jueves, 22 de abril de 2010

El que faltaba…

A través del excelente blog de David Safari Nocturno llego a la penúltima salida de tono que un “intelectual” de las Españas ha tenido a bien dedicarle al mundillo del cómic. Al dúo dinámico que venían formando Vicente Molina-Foix y Fernando Trueba se ha unido Enrique Vila-Matas, escritor de prestigio en determinados ambientes y azote de dibujantes al parecer, que se ha aupado en la Tercera Persona de la Santísima Trinidad del Desacierto: ¿Qué de qué hablo? En la “Babelia” del 17 de Abril, Enrique Vila-Matas escribió esto:

Consejos a un principiante para enfrentarse a la página en blanco: tratar de driblar a la plúmbea tradición acumulada y buscar percepciones, ideas nuevas. Ahora bien, para driblar es necesario haber leído previamente mucho. Puede parecer paradójico, pero sólo habiendo leído mucho se puede intentar la aventura de ir en busca de la frescura, del gesto que devuelva al arte la potencia que tuvo en sus orígenes. Por eso me sorprenden los escritores jóvenes que dicen escribir sin previamente haber leído demasiado. A los que dicen pasar de Dickens y Proust quiero advertirles que, como la escritura es una carrera de fondo, a la larga pueden quedarse sin una bombilla en su cerebro literario y convertirse en dibujante de cómics, pero no en escritores".

No voy a entrar a refutar a Vila-Matas ni en el “tú más”. Sergio Bleda le dedica una respuesta en su blog muy atinada, pero sí quiero resaltar que empieza a parecerme sospechoso que “intelectuales” en horas bajas parezcan buscar promoción en este tipo de declaraciones. ¿Tan pernicioso se está convirtiendo el Cómic para algunos que tienen que realizar ese tipo de ataques? Me recuerdan a los típicos abusones del colegio que pegaban a los más chiquitos a los que sabían que podían y se escondían con los que les sacaban un palmo.

Unas declaraciones que están más cercanas al amarillismo calculado de ciertos programas televisivos de sobremesa que a la opinión mesurada del que se supone piensa antes de hablar (o escribir). Pernicioso y peligroso que esas conductas contaminen incluso por aquellos que se supone deben ser ejemplo para el resto.

No sé, que tengan cuidado estos señores, los chiquitos suelen acabar haciéndose mayores y los dinosaurios se acabaron extinguiendo, olvidados durante siglos, por incapacidad para adaptarse al mundo que les rodeaba. Sergio, Vicente, Fernando…Evolucionad.

Un consejo a los jóvenes proyectos de escritores de un lector: tiene razón Vila-Matas, hay que leer a los clásicos lietrarios…pero también a los modernos... y los cómics clásicos y modernos. Un escritor debería ser siempre lector antes que escritor para aprender su oficio y para aprender a reflexionar antes de escribir.

Leamos todos y, por supuesto, leamos también a Vila-Matas.
¿Quién será el próximo intelctual español en usar el Cómic y su entorno como punching ball? Apostad, apostad...

9 comentarios:

Etrigan dijo...

Estos señores son unos carcas y no se han enterado de que existen otras manifestaciones culturales que a veces profundizan mucho más que cualquier novelucha escrita por un juntaletras.

Emilio Aurelio dijo...

Vila Matas tiene toda la razón.Hay que leer a los grandes clásicos si se quiere escribir bien,y no perder el tiempo con escritores mediocres como el mismo. Cuando se pontifica de esa forma muchos se olvidan de que no cumplen los requisitos ni ellos mismos.

Por cierto, lo de una bombilla en el cerebro es una metáfora gráfica usada habitualmente en ese medio tan denostado que son los cómics. Un desliz lo comete cualquiera, aunque no alguien tan leido como el.¿?

David dijo...

