viernes, 10 de mayo de 2013

“Superman El Hombre de Acero Vol. 3”, de John Byrne, Paul Levitz, Dick Giordnano y Greg Larocque.



Este puente me he leído el tercer volumen de la cuidada reedición que ECC Ediciones está realizando de la etapa de John Byrne en “Superman”, de la que ya escribí aquí y aquí, y que reúne en esta entrega los números cinco a ocho de “Superman”, “Action Comics” 588 a 589 y “Legión de Superhéroes” 37 (de las ediciones norteamericanas).

En estos episodios, Superman viajará desde la selva amazónica para enfrentarse en un yacimiento arqueológico a una momia que es el receptáculo de una antigua civilización de prehumanos que pretenden reconquistar el mundo hasta el espacio exterior donde con Hawkman, Hawkgirl y los Green Lantern desarticulará diversas amenazas alienígenas antes de regresar a la Tierra para enfrentarse a Rampage y aliarse en la Tierra con los Metal Men para anular la amenaza química de Chemo y reencontrarse con los miembros de la Legión de Superhéroes que han regresado del futuro para enfrentar juntos la amenaza de…¿Superboy? 

Aun cuando creo que en los primeros episodios incluidos en este volumen Byrne baja un nivel respecto al nivel exhibido en los dos anteriores releídos en la actualidad todavía son historias frescas, dinámicas y entretenidas en las que Byrne tira de su oficio para incorporar un ritmo frenético en tramas sencillas pero efectivas y eficaces. Byrne presenta en ellos a villanos como Rampage que luego tendría cierto tirón posterior además durante la etapa de Roger Stern, y muestra su predilección por las tramas influencias por la ciencia ficción – no tiene ningún empacoy conocimiento del Universo DC al incorporar en las historias de “Action Comics” a invitados de la talla de los Halcones, los Green Lantern Corps o los Metal Men. Byrne, en estos números, es capaz de rayar en la autocita del “Action Comics 589 que tanto recuerda al “Fantastic Four 234-235 “ con el encuentro de Los 4 F con Ego, el Planeta Viviente, o sugerir claras ensoñaciones sexuales de Superman con Wonder Woman o sus devaneos con Lana Lang en el famoso arreglo de la valla.
:
Especial interés tienen los episodios del cruce con “La Legión de Superhéroes” con la reintroducción de “Superboy” y “La Legión de Superhéroes” , clásicos encuentors del Superman precrisis en el Superman poscrisis. Byrne y Levitz, los guionistas de “Superman” y “Legión de Superhéroes”,  acometen el nuevo cruce con un profundo respeto al clasicismo de las historias precrisis al tiempo que arman una trama efectiva y moderna para la época. Quizás lo más molesto sea el dibujo de un Greg Larocque, el dibujante de “Legión de Superhéroes”,  muy por debajo del nivel exhibido en aquella estupenda etapa por el guionista Paul Levitz (a propósito, ¿para cuándo una reedición digna de estos cómics?).

En fin, este tercer volumen de “El hombre de Acero”, de John Byrne nos reconcilia con el genero superheroico, en su vertiente más alegre y desacomplejada que a todos los aficionados a las aventuras del Hombre de Acero nos gusta leer y que Byrne supo interpretar como pocos.

4 comentarios:

Juan Rodríguez Millán dijo...

Ayer estuve en una charla sobre el 75 aniversario de Superman en el que se decía que esta revisión de John Byrne había envejecido mal y que hoy en día leerlo era infumable. Y no estoy nada de acuerdo. Ya sabes que soy fan de Byrne y sus etapas revisionistas en Superman o los 4 Fantásticos. Evidentemente, hoy ya no se hacen cómic así. ¿Pero eso es bueno? A mí me siguen pareciendo maravillosamente entretenidos.

PAblo dijo...

Juan,

¿Qué el Superman de Byrne hoy en día es infumable? Para nada. Precisamente, con motivo de la reedición de ECC, lo estoy volviendo a releer y me está gustando casi más que cuando lo leí por primera vez hace años en Zinco.

Plantea siutaciones interesantes que posteriormente han sido explotadas por otros autores y argumentos a largo plazo, más las pequeñas tramas autoconclusivas planteadas con eficacia que por desgracia se han perdido en el génnero actualmente como consecuencia de unas editoriales mainstream presas de sus políticas de megaeventos.

Estoy de acuerdo contigo. No se hacen tebeos de superhéroes así y en eso creo que las editoriales mainstream han elegido una vía equivocada.

Impacientes Saludos.

Raúl Expósito dijo...

Yo creo que, al menos en sus inicios, no había un Superman de Byrne, sino dos: el de Action Comics y el de Superman.

- el de Action Comics, la serie de Team-Up, muestra a un Byrne con el piloto automático, narrando historias autoconclusivas que, como ocurría en los peores tiempos del Marvel Team Up, tenían el handicap de no poder desarrollarse en aventuras más densas e interesantes. Además, el entintado de Dick Giordano era infumable.

- el de la serie Superman, la serie central que comenzó desde el número 1, ya es harina de otro costal. Ahí sí tenemos a un Byrne volcado en su trabajo y dándonos una serie de gran calidad. Además, cuenta con el entintado de un buen Terry Austin y, sobre todo, de un INMENSO Karl Kesel. En mi opinión, el Kesel de Superman es el segundo mejor entintador que ha tenido Byrne, sólo detrás del Austin de la Patrulla-X.
Curiosamente, las historias de Superman también suelen ser autoconclusivas, pero Byrne se toma mucho más en serio el desarrollo de las mismas y puede centrarse más en el entorno de Clark Kent, algo que no puede hacer en Action. Además, aunque las historias sean autoconclusivas, no deja de ir entretejiendo pequeños hilos como la intervención de Superman en Millenium, el origen de Metallo o el de la nueva Supergirl que demuestran que tenía la serie muy bien planificada desde el principio. Chapeau.

Eso sí, a mitad de Action Comics, Dick Giordano es sustituido por Keith Williams en el entintado y la serie da un enorma salto de calidad. Byrne también debió de darse cuenta y hace que ambas series interactúen mas, en aventuras como la de la Legión de SUperhéroes o el citado crossover con Millenium. A partir de ese momento, yo diría que ambas series están casi a la par, con Superman algo por encima gracias al trabajo de Kesel.

Cada vez que releo el Superman de Byrne me salto los primeros episodios de Action entintados por Giordano y no veáis cómo se nota la diferencia.

PAblo dijo...

Raúl Expósito,

Sí, está claro que estos episodios de Action son los más flojos pero yo los releo con cariño, básicamente porque en su momento me (re)descubrieron a algunos personajes DC que tenía bastante olvidados.

Coincido en la apreciación respecto a los entintadores. Efectivamente, creo que el trabajo de Kessel en general no se ha valorado lo suficiente.

Impacientes Saludos.