miércoles, 4 de noviembre de 2009

“Scalped 4: La grava en tus tripas”, de Jason Aaron, R.M Guéra y otros.

Se me agotan los calificativos a la hora de comentar las distintas entregas de “Scalped”, la serie negra creada por Jason Aaron y R.M. Guéra de la que Planeta acaba de publicar el cuarto recopilatorio que recoge los números 19 a 24 de la colección regular, una serie que mantiene un nivel de calidad altísimo y en la que apenas encontramos altibajos entre un arco argumental y otro.

En este volumen, se recogen dos historias en las que Aaron empieza a sembrar con aparente descuido nuevos elementos para hacer todavía más oscura y difícil la vida de los protagonistas, al tiempo que profundiza en la personalidad de personajes de los que todavía no sabíamos demasiado. Así, en “Historias de alcoba” (números 19 y 20 edición original), descubrimos los motivos que llevaron a Carol, la hija de Cuervo Rojo y femme fatale de la serie, a convertirse en una yonqui capaz de venderse a cualquiera por una dosis a pesar de ser la hija del hombre más poderoso y temido de la reserva y comprobamos lo perniciosa que puede ser su influencia en un Dash acosado por la culpa tras los acontecimientos de los anteriores números, mientras que, en “La grava de tus tripas”( números 21 a 24 edición original ), el jefe Cuervo Rojo debe enfrentarse a su pasado y en lo que se ha convertido cuando la abuela Oso Pobre le convierte en el guardián de las cenizas de Gina, un cargo incompatible con el de capo mafioso teniendo en cuenta que debe pararle los pies –y las manos- al representante de sus socios capitalistas en el negocio del Casino, el sr. Brass, quién está dispuesto a cuidar su versión a costa de los ojos de un cada vez más confuso y desesperado Dino, en una decisión que puede desencadenar una guerra entre los indios y las mafias chinas. Ya les he contado demasiado. Si quieren saber más, tendrán que leer el cómic.

Como bien señala en la introducción a este volumen Ed Brubaker, que de género negro sabe un rato, lo importante dentro de una buena historia negra no es tanto el desarrollo de la trama que se acaba ajustando a unas convenciones más o menos familiares para el lector como el recorrido que los personajes realizan a lo largo de la historia y como se ven abocados a tomar unas decisiones fatales que resultan inevitables para el lector, merced a la habilidad del guionista, añadiría yo.

Un determinismo fatalista, que llamo yo, que se encuentra presente en las mejores obras del género y que Aaron utiliza como un maestro al retratar la psicología de todos los personajes de su historia, atrapados en la red de pobreza y miseria propia de la reserva, de la que no pueden escapar por mucho que lo intenten. En este tomo, Aaron vuelve a demostrar su habilidad a la hora de estructurar el relato a través de varias tramas (en este sentido la labor de la colorista Giulia Brusco es fundamental) que van cobrando sentido pleno conforme las piezas encajan para crear un clímax impactante para el lector y unos cliffhanggers que impiden dejar de leer hasta la terminación del volumen dejando siempre con ganas de más.

En el aspecto gráfico, da igual que el dibujante de la serie no sea en los dos primeros episodios el habitual, y excelente R.M. Guéra, porque el italiano Davide Furnò, demuestra estar a la altura recreando con un estilo sucio toda el fatalismo erótico que un personaje como Carol requiere, en una historia cargada de dramatismo y que provoca la simpatía del lector hacia uno de los personajes del que menos información teníamos hasta ahora.

En cuanto a la edición de Planeta, aparte del comentado artículo de Brubaker, se incorporan las portadas originales, en las que aparte además del portadista habitual de la serie, Jock, Tim Bradstreet hace un estupendo trabajo en los dos primeros números.

En fin, “Scalped”, sigue siendo la mejor serie del sello Vertigo publicada por Planeta y un valor seguro en el aluvión de novedades de este mes con un Jason Aaron en estado de gracia al que no se le ven, de momento, los límites. Imprescindible si son amantes del género negro.

Más “Scalped” en El lector impaciente:

Nación India
Casino Boggie
Madres muertas

Más obras de Jason Aaron en El lector impaciente:

El otro bando”.

Aquí pueden visitar el estupendo blog de Davidè Furno.

3 comentarios:

tristan dijo...

No he leido esta cuarta entrega pero las tres anteriores me han encantado. Es una gran serie con un gran guión y dibujada primorosamente por el barcelonés de adopción R.M.Guera.
Una serie estupenda y una gran reseña.

Pacientes saludos.

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Una serie IM-PRE-SIO-NAN-TE. Obligada su lectura y su disfrute.
Saludos

PAblo dijo...

Tristán,

La cuarta entrega no desmerece la anteriores.

Crowley,

Completamente de acuerdo.

Impacientes Saludos.