lunes, 8 de julio de 2013

“Antes de Watchmen: Rorschach”, de Azzarello y Bermejo.




Empiezo a meterle mano a las miniseries de la controvertida línea Antes de Watchmen. editada por ECC Ediciones en España, por la miniserie de cuatro episodios protagonizada por Rorschach, uno de los personajes más carismáticos e importantes de la obra original de Moore y Gibbons, miniserie ideada  y desarrollada por un dúo de campanillas y campanadas como es el formado por Brian Azzarello y Lee Bermejo ("Joker").

En el Nueva York de los años setenta, Rorschach es un justiciero urbano que se enfrenta, en uno de los barrios más peligrosos y deprimidos de la ciudad, con el brutal y astuto Rawhead y su  banda de veteranos de Vietnam quiénes controlan la prostitución de una Gran Manzana atemorizada por los asesinatos de un asesino en serie que tatúa frases en la piel de sus víctimas y al que la prensa ha bautizado como El Bardo. En ese contexto, el terror se desata cuando se produce el celebre apagón de la Ciudad.

Lejos de ser una obra maestra, “Antes de Watchmen: Rorschach” es un tebeo sencillo que se deja leer con agrado merced a la labor de un Azzarello que lleva la historia al género que mejor conoce y maneja, el hard-boiled urbano, al tiempo que la sitúa en un momento previo bastante alejado de los hechos narrados en “Watchmen” para evitar desdecir la obra original, aun cuando las referencias, lugares comunes y homenajes para el conocedor de la obra sean fácilmente identificables.

En ese contexto, Azzarello construye una trama sencilla repleta además de referencias cinematográficas que van de “Pulp Fiction” a “Taxi Driver” (incluso se permite un cameo entre Travis Bickle, el protagonista de la peli, y Rorschach en un curioso diálogo que es de lo mejorcito de la historia) y comiqueras (el principal oponente de Rorschach, el sociópata Rawhead, un curioso entre uno de los principales enemigos de El Castigador marvelita, Jigsaw,  el histriónico y sanguinario Tony Montana de “Scarface” y Tony Manero, el chuleta bailón de "Fiebre del sábado noche" ).

Azzarello, autor contundente donde los haya, se vuelve quizás excesivamente sutil en su estudio en profundidad de Rorschach al que muestra como un justiciero nihilista aferrado a su particular código de la justicia y fuerza de voluntad para enfrentarse a una existencia absurda y sin sentido escapando gracias a la casualidad más que a sus habilidades de los peligros a los que se enfrenta, dando un tratamiento “realista” del personaje que acaba presentándole al lector de manera bastante fiel al lunático obsesivo que Moore describió, aunque para ello se salga de las convenciones habitualesde una historia en la que el supuesto (anti)héroe protagonista siempre va varios pasos por detrás de los malos y recibe más golpes de los que da.

En el aspecto gráfico, Bermejo hace una estupenda labor cuidando al detalle la atmósfera setentera y urbana en que se desarrolla la historia y la caracterización realista de los personajes así como  la narrativa de la historia para llevar a cabo el que para mí es uno de sus mejores trabajos dentro del mainstream.

Azzarello y Bermejo en  “Antes de Watchmen: Rorschach  se cuidan muy mucho de incorporar elementos originales que desdigan la opera prima de Moore y Gibbons que provocasen el rechazo furibundo de los fans y apuestan por realizar un homenaje digno a la obra maestra en la que se inspiran sin caer en el error de intentar ponerse a su altura, con un acercamiento asumidamente menor y tributario que se alimenta de la brillantez y actualidad “Watchmen”, obteniendo de esta forma como resultado una obra sencilla pero que, en mi opinión, supera las expectativas generadas inicialmente. Ojala que el resto de miniseries que conforman la línea estén al menos a este nivel.

11 comentarios:

Akbarr dijo...

Seguro que estás dejando para el final las de tu idolatrado Len Wein ;-)

Anónimo dijo...

Bastante de acuerdo con lo dicho, una obra entretenida, pero poco más; sabe a poco, y como dices tu, parece no querer inmiscuirse demasiado en los acontecimientos "oficiales". Con cual sigues?, estaba pensando pillar otra del tocho estos días...

saludos

Guido Cuadros F.A. dijo...

Hay que tener estómago para estar dispuesto a leer ésta (o alguna otra) de las miniseries que conforman este aberrante, mediocre, innecesario y sobre todo AMORAL proyecto llamado BEFORE WATCHMEN.

Recalco lo de innecesario, porque Watchmen es una obra completa en sí misma, que no necesita ''complementos'' ni ''ampliaciones'' a cargo de autores de tercer o cuarto nivel, que -acomodados con la editora- se ''cagan encima'' en la opinión del autor que manifiesta su deseo de que no se manosee su obra. Es decir no solo son mediocres (o en el mejor de los casos regularones) como autores, sino como personas.

