser promesas para convertirse en realidades que deben salir a conquistar los salones internacionales de cómics. Y es que es el sino de los héroes abrir nuevos caminos.

15 comentarios:

Anónimo dijo...

"...una obra que debería promocionarse adecuadamente ..."

Pero si solo le han dado más publicidad a la peli "lo imposible"
esto ya es acoso viral publicitario: reseñas, entrevistas,camisetas, pegatinas.. puffff... socorro!!!solo falta que rifen los calzoncillos de Rubín.

Fdo.: Medejenrespirar,porfavor.

jorge dijo...

Opino como el anómimo... Mas bombo no se le ha podido dar...

Yo también le he cogido manía sólo de leer tanta alabanza...

Cuando eché un vistazo a su primera parte, no me gustó nada a nivel gráfico y menos sus colores, pero bueno eso va en gustos y como es verdad que no lo he leido no voy a opinar...

Hace poco Miguelanxo Prado sacó Ardalén, una joya, y no he leído tanta "publicidad"...

En fin...

(No es nada contra el blog eh Pablo), un saludo como siempre por tu estupendo trabajo de "cronista"...

PAblo dijo...

Medejenresperariporfavor,

Me refiero a que debería promocionarse adecuadamente...más allá de nuestras fronteras.

Por lo demás, con pasar del tema si no te interesa todo arreglado.

Jorge,

...Pues para gustos colores, claro. Cada uno es libre de opinar lo que quiera y sí la primera parte no te gustó pues difícilmente lo va a hacer esta segunda que es la continuación.

Impacientes Saludos.

Anónimo dijo...

y todavía la que nos espera, anonimo y Jorge, porque acabo de ver que hasta el día 15 de febrero no terminan las votaciones de ficómic así que hasta entonces esto va a ser abrasamiento total de este plasta.

Anónimo dijo...

bueno, es cierto que El Heroe se ha transformado en el hype de la blogsfera comiquera española... y es bueno pero tampoco taaaanto, habiendo David Sanchez, Luis Duran, Micharmut, Max... depronto parece un poco exagerado el entusiasmo por Rubin.

PD: a mi me llama la atencion que esta sea "LA" novela gráfica adulta, divertida e innovadora y que las obras de Wood o Trillo o Sanchez Abulí sean vistas como mas infantiles en comparacion... es tirando a ridículo.. El Heroe, que me gusta, es una obra un tanto infantil, adolescente tal vez...

Saludos

Jeremias Ariel

Anónimo dijo...

Joder, parece que no hay términos medios: o lo ponéis por las nubes o directamente lo machacais.

Yo compré el primero y me resultó una sucesión de mamporros, ahora con este, ahora con aquel... y ya llevas doscientas páginas y te ha contado más bien poco, pero bueno... Aún no he comprado la segunda parte, me da cierta pereza. Pero pienso comprarla, para leer la obra entera. Todo el mundo dice que es mejor, y que da sentido a la primera. Confío en que sea así. Hombre, yo he notado que el autor se ha pegado un currazo impresionante, no es para darle así.

Y, por favor, no confundir infantil con lúdico. Para mí EL HÉROE es tan adulto como LA GUERRA DE ALÁN, TEZUKA o AGUJERO NEGRO.

PAblo dijo...

Anónimo 1,

¿Un pelín exagerado, no?

Jeremias Ariel,

Bienvenido.

Ha habido otros hype me parece a mí con menos calidad que este pero esa es mi opinión para que ahora se carguen las tintas contra Rubín, sobre todo sin haber leído la obra me da la impresión.

Y sí, los autores que nombras -bueno, menos David Sánchez que también es bastante joven - son muy buenos y tienen una trayectoria estupenda, también la tienen los Giménez, Bérnet, Prado, pero eso no tiene nada que ver... Lo que es una buena noticia es que eclosionen nuevos talentos de calidad y sí hay unanimidad en la crítica será por algo, ¿no?.

Si has seguido un poco el blog, sabrás que no seré precisamente yo el que catalogue de infantil la obra de esos autores que mencionas precisamente ni el mayor defensor de la novela gráfica (concepto artificial en el que no creo, aunque sí lo haga en el movimiento generacional de novelistas gráficos que se identifican con él).

Este para mí es un buen tebeo, novela gráfica, o cómo queráis llamarla y no tiene nada de infantil y es de largo la mejor obra de Rubín hasta la fecha y uno de los mejores tebeos del año pasado (no me preguntes cuál es el mejor, porque te digo unos cuántos. Eso depende de gustos). Y tiene lo mismo de infantil que la obra de Wood, Trillo o Sánchez Abulí que no te confunda el estilo pop del dibujo de Rubín.

Anónimo 2,

Estoy de acuerdo con todo lo que expones. Me parece muy sensato. Y, efectivamente, es tan adulto como esas obras que mencionas. De hecho, la obra de Tezuka es una influencia directa.

Impacientes Saludos.

Jero Piñeiro dijo...

