miércoles, 7 de mayo de 2014

“Batman: Fuego Cruzado”, de Brian Azzarello, Lee Bermejo y Tim Bradstreet.




ECC Ediciones ha recopilado recientemente en un único tomo la miniserie de tres números que supuso el salto a la fama del dibujante Lee Bermejo formando equipo nada menos que con un guionista de campanillas como Brian Azzarello, acostumbrado ya a recibir las alabanzas de público y crítica con su “100 Balas”, en una historia en la que Batman se encuentra con Deathblow.,el atípico antihéroe de Wildstorm creado por Jim Lee y Brandon Choi.

A Gotham ha regresado un despiadado asesino piroquinético dispuesto a acabar con una serie de agentes del Gobierno aunque para ello tenga que quemar media ciudad. El único que parece capaz de pararle es Batman, aunque para lo cuál tenga que indagar en los turbios asuntos del gobierno para entender una historia de venganza gestada una década atrás y cuya pieza clave no es otro que Michael Cray, alías Deathblow, un agente encubierto de Operaciones Internacionales que lleva años desaparecido y cuyos intereses parecen coincidir con los del Hombre Murciélago.

En “Batman: Fuego Cruzado”, un implicado Brian Azzarello va un paso más allá de las fórmulas de promoción cruzadas, habituales en las historias de “team up” superheroicos, de las que se valen las editoriales para promocionar series  y personajes – en el momento de la publicación original de esta miniserie, DC hacía relativamente poco que había absorbido Wildstorm, la Editorial de Jim Lee, para convertirla en uno de sus sellos asociados y andaba interesada en potenciar uno de sus personajes más populares, Deathblow - desarrollando una interesante historia que Azzarello se lleva a los terrenos en los que mejor se desenvuelve, los de la intriga y el espionaje, y cuya principal originalidad estriba en que los dos protagonistas nunca acaban de encontrarse desarrollándose la historia en paralelo en dos momentos separados por diez años.

Una vez que el lector se recobra de la confusión inicial, “Fuego Cruzado” se disfruta cómo lo que es, una cuidada historia de espías con ciertos elementos superheroicos atemperados por el tratamiento hiperrealista y noir que tanto Azzarello como Bermejo saben imprimir a la historia para mantener atrapado al lector de la primera a la última página uniendo las piezas que componen el puzzle de la desordenada trama.

En el aspecto gráfico, para mí Bermejo, que hasta ese momento no era un dibujante especialmente conocido, firma uno de sus mejores trabajos con un espectacular acabado fotorrealista que se ve además potenciado por el sombrío y tenebroso tratamiento del color de Tim Bradstreet que refuerza la ambientación de la historia en una Gotham opresiva, gótica y atemporal.

En fin, “Batman: Fuego Cruzado” es una obra entretenida que se esfuerza por llevar un paso más allá las fórmulas propias de los géneros merced a un equipo creativo compenetrado y que, tras este primer trabajo conjunto, ha vuelto a colaborar con frecuencia. Merece la pena.

5 comentarios:

Antonio Cañestro Lanzadera dijo...

Sé que no viene mucho a cuento, pero una vez leída tu reseña... ¿crees que Azzarello es un autor que deja un poco las cosas confusas, historias con lagunillas? Es que me acabo de terminar Ciudad Rota, y en el último capítulo pasan un par de cosas que o no se resuelven o me he perdido...

Muchas gracias y enhorabuena por el blog.

¡Un saludo!

Cinemagnific dijo...

Pues otra apuntada ;)

PAblo dijo...

Antonio,

Depende de la obra pero, en muchas ocasiones, sí.

Cinemagnific,

Que te guste.

Impacientes Saludos.

Shade dijo...

Hola,

Este comic para mi es "difícil", quiero decir que: por un lado me gustó muchísimo, la originalidad de la historia y el dibujo sobresaliente de Bermejo, aunque por otro, Azzarello tiene esa manía de no cerrar de forma clara sus historias (el ejemplo de Ciudad Rota es el mejor que se me viene a la cabeza) y es precisamente eso lo que a mi no me termina de gustar de el y de la mayoría de sus obras.
Muchas veces la clave para entender del todo sus comics esta "fuera del foco", quiero decir, en las caras de los protagonistas o en los secundarios que aparecen en el escenario donde se desarrolla la historia.
De cualquier forma, buen comic este "Fuego Cruzado".
Saludos

PAblo dijo...

Shade,

Es una cuestión de gustos...A mí me gusta que el guionista no dé todo hecho al lector y le implique en la historia para hacerle participe de la construcción de la misma. Ahora bien, esto suele ser complicado porque requiere que al mismo tiempo el lector sea consciente que está siendo guiado por el guionista hacia la conclusión que ha ideado y no que es el lector quién se ve obligado a llenar los huecos de una historia poco trabajada.

Azzarello se mueve en ambos lados de esta línea aunque por lo general sus historias resultan interesantes y conseguidas.

A mí "Fuego Cruzado" me ha gustado por los motivos expuestos en la entrada pero entiendo a aquellos que no les haya gustado precisamente por algunas de las mismas razones.

Impacientes Saludos.