martes, 7 de octubre de 2008

“Nathan Never: ¡Tecnodroides!” de Stefano Vietti, Dante Bastianoni y Andrea Cascioli

El cambio de formato propiciado por Aleta a su línea Bonelli es una buena oportunidad para acercarse a estos fumetti italianos de los que curiosamente apenas existen reseñas en la blogosfera a pesar de su indudable calidad.

En este sentido, resulta especialmente destacable el nuevo tomo de Nathan Never, que aúna un intenso y apasionante arco argumental que ofrece a todos los desconocedores del personaje las principales características de una de las mejores series de ciencia ficción de todos los tiempos y resulta, por tanto, una buena oportunidad para engancharse a las aventuras de este personaje, ya un clásico del cómic italiano, nacido en 1991 de la colaboración entre Michele Medda, Antonio Serra y Bepi Vigna, quienes, tomando como inspiración y principal influencia “Blade Runner” han desarrollado su particular universo que se ha ido enriqueciendo con la publicación ininterrumpida de las historias del personaje desde entonces ayudados por otros colaboradores como los que firman esta aventura.

En "¡Tecnodroides!", nos encontramos con la Agencia Alfa, la misteriosa organización liderada por Mister Alfa a la que pertenece Never, intentado detener las maquinaciones de Aristóteles Skotos, un poderoso e iluminado hombre de negocios quien merced a unos inagotables recursos económicos y tecnológicos ha conseguido controlar los fenómenos atmosféricos y pretende desencadenar un diluvio universal sobre la Tierra con el que aniquilar la raza humana y entregarle el planeta a sus terribles tecnodroides, imponentes ciborgs creados artificialmente a los que el loco Skotos considera el siguiente paso en la evolución humana. De este modo, se inicia una carrera contra el tiempo –nunca mejor dicho- por parte de Nathan Never y sus compañeros para desbaratar los planes de Skotos antes de que sea demasiado tarde.

El guionista Stefano Vietti junto a los dibujantes Dante Bastianoni y Andrea Cascioli nos ofrecen un trepidante tebeo de acción y ciencia ficción con todos los ingredientes para pasar un buen rato de lectura y que aúna perfectamente un intenso ritmo con una temática que pone sobre el tapete problemáticas bastante cercanas y actuales como la manipulación climática, el poder de los lobbies económicos y políticos (no veo muchas diferencias entre Skotos y algunos halcones de Washington) o la discriminación a los diferentes. Vietti condimenta y dosifica todos estos elementos en una historia con la que mantiene atrapado al lector desde la primera a la última página y en la que el protagonismo de Never es compartido por algunos de los conocidos secundarios que los seguidores del personaje conocen perfectamente. Asimismo, la historia , es perfectamente disfrutable sin necesidad de contar grades conocimientos de lo acontecido previamente y la trama queda perfectamente cerrada, aun cuando, como buen guionista con oficio, Vietti se guarde un as en la manga que explotar en el futuro, sin exasperar al lector con ello (algo que desgraciadamente en el cómic de superhéroes moderno está en vías de extinción).

En el aspecto gráfico, tanto Bastanoni como Cascioli, hacen un trabajo más que correcto imprimiendo un buen ritmo narrativo a la historia, con un estilo, sobre todo en el caso del primero, claramente influenciado por grandes del cómic norteamericano como Buscema , Romita o Adams, y consiguiendo una ambientación coherente con la historia.

Aleta ha acertado plenamente – no sé si será casualidad- con la elección de la historia con la que inicia el relanzamiento de la colección en un formato y una periodicidad que debería atraer a más lectores hacia unos excelentes cómics de género. Esperemos que las ventas acompañen y podamos seguir disfrutando de las aventuras del agente Alfa y el resto de sus compañeros en un futuro quizás no tan lejano.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues si Nathan le gustó, sugiero que pruebe con Dampyr, por no mencionar a Dylan Dog. Buenos dibujos, buenas historias...no defraudarán.

El profesor Gafapasta dijo...

Espero que el cambio de presentación de Aleta sea para bien, aunque a mí no me convence. Nathan Never es una buena serie, a veces excelente. Tengo ganas de leer este volumen que comentas.

Un saludote.

PAblo dijo...

Profesor Gafapasta,

¿Por qué no te convence el cambio? A mí me parece una buena jugada por parte de la editorial y puede aumentar el número de lectores.

Anónimo,

Gracias por las recomendaciones. En mis buenos propósitos del mes está dedicar más entradas a los cómics de Bonelli que tenía injustamente olvidados. Así que próximamente verás por aquí entradas dedicadas a Brad Barrow, Martin Mystere o Tex.
A tu lista de recomendaciones incorporaría "Ken Parker", a ver si Aleta (u otra editorial) se anima.

Impacientes Saludos.

Xelo dijo...

"A tu lista de recomendaciones incorporaría "Ken Parker", a ver si Aleta (u otra editorial) se anima."
Corre el rumor de que Planeta lo va a publicar, en color.
Mis recomendaciones eran de lo que publica ahora mismo Aleta. Pero Bonelli tiene otras series magníficas, como "Julia" o "Mágico Vento" que espero tengan su oportunidad en nuestro país.

PAblo dijo...

Apuntadas quedan, Xelo.

Lo de "Ken Parker" por parte de Planeta está por verse. Supongo que irá para largo aunque entre en sus planes ya es una buena noticia.

Bienvenida y espero seguir contando con tus comentario.

Xelo dijo...

Gracias. Tienes un blog interesante y espero pasar de vez en cuando por aquí.
Por cierto, y lo digo por lo de "bienvenida", "Xelo" es masculino...tío (que suene con voz grave, casi como un gruñido) XDD.

PAblo dijo...

Xelo, ups (sonrojo),

Gracias, pásate cuando quieras y espero contar con tus aportaciones.