miércoles, 18 de agosto de 2010

Sobre leer cómics en público, una opinión…

Leo en un breve de La Cárcel de Papel que se prepara una nueva movida reivindicativa del tebeo consistente en que saquemos los tebeos/cómics a las calles el próximo día 28 de Agosto y nos dediquemos a leer en lugares públicos. Ampliando la noticia me han ganado por dos motivos: por la imagen de la Anita Pallenberg acunando ese ejemplar manoseado de “La isla negra” con insolente desparpajo que me ha conmovido en lo profundo y porque la fecha en cuestión es el aniversario del nacimiento de Kirby y eso de por sí hace el día destacable para cualquier aficionado.

Dicho esto, a mí como lector pertinaz de lo que se tercie en sitios públicos (transportes públicos, cafés públicos…) me llama la atención que haya que dedicar un día a esto ya que a uno casi le resulta tan natural como respirar lo de leer y no debería ser extraordinario, salvo, claro, porque se trata de tebeos y los tebeos como todos sabemos a estas alturas son lectura minoritaria y privada (aunque cada vez menos) porque siempre hay alguien que intuimos nos mira mal. No es así. Como buen lector habitual de sitios públicos, yo soy de los chismosos que siempre levanta un ojo para ver lo que lee el vecino y no me resulta raro ver cada vez más gente leyendo con naturalidad tebeos sin sentirse observados ni incómodos con lo que no creo que la cosa sea finalmente tan extraordinaria aunque sí todavía resulta minoritaria en países de Europa y seguramente Estados Unidos (en Japón, por ejemplo, casi todo el mundo va leyendo manga en el Metro, según cuentan, quizás porque tienen formatos populares y baratos que resultan cómodos de leer en sitios públicos) sea debida a otros motivos.

Seguramente, la razón por la que hoy en día la lectura de cómics es más privada que pública sea precisamente por la incomodidad de sacar los tebeos a la calle ya que se han convertido en un producto lujoso y caro que no estamos dispuestos a que sufran deterioro o se nos extravíen. ¿Quién va a ir con un tomazo absolute de “Silver Surfer” a trabajar en el metro, la edición redefinitiva tipo Biblia de “Predicador” o el integral de “Los pasajeros del Viento”? Pues casi nadie, porque corres el peligro de abrirte la muñeca o que te tomen por un mormón si eres de los desgraciados que tienes que trabajar encorbatado.

No, si se quiere promover que se lean cómics en público hay que apostar por formatos populares, baratos y desechables, que garanticen un buen rato de lectura durante un trayecto corto y cuyo transporte de un lado para otro no resulte engorroso, formatos como la grapa y los formatos tipo libro en los que se viene publicando el manga volverían a encontrar su hueco en el mercado. Quizás precisamente por ese motivo, porque hay una primacía de formatos populares, baratos y desechables sea Japón el paìs donde todo el mundo lee tebeos en sitios públicos y les debe resultar raro (caso que haya nipones al tanto de esta noticia) que los occidentales inventemos esta celebración.

Está bien reivindicar el cómic en general con cualquier evento pero habiendo ya Días de Cómics, Días del Orgullo Friqui, multitud de Salones y demás, creo que este día habría que dedicarlo mejor a reivindicar el Cómic Popular y el Cómic Barato de fácil acceso al lector ocasional más allá de los círculos de aficionados que nos las trae al pairo leer cómics en público o en privado…

Decidido, el día 28 me paso por una gran superficie de cuatro letras donde todos los días hay montones de gente leyendo cómics públicamente del modo más barato posible y sin complejos.

(Y, de paso,voy a ver si les convenzo para que reivindiquemos también a Anita que la pobre es una musa injustamente olvidada).

15 comentarios:

alcorze dijo...

Cuando, todos los días, me bajo con mis hijos a la plaza a jugar me suelo llevar algún tebeo o algún libro para ir dándole un vistazo... aumque la mayor parte de los días no puedo ni abrirlos XD

GO dijo...

Me parece buena iniciativa, a la que me sumo.

Y El Día del Orgullo Friki no es nada, es sólo una sandez.

Julián Glez. Aréchaga dijo...

Toda la razón. Soy poco de "días de..." y de "orgullos" (su función es más de propaganda, el problema estará en si es buena o mala) aunque tampoco soy de vergüenzas o de pedir perdón por lo que soy o me gusta.
Y también soy un poco "tirillas", en el metro leo Pluto no Catálogo de novedades ACME

Un saludo impaciente.

Raúl Martin dijo...

En la vida se me ha mirado mal por leer cómics, aunque conozco a gente que si. De hecho, hasta llegué a liguarme alguna chica gracias al aire de intelectual que ser lector te proporciona. No creo que sea normal que a álguien se le margine por leer cómics, al menos no en mi entorno de clase media y de ciudad mediana.

Juan Rodríguez Millán dijo...

