jueves, 28 de noviembre de 2013

“Wonder Woman: ¡Nacida para matar!”, de Brian Azarello, Cliff Chiang, Tony Akins y otros.




Nueva entrega publicada por ECC de la interesante “Wonder Woman” de Brian Azzarello, que reúne los números 15 a 19 de la serie regular, en la que sigue desarrollándose el enfrentamiento entre los diversos bandos de Dioses Olímpicos para hacerse con el Trono que ha dejado vacío Zeus tras su desaparición.

Al grupo de aliados de Wonder Woman formado por sus Hermanos se unirán poderosos nuevos miembros como Milan, el Nuevo Dios Orión, que parece sentirse sumamente interesado con Diana, o Ares, el desquiciado y alcoholizado Dios de la Guerra que en tiempos fuera el mentor de Diana. Con estos poderosos aliados, Diana acometerá el rescate del hijo de Zola, el niño predestinado por las profecías a acabar con el Universo. Mientras tanto, el poderoso Primogénito, que permaneció durante 7000 años prisionero en el Centro de la Tierra, y se liberó tras la marcha de Zeus reúne sus fuerzas para reclamar el Poder en el Olimpo sin que Hades ni Poseidón puedan detenerle al tiempo que Apolo, quién ha ocupado de facto el puesto de Zeus y sus hermanos, se preparan para la confrontación.

Entretenidísima sigue siendo la lectura de la versión de “Wonder Woman” de Azzarello quién sigue sin dar tregua al lector a través de una historia-río bien hilvanada que si bien bebe del componente mitológico clásico – las luchas entre los dioses, con sus encuentros y desencuentros – ofrece una revisión remozada y original del mismo que se inspira en parte en la visión contemporánea que de los mismos planteó hace unas décadas el “Bacus” de Eddie Campbell. Con todo el elenco principal de personajes presentado ya, en esta entrega Azzarello juega con ellos con maestría en unos números marcados por la acción y en los que plantea futuras situaciones que mantendrán atrapado al lector en futuras entregas.

Mención especial merece el apartado gráfico, uniéndose a los habituales Cliff Chiang y Tony Akins, dos nuevos dibujantes a los que seguiremos viendo por esta serie como son Amilcar Pina y Goran Sudzuka. Lo mejor que se puede decir es que no desmerecen el trabajo de aquellos y mantienen  el tono de la serie con estilos en los que prima una narración fluida y moderna influida marcadamente por el Manga.

En fin, se puede decir que la “Wonder Woman” de Azzarello es un proyecto tan sólido que incluso en los episodios de transición como estos el entretenimiento está asegurado y da buena cuenta de la labor de un guionista que está realizando uno de sus mejores trabajos mainstream.

2 comentarios:

jose rguez dijo...

De lo mejorcito del NUDC, estupenda reseña Pablo.
Por cierto has leído Simon Dark, si es así que te parece.
Saludos

PAblo dijo...

Jose Rodriguez,

Gracias. La semana que viene te cuento lo de "Simon Dark". Estoy en ello. ;-D

Impacientes Saludos.