viernes, 12 de abril de 2013

“WW 2.2 La otra Guerra Mundial 1: La Batalla de París”, de Chauvel, Boivin y Henninot.




Inicia Diábolo Ediciones la publicación de una nueva serie ambientada en la II Guerra Mundial en la que un equipo creativo distinto en cada uno de los siete álbumes en que está prevista la serie se dedica a intentar responder si en momentos claves del conflicto los hechos históricos hubieran sido distintos. Una ucronía histórica en toda regla que se ajusta a la fórmula clásica de los “What if…?” superheroicos que pusiera de moda la Marvel en los ochenta. De este modo, en este primer tomo el equipo formado por el guionista David Chauvel y los dibujantes Eric Henninot y  Hervé Boivin  nos dan su respuesta a lo que hubiera pasado si Hitler hubiera muerto en 1939 si el fallido atentado de Johann Georg Elser hubiera tenido éxito.
En este primer álbum, el equipo creativo plantea que la guerra habría estallado igualmente aunque se hubiera desarrollado de manera muy distinta siendo uno de los momentos claves de esta guerra paralela la batalla de París que se habría desarrollado en una capital de Francia evacuada de población civil y tomada por el ejército francés a la espera del asedio de los alemanes. En este álbum, Chauvel, Boivin y Henninot se centran en mostrar la tensa espera de el día a día en la ciudad desierta de una de las patrullas francesas antes de la gran batalla contra los alemanes.
Me ha decepcionado esta primera entrega de la serie pues lo que en principio se vende cómo el elemento central de la historia – la muerte de Hitler en 1939-  ocupa solo el prólogo de la misma siendo el desencandenante de los hechos narrados en el grueso del álbum, un episodio bélico imaginado en el que Chauvel cae en todos los tópicos de las historias bélicas protagonizadas por grupos reducidos y explotadas hasta la saciedad en el cine desde “La Patrulla Perdida” hasta “Salvar el soldado Ryan” (por no hablar de la magistral serie televisiva “Band of Brothers”). La diferencia más llamativa es que la nacionalidad de los soldados protagonistas del álbum es francesa pero, más allá del detalle, Chauvel cae en todos los arquetipos una y mil veces vistos en diversas historias para caracterizar a sus soldados (el misterioso veterano de oscuro pasado, el jefe inseguro, el poeta, el líder en la sombra, etc…), siendo quizás el único guiño más o menos original la presencia en el reparto de unos gemelos bigotudos que parecen referenciarse tanto en los clásicos Hernández y Fernández de Hergé como en los inefables Mario Bros. de Sony.
A partir de estos datos y cierto conocimiento documental de la historia, Chauvel monta una trama convencional  usando como narrador interpuesto la relación epistolar del jefe de la unidad con su esposa. El principal problema de la historia, en mi opinión, es que Chauvel intenta dar una excesiva verosimilitud a la historia partiendo de su premisa falsa ciñéndose a un falso realismo que acaba volviendo la trama previsible y manida cuando la gracia del asunto estaría en hacer algo original y diverso aprovechando la ucronía y su carácter de ficción.
En el aspecto gráfico, volvemos a las mismas. El arranque es espléndido con el desarrollo en primera persona en el prólogo del atentado contra Hitler por el mismísimo Elser al que adivinamos entre sombras, dibujado con brillantez por Henninot (al que ya conocimos en España gracias a “XIII Mystery”). Sin embargo, una vez logrado el efecto de epatarnos con la espectacular capilla ardiente de Hitler, toma las riendas de la historia Hervé Boivin, un dibujante que asume un rol mucho más convencional. De este modo, Boivin es un dibujante muy correcto, que se ciñe con mimo a las instrucciones del guionista dibujando con precisión tanto las calles desiertas de París donde se desarrolla la acción como los diversos personajes pero su narración es lenta y premiosa lastrada por lo convencional de la historia y a mí me ha dejado bastante frío.

En fin, esperaba algo distinto de este primer álbum de “WW 2.2”, que el álbum se hubiera centrado en mostrarnos efectivamente el atentado contra Hitler y no sus consecuencias, quizas. Y es que estoy seguro que  "WW 2.2"  es una serie que parte de unas ideas que pueden dar mucho más de sí  de lo que lo que han planteado Chauvel y Boivin en este primer álbum. Ojalá que en el segundo a cargo de Robledo y Toledano (sí, los de "Ken Games") estos acierten y sean capaces de sacarle todo el jugo al concepto. Ya os contaré.    

3 comentarios:

Daniel Merrick dijo...

Qué lástima, pintaba muy bien... Estoy dudando entre hacérmela o no. Claro que viendo los autores del segundo número anima más!

karlos dijo...

Mario bros. y sony? Creo q no....por otra parte una pena q con lo q promete la serie....bueno a lo mejor hay algun numero suelto salvable

PAblo dijo...

Daniel Merrick,

Bueno, los álbumes se pueden leer de manera independiente. Yo el segundo me lo compro fijo. Ya te contaré.

Karlos,

Bienvenido. Es una especie de broma de los creadores. Son unos miembros de la patrulla francesa, que son fontaneros, gemelos y uno empieza las frases que acaba el otro...

Impacientes Saludos.