En el post de Sergio había un comentario muy jugoso que relacionaba el desatino de Vila-Matas con Fernández Mallo y Pere Joan.
Por lo demás, el cómic siempre ha tenido ese aura de arte "huérfano" "pequeño" e "incomprendido" que años atrás hacía que lo defendieras con ahínco cuando la gente lo minusvaloraba (y lo que he tenido yo que oír cada vez que estaba con un tebeo)... pero hace años que me parece que dejó de ser chiquito. Los que se hacen realmente pequeñitos son ese tipo de comentarios a los que haces alusión... y que bueno, cada vez llaman menos la atención, ¿no?

Un saludo y gracias por tus palabras.

J.A.Rubio dijo...

El razonamiento es correcto y coherente, lo que no lo es, es usar el mundo del cómic como un fondo de armario al que va a parar el que es incapaz de hacer otra cosa.
Ese es el tipo de menosprecio que usa el acomplejado, buscando a otro al que menospreciar para el sentirse mejor.
Es lastimoso que un consejo tan bueno como es el de leer (clásicos o modernos o lo que sea), acabe con una argumentación tan zafia.

Mo Sweat dijo...

Mira por donde que no tengo ni la más remota idea de quién puede ser el siguiente intelectualoide en hacerlo..... pero antes de que aparezca yo ya me adelanto, ¡¡que le den!!...

PAblo dijo...

Etrigan,

:-D

Emilio Aurelio,

Muy buen apunte lo de la bombillita.

David,

Es verdad. Ese comentario es bastante esclarecedor sobre las motivaciones de Vila-Matas.

Aunque el cómic está dando el estirón todavía hay abusones que le pueden hacer daño que hay mucha cerrazón camuflada.

J.A. Rubio,

Tienes razón, es muy llamativo como un consejo tan mesurado como el de Vila-Matas acaba finalmente con una salida de tono tan evidente. Está claro que no midió sus palabras y si el comentario que menciona David da en la diana no se atrevió a personalizar su escrito en Fernández Mallo y Joan.

Mo,

Acabas de cuadrar el círculo. Yo no sé quién será pero que alguno habrá, seguro.

Impacientes Saludos.

Juan Rodríguez Millán dijo...

Se retratan ellos solitos. Queriendo parecer cultos, se acaban mostrando como ignorantes. No sé por qué hay que despreciar géneros o formas de arte por defender otras. No lo entiendo, pero allá cada cual.

Invierno dijo...

De las desafortunadas declaraciones de Vila-Matas no hay nada que decir, tú lo haces muy bien, Sergio Bleda, incluso mejor.
Yo no diría que Vila-Matas esté en horas bajas, ni que sea un juntaletras,es más, para mí es de los pocos autores que realmente han aportado algo en la literatura escrita en España en los últimos años -y eso que yo no entro mucho en lo que propone, aunque parezca raro por lo que acabo de decir- pero con este libro han cambiado un montón de elementos. Desde el cambio de editorial, a la enorme publicidad que ha habido a su alrededor y que antes no estaba ni por asomo: televisión, revistas,periódicos... Vamos que no había hecho tanta promoción en su vida, parece un presentador que se pone a escribir
Igual ve que se está haciendo mayor y que sólo era un escritor de minorías, quién sabe,
Yo sí creo que hay que contestar a todos esos ataques, como hacéis vosotros, con mesura y contraargumentando y no encuentro la razón a que autores que se consideran comprometidos y de izquierdas tengan estas reacciones propias de conservadores gazmoños decimonónicos escandalizados ante la literatura del momento que, hoy son clásicos indudables que ellos mismos defienden a capa y espada.

PAblo dijo...

Juan,

Yo tampoco lo entiendo pero es un mal endémico a algunos literatos que se viene repitiendo desde siempre.

Invierno,

Muy cierto lo que comentas sobre Vila-Matas. Yo siempre lo he tenido por un autor un tanto minoritario y me ha sorprendido ver este Día del Libro su última obra bastante promocionada en un céntrico centro comercial.

Y sí, yo creo que para no dar sensación de acomplejado desde el mundo del cómic deben contestarse estos despropósitos que aparecen de vez en cuando aunque puedan parecer un despilfarro de energía por lo que aplaudo la iniciativa de Sergio Bleda.

Impacientes Saludos.