martes, 1 de diciembre de 2009

Paul Naschy (1934-2009).


Resulta paradójico que de un tipo tan peculiar como fue Paul Naschy en vida, en el día de su muerte resulte tan fácil caer en el tópico certero. Se podría decir que “no fue profeta en su tierra” y sería verdad porque Naschy, a pesar de su larga carrera como actor, director y guionista de cine fue durante décadas ignorado en España hasta prácticamente los últimos años de su vida; donde gracias a la labor abnegada de unos pocos y fieles seguidores y su fama en el mundo anglosajón logró el reconocimiento de los medios y los políticos.

También podría decirse que fue “un francotirador”, uno de esos tipos geniales que suelen surgir en España que se adelantó en varias décadas al por entonces titubeante cine español más preocupado por lucir cacha con el destape o por mirarse el ombligo con películas de autor que iban de lo soporífero a lo sonrojante (con honrosas excepciones, claro) practicando un género “menor” como el terror al que se dedicó en cuerpo y alma, haciendo suyo a uno de sus iconos, el hombre lobo, a través de la serie de películas protagonizadas por su gran alter ego, Waldemar Daminski, películas la mayoría de ellas realizadas con escasos medios y en la que se suplían estos con imaginación y guiones bien hilvanados.

Sin embargo, creo que lo mejor que se puede decir de Jacinto Molina/Paul Naschy es que vivió como quiso haciendo lo que realmente le gustaba hasta prácticamente el final de sus días. Y eso no es poco…

D.E.P.

Entrevista a Paul Naschy.



Repaso a su carrera.

2 comentarios:

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Amigo Pablo,
he de reconocer que nunca he sido muy dado al cine de Naschy salvo una época en la adolescencia donde veía todo el fantástico casposo que podía, pero si hemos de reconocer que a pesar de nos ser profeta en su patria, ha hecho mucho por el género en este país, exportándolo más allá de nuestras fronteras. Supongo que muchosd e los que hasta ahora le criticaban le ensalzarán a lo más alto y le inflarán a premios póstumos...
Has dicho que vivió haciendo lo que le gustaba y quiso y eso es envidiable ya que no todos trabajamos en lo que nos gusta.
Descanse en paz y ojalá llene el cielo de sustos y Waldemares Daninskys.
Saludos

PAblo dijo...

Crowley,

Está claro que en su filmografia hay películas realmente malas, y otras que caen en fórmulas repetitivas, pero también hay alguna meritoria.

El problema de Naschy es que no cuenta (ni contará) con un Burton que le reivindique.

Impacientes Saludos.