Una pena que el Lector Impaciente se preste a dar cabida a proyectos intrascendentes como este que además pisotean los derechos y la voluntad de un autor que ha dado al medio más que toda esa sarta de oportunistas juntos, y que saben que -de hacer un cómic propio ellos mismos- no tendrían ni el 5% de lectores e ingreso financiero.

Con todo respeto, aquí no hay afrenta: veo que eres muy activo políticamente, por ejemplo en tu cuenta de facebook, quejándote contra las políticas neoliberales españolas, la ''dictadura empresarial'' o los abusos de los poderosos en general. ¿Y acá qué paso?

José Martínez Ros dijo...

Las de Les Wein me han parecido flojitas. En mi opinión la mejor de las minis fue la de Doc Manhattan, seguidas de la de Darwyn Cooke y la de Azza. ¡Saludos!

PAblo dijo...

Akbarr,

¡¡¡ Por supuesto !!! Los mejores bocados siempre se paladean los últimos . ;-D

Anónimo,

Ahora estoy con los Minutemen de Cooke (entre otras cosillas).

Guido,

Me parece que comparar las rabietas de Moore con lo que se puede estar viviendo en mi país es sacar las cosas de quicio y una frivolidad por tu parte.

Por otro lado, antes de enjuiciar obras y autores que presupongo por tus palabras no has leído creo que deberías por lo menos echarle un ojo a estos cómics en lugar de obcecarte en un poscionamiento de fan taliban, que francamente están bastante pasados de moda, y regalarnos comentarios tan destructivos y cerriles como el que has publicado.

Yo para valorar algo lo leo y lo crítico desde el respeto y con ánimo constructivo desde la independencia que me da mi blog.
Con tu comentario no has demostrado nada de esto hacia mí ni hacia unos autores que por lo que he leído hasta ahora han mostrado un cuidado exquisito en mantener intacto y no tergiversar la obra maestra de Moore que gracias a estas obras se agiganta incluso todavia más.

Moore, que no Gibbons, lleva años enroscado en su poscionamiento y eso hace que se desligue y niegue todos los proyectos que se le ofrecen sobre unos personajes que nunca han sido suyos y sí de la editorial y que hasta ahora no les había sacado todo el partido. Esto gustará más o menos, pero es el ABC de la industira del cómic norteamericano y ni yo ni tú lo vamos a cambiar ahora porque no leamos unos tebeos. A propósito, mi opinión a este respecto la expuse hace ya tiempo así que no entiendo, como seguidor que eres de El lector impaciente, que te sorprenda que lea estos tebeos:

http://ellectorimpaciente.blogspot.com.es/2012/02/de-las-precuelas-de-watchmen-y-el.html


Yo no defiendo ni a uno ni a otros y solo me preocupo por pasar un buen rato con los tebeos porque sospecho que en todo lo que es ajeno a estos hay muchos detalles que se nos escapan a los simples lectores de a pie. Una pregunta, ¿respetó Moore a Ditko cuando reinterpretó a los heroes de la Charlton?¿Eso no te molesta?...

Si tú tienes tan clara tu postura me parece estupendo, te envidio. Sin embargo, imagino que no habrás sido tan coherente si fuiste a ver las adaptaciones cinematográficas de las pelis sobre cómics de Moore que se han hecho (batante menos respetuosas que estos cómics). Ni tampoco es un acto de coherencia haber disfrutado de infinidad de cómics Marvel y DC que cimentaron tu afición y se construyeron sobre las ilusiones y derechos en ocasiones de sus autores (visto desde una perspectiva sesgada y actual, por supuesto, en la mayoría de los casos).

Yo respeto tu opción de no leer estos cómics, respetanos tú a los que lo hacemos porque por mucho que los obvies van a continuar ahí.

En fin, solo reafirmarme en que seguiré leyendo lo que me dé la gana y comentaré lo que me plazca con educación y respeto como llevo haciendo desde hace siete años en mi blog sin que me venga a decir nadie sobre qué debo escribir o no. Si logras abrir tu mente admitiendo la diferencia, sigue leyéndome y comentando y si no es así pues busca por ahí otras opiniones que reafirmen tus posiciones. A mí me da igual.

Jose Martínez Ros,

Bienvenido. ¿Len Wein, flojito? No puede ser... Ya te comentaré algo. Todavia no las he leído esas.;-D

Impacientes Saludos.

Liponidas dijo...

Hola Pablo,

No te calentés, este personaje es un troll profesional que se encarga de pasar por distintos blogs a provocar, usando una formalidad correcta pero tocahuevos.

Bravo por ti, aplaudo tu contestación.