A mí tampoco me van nada los "días de". Me parece un limpiaconciencias nada más en la mayoría de los casos, pero que en realidad no hace mucho por la causa que dice defender. Estoy contigo. Formatos populares que se puedan llevar en los trayectos para leer. Yo siempre que compro, vuelvo leyendo cómics en el autobús. Y alguna mirada rara cae, la verdad.

padawan dijo...

Casi siempre voy leyendo en el metro, y me pasa como a ti, no suelo leer tebeos por que el formato no invita. No es plan de ir cargando con un integral y un tebeo de pocas páginas me lo leo en menos de la mitad del trayecto :D De vez en cuando sí que me llevo un tomo de manga, que sí suelen aguantar todo el viaje, más si son un poquito "densos".

Bruce dijo...

Me pasa lo mismo que a tí, lo único que me gusta de la iniciativa es la fotaza de Anita y que coincide con el cumple de Kirby.

Akbarr dijo...

Pues yo creo que poner un tebeo al lado de una teta no es la mejor forma de hacer que la gente mire el tebeo ;-)

lord_pengallan dijo...

Totalmente de acuerdo,si no se leen comics es porque han dejado de ser un producto popular. Lo que habría que revindicar es que vuelva el cómic popular.

David dijo...

Esa foto de Anita es genial. Por lo demás... Yo ya he perdido el hábito de leer en público... Quiero decir que ahora ando por la calle... no leo un tebeo mientras ando. Pero vamos, que nunca he tenido problemas para leer lo que me apetecía ni en público ni en privado excepto cuando me prohibieron leer tebeos en casa.
Un saludo.

PAblo dijo...

Alcorze,

Con los niños en el parque, ya se sabe...

GO bienvenido/a,

Cualquier excusa para pasar el rato tiene su gracia. Eso sí, el Carnaval hace tiempo que se inventó.

Julián,

Más que la cuestión sea el Día de lo que sea, son los contenidos que se le den y -muy importante- la repercursión y el tratamiento que tenga en los medios.

Yo por comodidad los cómics que leo en el Metro y demás suelen ser exclusivamente formatos manga. Prueba con "Dr. Slump". ;-D

Raúl,

Afortunado tú (por el ligue, digo). ;-D

Creo que el tema de las "malas miradas" y la marginación (muchas veces automarginación) es algo que hemos podido sufrir más los que hemos pasado la treintena para delante.

Raro es el caso de cualquier aficionado al cómic de más de treinta al que no le hayan dicho alguna vez la típica chorrada de que los tebeos eran para niños.

Afortunadamente, eso creo que sí va cambiando.

Lo del "aire intelectual" del lector de cómics me ha hecho mucha gracia. ;-D

Juan,

Es que es lo que funciona. Sólo hay que ver el ejemplo de Japón...Obras de calidad y autores hay a patadas lo que hacen falta son más formatos accesibles y baratos aunque no sean los idóneos.

Padawan,

Con lo que con tu experiencia confirmas mi teoría.

Bruce,

La foto es hipnótica. A Kirby le felicitaremos el 28.

Akbarr,

¿De verdad? Yo creo más bien que casi cualquier cosa que se sitúe a la altura de una teta será profusamente visualizada...Y, si no, mira casi cualquier anuncio.

Lord_pengallan,

Cuando los editores se dén cuenta de eso y se atrevan a asumir riesgos por esa vía los cómics saldrán de su supuesta marginalidad.

De hecho, muchas de las épocas de mayores lectores de los cómics coincidian con momentos de crisis económica (crack, posguerra, etc)...

Impacientes Saludos.

PAblo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
cepe dijo...

Pues la verdad es que tengo que reconocer que cada vez que voy a la biblioteca a sacar comics los oculto con cierto disimulo, y es que ver a un tipo que ronda los 30 con tebeos no es muy usual.
Si embargo si vemos a alguien por la calle con una nintendo ds nos parece de lo más habitual.
Tambien es cierto que no vas a ir con el "megatomaco" especial de Watchmen por la calle...

Julián Glez. Aréchaga dijo...

Gracias por la sugerencia PAblo, doy fe de que es adecuada.

El tema del formato y precio me recuerda a un post de La Carcel de Papel que trataba de la imposibilidad de encontrar ciertas obras clásicas, fundamentales. El cómic para alcanzar el lugar que se emrece debe de ser accesible. Lo ideal sería la convivencia de formatos más lujosos y otros más populares, pero es un utopía

PAblo dijo...

David,

No te creas que alguno hay que sí que lo hace lo de andar leyendo. Con los peligros que eso acarrea, claro...;-D

Cepe bienvenido,

Muy buen ejemplo de cómo la publicidad ha logrado que socialmente se apruebe y popularicen los videojuegos mientras que en el cómics se ha avanzado mucho menos (¿quizás por no haber tanta publicidad?).

Julián,

De nada. Efectivamente, lo ideal sería la coexistencia de distintas ediciones pero como bien dices cada vez es más complicado y probablemente se tienda más bien a lo contrario, restringirse incluso las ediciones en papel en favor de los soportes digitales.
L
as ediciones en papel serán lujosas y los formatos populares se destinen a esos nuevos soportes.

Impacientes Saludos.