jueves, 14 de enero de 2010

“Pluto 4”, de Naoki Urasawa.

Acabo de terminar el cuarto volumen de “Pluto y una vez más me quito el sombrero –literal- ante Urasasawa, un autor que en esta serie parece si cabe haber dado una vuelta de tuerca más a su habilidad para el retrato de personajes y la dosificación de la tensión.

Con este tomo, llegamos al meridiano de la serie y la cosa está tan liada que creo que nadie es capaz de prever por donde va a salir el amigo Urasawa quién se permite lujos sólo al alcance de los más grandes como cargarse aparentemente al personaje más emblemático de la historia, demostrando una vez más que “El mejor róbot sobre la faz de la Tierra” tezukiano no es más que la plataforma desde la que desarrollar su propio talento.

Y es que en esta nueva entrega, Urasawa va dejando caer la información a cuenta gotas presentando personajes que se antojan han de tener un papel clave en el desenlace final como el misterioso creador de Astroboy, el doctor Tenma, o forzando extrañas alianzas entre personajes antagónicos como la que se da entre Gesitch, el róbot policía, y Haas, el hombre quién secretamente ansía matarle para vengar la muerte de su hermano. Sin embargo, el lector no ha de sentirse estafado por la parsimonia con la que Urasawa mueve sus piezas enfrascado en el desarrollo de subtramas que mantienen entretenido al lector. En cada capítulo, Urasawa va reforzando la caracterización de personajes apenas entrevistos en anteriores entregas para utilizarlos o sacrificarlos como piezas de ajedrez según lo requiera la trama principal mediante una técnica que el autor domina como nadie desde “Monster”.

Especialmente destacable en ese sentido es la historia que abre el volumen en la que Urasawa convierte una tierna anécdota –el doctor Ochanomizu encuentra un perro róbot antiguo roto durante un paseo por el parque y decide repararlo- en el prólogo de una nueva serie de asesinatos de róbots y científicos. En apenas unas pocas páginas y con una notable economía de recursos, Urasawa retrata el carácter de Ochanomizu y da un giro inesperado a lo que presuponíamos un relato entrañable ambientado en un día de descanso. Genial.

Urasawa está dando lo mejor de sí en “Pluto”, parece tener las ideas muy claras y ha sabido llevarnos una vez más al huerto. Espero que en los próximos cuatro tomos que faltan por publicar, Planeta (creo que el quinto acaba de salir) no la cague porque podemos estar ante su mejor obra. Ya me dirán que les parece.
Más "Pluto" en El lector impaciente:

5 comentarios:

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Pues qué nos va a parecer amigo Pablo?... Pues una obra maestra de ese genio del comic que es Urasawa. Ganas tengo de hincarle el diente a este número
Saludos.

Etrigan dijo...

Muy bueno Pluto. Yo también tengo miedo a que la cague a última hora.

Julio César dijo...

¿Se sigue editando en Planeta?. Nunca he leído nada de este autor y me habéis picado la curiosidad, pero brujuleando por internet, leo que en 2007 se "descontinuó" la entrega por parte de Planeta.

Por favor decidme algo que estoy muy animado. ;)

PAblo dijo...

Crowley,

Bufff... Obra maestra son palabras mayores para mí, sobre todo cuando todavía no pdoemos juzgar la obra completa. Para mí, de momento, es un excelente cómic de intriga y el mejor manga que se está publicando en estos momentos regularmente (compitiendo con "Doctor Slump", también de Planeta).

Etrigan,

Es un temor que compartimos todos los que hemos seguido y conocemos la obra anterior de Urasawa pero igual que "20th Century Boys" se notaba que se le había ido de las manos con tanto estiramiento, en "Pluto" parece que lo lleva todo más controlado.

Julio César,

Bienvenido. Planeta lleva publicando regularmente "Pluto" desde hace meses. Acaba de salir el quinto volumen y son ocho los que han anunciado componen la obra.

En su momento (hace bastante más de uno año) lo anunicaron pero no llegó a publicarse entonces.

Si no has leído nada de Urasawa, puedes probar también con "Monster" que lo están reeditando actualmente y merece bastante la pena.

Impacientes Saludos.

David. dijo...

La clave será decir si supera a Monster, que es en teoría su obra maestra (no he leído 20 century boys pero tengo entendido que empieza muy bien y luego acaba decepcionando).

Monster, que aún no he terminado de leerla, me parece buena, bastante buena, aunque no diría -al menos de momento- que es una obra maestra.

Saludos.