lunes, 20 de abril de 2009

La dignidad del artista.

No sé si están ustedes enterados de que Quino, el genial caricaturista argentino creador de “Mafalda”, se retira temporalmente. Si no lo sabían pueden leer sus motivos aquí.

Me parece admirable que dados los tiempos que corren en el que muchos pseudoartistas, que justificándose en muchas ocasiones en el homenaje, las influencias y demás zarandajas, nos inundan con una sobreabundancia de obras clónicas que quizás en muchos casos lindan cuando no caen en el plagio por las que, además, exigen notoriedad y reconocimiento, un artista de la calidad y trayectoria del creador argentino tenga la humildad y honradez para no aferrarse a un trabajo seguramente bien retribuido por considerar que no está a la altura en ese momento.

Un gesto que para muchos será romántico y pasado de moda en estos tiempos en que todos preferimos el pájaro en mano y la mayoría mira para otro lado antes de asumir una responsabilidad. Pero, que quieren que les diga, a mí me obliga a quitarme el sombrero ante el señor Quino y su honradez profesional y desearle que pronto vuelva a encontrar la inspiración para disfrute de todos nosotros.

Nobleza obliga.

3 comentarios:

Rotebor dijo...

El planteo de Quino parece muy atinado y claro; seguramente veremos una obra renovada y remotivada.
Necesita un tiempo sin apremios para experimentar y desarrollar nuevas rutas de su expresión.

Pablo dijo...

Toda la razón tocayo, realmente son pocos lo que tienen las agallas de tomar semenjante decisión. Debido al nivel de conciencia autocritica que conlleva:asumir que se necesita un tiempo para refrescar las ideas, y que es mejor la mudez antes que dar a uz una sandez. Ahora que lo pienso:¿Existe algún artista del mundo de la historieta que no regrese del silencio? Y cuando hago esta pregunta pienso en escritores que nunca más volvierón a escribir porque simplemente no tenían nada más interesante que decir, y preferían dejar un par de libros inmortales, como Juan Rulfo, antes que escribir algo mediocre. Sin duda alguna pienso en los escritores del NO que aparecen en el Bartleby y compañía de mi admirado Enrique Vila Matas. Perdón por el alargue...
Saludos!

PAblo dijo...

En la historieta, ha habido autores que tras alguna obra notable ya no digo maestra se han ido distanciando para buscarse la vida en otros terrenos mejor remunerados, generalmente la ilustración o la literatura. A bote pronto, se me ocurre Gaiman aunque este ha vuelto esporádicamente con obras bastante discretas aunque bastante bien pagadas. Y alguno hay que lo ha dejado completamente aunque tendría que pensarlo...

A mí el gran ejemplo de autor literario que ha renunciado a seguir escribiendo tras una serie de obras fundamentales es Sábato pero estamos hablando de uno de los más grandes.

Impacientes Saludos.