viernes, 14 de marzo de 2014

“Yo, vampiro: Oleada de Mutilación”, de Joshua Kale Fialkov, Andrea Sorrentino, Dennis Calero, Fernando Blanco, Scott Clark y Szymon Kudranski




Pues con este tercer tomo por parte de ECC Ediciones, que recoge los números 13 a 19 de la serie original, concluye la edición española de “Yo, Vampiro” una interesante serie de vampiros obra de Joshua Kale Fialkov y Andrea Sorrentino lastrada a pesar de su calidad por las bajas ventas. Una pena vistas las propuestas de Kale Fialkov en este volumen no haber podido ver desarrolladas todas estas tramas en toda su extensión.

Andrew Bennett ha acabado con todos los vampiros sobre la faz de la Tierra aunque para ello ha tenido que absorber su maldad y volverse malvado. Tras reunir un grupo de nuevos adeptos, el malvado Bennett se propone destruir el mundo si la antigua Reina de la Sangre y antiguo amor de Bennett, Mary, ahora humana, no es capaz de reunir su propio equipo para parar sus planes y devolver la humanidad a Andrew Bennett.

Las bajas ventas condenaron a “Yo, Vampiro” en EEUU y eso es inapelable pero no deja de ser una lástima viendo como va concluyendo precipitadamente las tramas Joshua Kale Fialkov que los lectores no hayan respaldado su buenhacer pues Kale Fialkov en apenas seis números presenta en bruto sus ideas que tenía planificadas para desarrollar a lo largo de los siguientes años. El gran acierto y lo más interesante que ofrece Kale Fialkov en este tomo es esa vuelta de las tornas convirtiendo al protagonista Andrew en el villano de la historia y a Mary en la heroína abriendo una multitud de nuevas posibilidades que por desgracia no se acaban de concretar aunque es patente las buenas ideas que el guionista tenía. A falta de poder refinar el resultado y sobre todo profundizar en la caracterización de los personajes Kale Fialkov opta por imprimir un ritmo trepidante a la historia haciendo que los personajes transiten sin pausa de una situación a otra y la acción no decaiga para que esa endeblez argumental – que el propio Hale Fialkov por boca de algunos de sus personajes o en cuadros de texto a lo largo de la obra reconoce- no se note en la medida de lo posible y al menos la serie no se cierre del todo en falso.

En el aspecto gráfico, conocida con antelación la cancelación de la serie, el cocreador gráfico Andrea Sorrentino fue derivado a “Green Arrow a partir del número quince privándonos en los últimos números de continuar asistiendo a su interesante evolución dejando la serie con algunos de los mejores números que ha dibujado en la misma. Para finalizar la serie, es sustituido para cada uno de los restantes números por un dibujante notable que ajusta su estilo para adaptarse al de Sorrentino con bastante efectividad.


En conclusión y quedándonos con lo positivo creo que “Yo, Vampiro” ha servido para demostrar la solvencia y versatilidad de un guionista como Hale Fialkov que se encuentra entre lo más interesante de las nuevas hornadas que ha fichado el mainstream. Hale Fialkov en mi opinión superó las expectativas de sus editores que sólo pretendían una serie de vampiros adolescentes tipo “Crepúsculo” y les ha proporcionado una serie de vampiros más que correcta con un protagonista y un elenco de personajes que en DC debería seguir aprovechando en el futuro. Ojala que sea así.

2 comentarios:

ivan docón ruiz dijo...

haces muchas lecturas terroríficas últimamente, al final vas a tener pesadillas ;)

PAblo dijo...

Iván,

Estoy curado de espantos. ;-D

Impacientes Saludos.