Saludos.

Fran De Oliveira dijo...

Todos sabemos lo que es "Before Watchmen" para DC...dinero fácil.
Pero sin duda que para los autores fue la oportunidad de trabajar con un material que admiran y respetan. Obviamente el resultado tiene altibajos y puesto que la obra de referencia es simplemente brillante es fácil palidecer en comparación.
Personalmente me gustó el apartado gráfico de Rorschach, pero eche en falta mayo originalidad...eso si, el cameo Taxi Driver sacó todo mi fan service.
Me sorprendió espectro de Seda y creo que es la mejor mini-serie del conjunto...pero ya veremos cuando la leas! Saludos!

Guido Cuadros F.A. dijo...

''Talibán'' me calificas, al mismo tiempo que te jactas de una supuesta ''educación impecable'' cuando comentas o discutes sobre cómics. Retírame en el acto ese calificativo, que no te lo acepto. Lo curioso es que por estar de parte del autor me llamas talibán, entonces tú por estar de parte de los editores que violan los derechos y la voluntad del autor ¿qué cosa serías? ¿el rey de los talibanes? ¿o quizá un nazi? seguramente un ''ultraliberal conservador''. No caigamos pues en las comparaciones insultantes, porque saldrías perdiendo.

Luego dices que estos autores (los mercenarios a sueldo) han demostrado un ''cuidado exquisito en mantener intacto y no tergiversar'' la obra de Moore, mientras en entrevistas gentuza como Straczynski -de quien repites todos sus tontos argumentos como autómata- se dedica a hablar pestes del autor. No se puede respetar una obra si no se respeta al autor de la misma. Peor aun cuando este ha dicho claramente que no quiere que se toque su obra y estos autores mediocres lo hacen igual. ¿Eso es respeto?

Y en serio, te creía más inteligente para decir ¿no hizo Moore lo mismo con personajes de la Charlton o con personajes de la literatura clásica?. 1ero.- una cosa es ''INTERPRETAR'' y otra muy distinta ''APROPIAR''. Dale una revisadita al diccionario pues parece que los españoles han comenzado a desconocer el idioma que nos legaron a los sudamericanos. Más aun con el agravante de APROPIARSE de personajes y de una obra no de siglos anteriores, ni de personajes que forman parte del acervo popular sino de una obra específica y de personajes específicos con nombres específicos de hace menos de 30 años, y cuyo autor sigue vivo y que manifestó que se respeta la independencia de su obra. Y no se REINTERPRETA ni se ADAPTA ni se HOMENAJEA, sino se APROPIA ILEGALMENTE y AMORALMENTE, y con fines exclusivamente de LUCRO.

A mí el cómic y el arte en general no me parece ninguna frivolidad, y de hecho me parece más importante que los tejemanejes que los politicastros de turno hacen en tu país o cualquier otro, y que para tí es algo ''trascendente''. El cómic es arte y es importante, y no ninguna frivolidad, como tampoco lo son la creación artística y el respeto a los derechos de autor.

Finalmente, no pienso discutir más, si sólo vas a repetir los tontos argumentos de Straczynski ''Moore hizo lo mismo'' (lo mismo por ningún lado señor) o incluso peor, llegar al primitivo argumento de ''yo leo lo que me da la gana'' (de la misma manera que un violador o pedófilo puede decir ''yo tengo sexo con quien me da la gana'').

Si yo soy un talibán, pues tú eres un ultraliberal conservador que se disfraza de comunista sólo cuando le conviene. Y el que está pasado de moda eres tú. Con todo respeto.

PAblo dijo...

Lipónidas,

Gracias. Hasta ahora en el Lector Impaciente siempre se había comportado con corrección.

Fran De Oliveira,

Está claro cuáles son los motivos de la editorial pero no entiendo tanta ofensa.

Guido,

En fin, tú tienes tu forma de ver las cosas y yo tengo la mía.

Además de exponer tus opiniones no has hecho más que ofenderme a mí y a una serie de autores de cómics por ganarse la vida y compartir su afición. (No he leído esa entrevista a JMS que mencionas, por cierto).

No voy a entrar en el juego de las descalificaciones. Por mi parte, queda zanjado este tema. Que cada cuál saque sus conclusiones.

Vete a trolear a otra parte.

Impacientes Saludos.

Spleen dijo...

A me ha gustado la serie de Ozymandias, tanto en el apartado artístico como en el guión. Las demás no pasan de regulares y correctas, aunque aún me falta leer la de Moloch y El Comediante.
Por cierto me encanta tu blog y tus reseñas.
Saludos desde Chile.

PAblo dijo...

Spleen,

Bienvenido y gracias.

De "Ozymandias" y del resto de las series iré comentando en profundidad pronto.

Impacientes Saludos.