martes, 4 de diciembre de 2012

“Hágase el caos: Umbra”, de Felipe Hernández Cava y Bartolomé Seguí.




Tras hacerse demasiado de rogar, por fin nos llega la conclusión de “Hágase el caos”, el cómic de espías que los premiados  Felipe Hernández Cava (guionista) y Bartolomé Seguí (dibujante) acaban de publicar a través de Norma Editorial (en España) y Dargaud (en Francia), tras la excelente “Las Serpientes Ciegas” y, de cuya primera parte, “Lux” ya escribí algo por aquí.
Retomando la historia allí donde se interrumpiera en “Lux”, Alex y Vanesa se trasladan a Mallorca haciéndose pasar por un matrimonio para investigar la identidad de la persona que le mandaba las misteriosas postales a la fallecida madre de Alex. Sin embargo, en Mallorca cada nuevo descubrimiento les conducirá a un nuevo misterio en torno a la muerte de la madre de Alex y las distintas facciones enfrentadas en torno a la creación del nuevo estado de Yugoslavia.
Tras leer “Umbra” –recomiendo releer de nuevo la primera parte del díptico “Lux” antes de afrontar su lectura- uno no puede dejar de rendirse ante la elaborada trama de espionaje que el estupendamente avenido dúo de creadores ha pergeñado y que nada tiene que envidiar a los clásicos de Simenon o Greene que toman como referentes. Como si de una matrioska rusa se tratase, la trama enlaza a la perfección el oscuro pasado del protagonista Alex con la descripción del complejo juego de fuerzas e intereses contrapuestos que desembocaron en la creación de Yugoslavia, un estado artificial en un territorio conflictivo que siempre ha sido objeto de luchas externas e internas.
El trabajo de documentación se me antoja enorme no solo para entender y sintetizar todo el contexto histórico al que se refiere la obra sino además para hilvanarlo hábilmente en la trama sin caer en el excesivo didactismo sino poniéndolo al servicio de la historia hasta concluir dando sentido a la larga elipsis con la que se inicia “Lux”. Como ya ocurriera en “Las Serpientes Ciegas”, la historia se centra en mostrar a unos personajes derrotados y atormentados víctimas de un juego de poder en el que no han elegido participar y que acaba separándolos sin que en ningún caso los avances que el protagonista Alex realiza aclaren las cosas sino que aportan nuevas sombras respecto a los ambiguos bandos que se enfrentan y su dudosa moralidad. Sin embargo, en esta ocasión, a modo de epílogo, los autores añaden una tregua a los personajes ofreciéndoles una salida airosa al cabo de los años en un final abierto evocador del “Bel Morir” de Álvaro Mutis.
 
A pesar de las influencias literarias que sobrevuelan la obra, estamos ante un cómic perfectamente engarzado y en el que se ha documentado al máximo la descripción de los lugares –impresionante su retrato de la lluviosa Mallorca invernal de posguerra refugio de espías y exiliados - y los personajes retratados con maestría por un Bartolomé Seguí a los que ha caracterizado con un ligero toque de familiaridad cercano a modelos cinematográficos imperecederos como Spencer Tracy, Lauren Bacall o Edward G. Robinson. Seguí cuida hasta el último detalle la presentación de cada detalle y es único en  la creación de atmósferas hitchcockianas absorbentes, contenidas e íntimas que atrapan al lector y le impiden abandonar la lectura hasta la última página.
En fin, “Umbra” es un colofón redondo, triste y hermoso a este estupendo díptico que es “Hágase el caos”, un gran cómic que me da la sensación que por el clasicismo de su propuesta está pasando excesivamente desapercibido. No importa, lo clásico está llamado a perdurar y resistir las modas. Un tebeo excelente.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Ojo, la segunda parte acaba de publicarse en España, pero en Francia apareció el pasado febrero, es decir, ha sido Norma la que inexplicablemente a retrasado la publicación nada menos que 10 MESES.

PAblo dijo...

Anónimo,

Efectivamente, todo un fenómeno paranormal salvo que hubiera alguna cláusula contractual o algo así, ¿no?

Impacientes Saludos.

tristan dijo...

PAblo,

Las serpientes ciegas me gustó bastante y estaba esperando a que saliera el segundo álbum para leer este Hágase el caos. Me alegro que te haya gustado. Pinta muy bien.

Pacientes saludos.

PAblo dijo...

Tristán,

Has hecho bien en esperar porque es mejor leerlos seguidos que tener que esperar. Si te gustó "Las Serpientes Ciegas" creo que te gustará incluso más. Ya nos contarás.

Impacientes Saludos.

jorge dijo...

A mi me ha gustado bastante, mas el primer tomo que el segundo pero en conjunto una obra muy lograda.

Tu análisis me parece muy completo, como siempre....

Para mi gusto tal vez el final sea un poco... mmmm....diría irreal, pero el conjunto es una excelente historia de espionaje.

Un saludo

Jorge
La imaginación dibujada

PAblo dijo...

Jorge,

Sí, el final es complemtamente irreal por eso comento que la última parte, el epílogo, es una especie de añadido, una tregua a los personajes con los que se han encariñado. Si te das cuentas cuando acaba la elipsis y Alex termina de explicar su historia podría perfectamente haber acabado la obra. (Se lo tendremos que prenguntar a Cavá&Seguí si se pasan por aquí... ;-D).

De todos modos, yo creo que la publicación en álbumes es un tanto forzada. Es una historia para leer seguida y, en el futuro, lo lógico es que se publique en un tomo unitario.

Impacientes Saludos.