miércoles, 5 de septiembre de 2007

“Un viejo que leía novelas de amor” de Luis Sepúlveda.



Hay novelas que llegan tarde. Entiéndame lo que quiero decir. Hay novelas que probablemente escritas unos años antes (los años póngalos ustedes) se hubieran convertido por mor de las modas, de los contextos históricos o por váyase a saber el motivo, en novelas referenciales para una generación o un movimiento literario, respuestas fáciles para un concurso de cultura general o una encuesta de opinión. Y esa es la impresión que me produce cada vez que leo o releo “Un viejo que leía novelas de amor” de Luis Sepúlveda (“Mundo del fin del mundo”, “Nombre de torero”), una novela publicada por primera vez en 1989 y en estas tierras de España en 1993 por Tusquets Editores, una novela que reúne todos los elementos para haberse convertido en una pieza clave del “realismo mágico” latinoamericano si se hubiera escrito cincuenta años antes y que, sin embargo, ha pasado bastante desapercibida.
“Un viejo…” narra la historia de Antonio José Bolivar Proaño, un anciano habitante de El Idilio, un remoto puesto perdido en la Amazonía habitada por los shuar (popularmente conocidos como jíbaros) sin otra distracción en su solitaria y dura vida que leer novelas de las “que hablan del amor con palabras tan hermosas que a veces le hacían olvidar la barbarie humana” que le lleva dos veces al año su amigo el dentista Rubicundo Loachamín y dedicarse a la caza del tigrillo, procurando mantenerse alejado de las ambiciones y locuras de sus convecinos blancos. Sin embargo, se ve requerido por el avaricioso, corrupto y asqueroso alcalde del pueblo para dar caza a un tigrillo que ha matado a varias personas. Durante la caza, Antonio José descubrirá los verdaderos motivos que llevaron al animal a convertirse en un matahombres y le llevará a sentir una mayor comunión con el animal que con sus congéneres.
En esta novela corta, Sepúlveda incorpora y homenajea a los grandes de la literatura americana del último siglo. Desde el “Realismo Mágico” militante del mejor Garcia Márquez y el “Indigenismo” de Ciro Alegria hasta el Hemingway de “El viejo y el Mar” ó el Steinbeck de “La perla”, todos están muy presentes en esta obra para conformar la personalidad de José Bolivar, el protagonista del que se sirve Sepúlveda para denunciar los problemas a los que se enfrenta la selva amazónica. La novela está escrita en un estilo sencillo y directo accesible a todas las edades, que seducirá a un lector fascinado por la caza del tigrillo y la humanidad de José Bolivar. Lo dicho: publicada treinta años antes esta novela hubiera sido cabeza de león de un movimiento de denuncia del Amazonía, pero en 1989 no deja de ser cola de ratón de la novela latinoamericana. Si les gustó “El viejo y el Mar” o “El mundo es ancho y ajeno” ya están tardando.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Por cierto, que hay una película basada en la novela, que vi hace ya unos años. La verdad es que no me acuerdo casi de la trama, pero sí de que tenía un ambiente intimista y de que me dejó un buen sabor de boca. Recomendada.

Mojonshon dijo...

No es de extrañar que esta novela se quede un poco en el olvido por que estamos en el pais donde la gente se compra libros para que el mueble del salon no se vea vacio.
Es curioso pensar que somos uno de los paises donde mas libros se editan y menos se lee, una de esas paradojas como tantas que hay, como la de los paises mar ricos del planeta son los que mas poblacion pobre hay...
Respecto a la novela asi a primer golpe de vista no es el tipo de historia que me llame pero por lo que me dices no la descarto. Me gustan las recomendacion y sobre todo de c osas en las que no me fijo, por que para las que me llaman la curiosidad ya las elijo yo jejeje.
Saludetes

Anónima dijo...

Me la regaló alguien cuando la publicaron y me encantó. Desde entonces leo todas las novelas de Luis Sepúlveda religiosamente a ver si hay otra igual. Aunque alguna me ha gustado, ninguna como esta.

Tendré que buscar el mundo es ancho y ajeno que esa no la he leído. Esto de las discusiones blogueras es fatal: ¡se me acumulan los libros por leer! :-)

PAblo dijo...

A ver lo primero de todo,

El primer comentario es del amigo Muriel que al hombre se le olvida firmar los comentarios. ;-D
Sabía lo de la adaptación al cine de la novela pero no la he visto. Si me la recomiendas intentaré verla.

Me alegro de volver a verte por aquí, Mojosnhon. Espero que las vacaciones hayan sido reparadoras. Tienes razón sobre lo que comentas de las paradojas pero es que así es nuestra especie, una paradoja ambulante. Yo aunque comente mucho lo que me gusta y me disgusta, intento recomendar poco que los gustos son muy personales. Si al final te animas con esta, quizás te sorprenda. (Como sé que te interesa el dato en esta edición la letra es muy grande)
Bienvenida, Anonima, espero verte por aquí y contar con tus comentarios aunque eso te reste tiempo (espero que poco). "El mundo es ancho y ajeno" de Ciro Alegría es una gran novela que espero que te guste. Es una lástima que Alegría esté también semiolvidado porque es un gran escritor y un referente importante para lo que luego fue el "Realismo Mágico". Léelo después de "Mortal y Rosa" a ver si te hacemos umbralista. ;-D

Jose Joaquin dijo...

Hombre, puede ser que justamente por no estar escrita 50 años antes, no tenga tanta relevancia que "Cien años de Soledad" (sin por ello dejar de ser un buen libro).

No es lo mismo descubrir el fuego, que encender una cerilla, entiéndase.