martes, 18 de febrero de 2014

“La Cosa del Pantano 4”, de Charles Soule, Kano y Jesus Saiz.


Tras el evento  “Mundo Putrefacto” se cerró la etapa de Snyder al frente deLa Cosa del Pantano” y ha tomado el relevo al semidesconocido Charles Soule, un guionista de escasa experiencia pero que al parecer ha caído en gracia a las altas instancias de DC. Soule en sus primeros números recogidos en esta cuarta entrega de ECC Ediciones 19 a 22 de la serie regular norteamericana- empieza a poner las bases de su visión de La Cosa del Pantano planteando un personaje que lucha por mantener intacta su humanidad al tiempo que ejerce comoel avatar del Verde y se encuentra plenamente inmerso en el NUDC empezando a explorar su vertiente más abiertamente superheroica.

En esta entrega, la nueva Cosa del Pantano intenta encontrar su posición en el mundo tras los sacrificios y cambios que ocasionó “Mundo Putrefacto” y acude a Metrópolis en busca del consejo de Superman al tiempo que investiga la presencia del Sembrador, un misterioso sujeto que anda ocasionando una perturbación en el Verde convirtiendo los desiertos en vergeles y rompiendo el equilibrio natural de las cosas. En Metrópolis, Swampy se las verá con el Espantapájaros y a su vuelta a los pantanos de Louisiana conocerá a la misteriosa Capucine, una fría y despiadada guerrera que se acogerá a un antiguo convenio para pedir su ayuda. Mientras se lo piensa, Swampy se cruzará con una nueva aberración del Sembrador en un viejo pueblo irlandés y se las verá con un Constantine poseído por una extraña fuerza maléfica.

No se puede decir que Charles Soule no haya tenido un buen arranque en estos cuatro números ofreciendo en principio una sencilla trama en las que la habitualmente aislada y solitaria Cosa del Pantano se las ve nada menos que con un villano habitual de Batman tan añejo como el Espantapájaros y en su camino se cruza el buque insignia de la editorial Superman. Solule deja claro que para él Swampy está en el mismo escalón que los más poderosos y populares personajes de la editorial haciendo que el segundo y casi inmediato encuentro del protagonista sea con Constantine al tiempo que se embarca ya en su primer arco argumental en explorar nuevas vías y perosnajes con la presentación de Sembrardor, un villano del que de momento mantiene oculta la identidad, y a Capucine, un letal, misterioso y ambiguo personaje femenino que en esta primera toma de contacto parece inspirada en la saga fílmica de “Los Inmortales” y puede convertirse en el nuevo interés sentimental de Swampy tras la desaparición de Abigail. De momento, la serie resulta una lectura entretenida y habrá que ver como se sigue desenvolviendo un Soule más cercano a las propuestas de Snyder que al canon clásico del personaje impuesto desde la época de Moore.

Gráficamente, Kano sigue realizando un gran trabajo con un dibujo cada vez más personal y reconocible alejándose de las premisas impuestas por Paquette para potenciar sus propias cualidades. Kano se muestra como un dibujante realmente solvente y, por otro lado,  en el número que es suplido por Jesus Saiz no decae el nivel de la serie.

En fin, “La Cosa del Pantano” inicia un nuevo rumbo, continuista con la anterior etapa pero que puede guardar alguna sorresa, ya que parece que el nuevo guionista tiene un plan para ofrecernos al menos una lectura entretenida.

3 comentarios:

José Martínez Ros dijo...

Esta serie la estoy siguiendo al ritmo americano y, aunque en un primer momento, parece continuista con la etapa de Snyder, creo que poco a poco despega y adquiere una personalidad propia y mejora muchísimo (a un nivel muy superior que con Snyder). Ahora mismo es una de mis series favoritas de DC.

Fiti23 dijo...

Para engancharme recomiendas empezar por este 4 tomo?o mejor empiezo con los de snyder? esque lo que no me gustaria es meterme en mundo putrefacto¿que me recomiendas?
Un saludo

PAblo dijo...

José Martínez Ros,

Te tomo la palabra.

Fiti23,

Puedes empezar desde aquí. Sobre todo si no quieres leerte "Mundo Putrefacto".

Impacientes Saludos.