Hasta hace nada yo no era un gran fan de Rubín. Lo que hizo antes de "El héroe" no me parece para tanto, y la primera entrega de esta historia me gustó, pero no me enamoró. Narrativamente estaba genial, pero le faltaba punch dramático. Ahora bien, leídas ambas partes como un todo, la obra me parece monumental, y creo que todos los elogios que ha recibido son más que merecidos. La publicación en dos volúmenes ha perjudicado a la primera parte, porque allí se presentaban situaciones y personajes que no alcanzarían pleno desarrollo hasta el segundo tomo. Me sorprende que algunos le hayan podido coger manía a este título sólo porque haya causado revuelo en la bloguesfera (tampoco es que la noticia haya rivalizado en los medios generalistas con el Balón de Oro de Messi, vamos). Lo lógico cuando una obra despunta es que se hable bien de ella, ¿no? De "El arte de volar", "Arrugas" o "Bardín el superrealista" también se habló muchísimo y muy bien en su momento y no creo que a nadie le extrañase. A mí me parece genial que se ensalce este trabajo de Rubín, al que ahora sí pienso seguir más de cerca, y espero que esta obra esté al menos entre las candidatas al próximo Premio Nacional de Comic. También he leído "Ardalén" y comparto la opinión de jorge de que es una joya, pero si tengo que elegir entre "El héroe" y "Ardalén" (o "Vapor" de Max, o "No cambies nunca" de David Sánchez), me quedo con "El héroe". Y eso que como autor me interesa más Prado que Rubín...

Anónimo dijo...

David Rubín antes de platearse un Nacional debería trabajarselo unos cuantos años más hasta hacerse con un estilo propio y dejar de plagiar y de ser un clon de Paul Pope.Toda la publicidad, todos los comentarios de colegas y amiguetes y todas las reseñas de encargo no pueden ni siquiera maquillar lo obvio, que David rubín esta muy VERDE.

PAblo dijo...

Jero,

Yo no he leído todavía "Ardalen" por lo que no puedo opinar al respecto pero, como tú, me parece que en "El Héroe" da un salto importante respecto a sus anteriores obras que ya tenían un germen que las hacía interesantes y por las que yo sí las seguía. Como indico en la reseña, la edición en dos volúmenes perjudica a una obra única y concuerdo con tus apreciaciones.

Por otro lado, no entiendo porque hay que quejarse tanto en torno a Rubín y su obra sin aportar argumentos críticos. Yo los argumentos por los que me gusta esta obra y la considero meritoria los he expuesto sobradamente en la entrada con ánimo de que cada cuál tenga un elemento de juicio más para hacer su composición de labor.

Y sí, como tú, voy a esperar con más expectación la próxima obra de Rubín pero ello conllevará también un mayor nivel de exigencia, por supuesto.

Anónimo,

Hombre, un poco exageardo decir que Rubín clona a Pope. Supongo que en la misma medida que Pope clona a Kirby o Miller. Que sean dos autores que parten de mismos referentes no significa que tengan muchas más cosas en común.

(A propósito, no creo que haga falta aclararlo pero a mí nadie me ha encargado nada ni conozco de nada a Rubín).

Impacientes Saludos.

Peke dijo...

Perdona, Pablo, por hacer un comentario quizás fuera de lugar, pero es lo que me sugiere todo este cúmulo de mala baba: si la envidia fuera tiña, ¡cuántos tiñosos habría!

Anónimo dijo...

PAblo, creo que lo dije, pero me gusta Rubin y el Heroe.

La critica no es para Rubín, sino para el hype. Es decir, para la blgsfera comiquera, y no en particular para vos PAblo.

Hablaba de algo "extrahistoriestistico".

Aunque, si, me sigue pareciendo algo adolescente... que se le va hacer...

saludos

jeremias ariel

Anónimo dijo...

Recuerdo una discucion en el blog de Gerardo Vilches, The Watcher and The Tower, participaba él, otro lector y yo.

Era sobre Sandman, que yo decía que era adulta, que ellos decían que era adolescente.

No quiero apuntar a nadie, pero hay cierta corriente de pensamiento comiquero así ¿como puede ser Sandman adolescente y El Heroe adulto? por dios!

no sé, debe ser la tapa dura...

Sebas Cepe dijo...

"Hasta hace nada yo no era un gran fan de Rubín. Lo que hizo antes de "El héroe" no me parece para tanto"

Hombre Jero Piñeido, para gustos colores y si a ti no te parecía "para tanto" que se le va a hacer, a mi me pasa justo al contrario. Desde la primera vez que vi su dibujo hace años, antes de saber quién coño era ese tío, me fascino y desde entonces cada vez que sale un cómic suyo para mi es una gran noticia.

"David Rubín antes de platearse un Nacional debería trabajarselo unos cuantos años más hasta hacerse con un estilo propio y dejar de plagiar y de ser un clon de Paul Pope.Toda la publicidad, todos los comentarios de colegas y amiguetes y todas las reseñas de encargo no pueden ni siquiera maquillar lo obvio, que David rubín esta muy VERDE."

XD este tiene que ser un troll por cojones, pocas veces me he reído tanto con un comentario. Ya que vais a criticar al menos hacedlo firmando y no como "anonimo", que hay que ser muy triste.
¿Reseñas de encargo? Si, Rubín me pasó un billete marron por recomendar en mi podcast su cómic y luego para que en gencomics escribiéramos dos reseñas y una guía dedicada al autor. Ahora si que me pareces triste, anda ve y madura un rato.

PAblo dijo...

Peke,

El refranero popular tiene una salida airosa para cualquier situación.

Jeremias Ariel,

Tranquilo. Yo creo que es lícito que un autor use todos los medios a su alcance para promocionarse. Eso sí, tiene que existir luego una crítica que le respalde o le ponga en su sitio y un público maduro para aceptar estas cosas como son.

Anónimo,

¿Es Watchmen infantil, adolescente o adulta? Los que cumplen años son los autores y los lectores, no los cómics.

Sebas Cepe,

Bienvenido. Bueno, en Rubín ha habido una evolución desde sus inicios hasta ahora siempre ascendente, en mi opinión. Y no siempre ha sido ascendente.

Vaya, parece que Rubín te ha pagado más que a mí con todas esos artículos que le has dedicado. Ahora me pongo en contacto con él y le exijo un sobre en plan Bárcenas. ;-D

Impacientes Saludos.