martes, 16 de octubre de 2012

“Lobezno: Origen”, de Paul Jenkins y Andy Kubert.


He vuelto a leer en la edición del coleccionable “Marvel Héroes” de Panini –hay unas cuantas disponibles tanto de Panini como de Planeta- esta serie limitada de seis números que en su momento tuvo una gran repercusión porque se vendió como el origen de uno de los personajes más carismáticos  del panteón  Marvel, Lobezno. Lo cierto, es que me ha gustado tan poco como la primera vez, ya que se trata de una historia que traiciona completamente la idiosincrasia de un personaje que precisamente en el  misterio sobre su origen tenía uno de sus principales atractivos.
En la Alberta canadiense del siglo XIX, Rose es una jovencita pizpireta que llega como dama de compañía a la imponente Mansión Howlett para cuidar del futuro heredero, el enfermizo James. James y Rose harán amistad con Perro (¿?), el hijo del jardinero de la finca, y se convertirán en compañeros de juegos inseparables. Sin embargo, las pasiones soterradas rodean la Mansión donde el enfrentamiento entre el padre de James, John, y y su abuelo, el tiránico patriarca de la familia son constantes, mientras la desquiciada madre del muchacho se mantiene al margen llorando la muerte del hijo mayor mientras el envidioso padre de Perro larva su rencor reconcentrado contra los Howlett. En una noche de tormenta, todas esas tensiones finalmente estallarán en una serie de asesinatos y el nacimiento de…Lobezno.

“Lobezno: Origen” podría pasar como  historia alternativa del tipo “Elseworlds” de DC o “1602” de Marvel pero establecer esta historia como origen canónico de un personaje como Lobezno es difícilmente entendible para todos los que disfrutamos con el personaje mientras se mantuvo bajo el control exclusivo de Claremont, el guionista que lo encumbró y mejor lo ha entendido. Tras la perdida de influencia de este, el personaje se convirtió en un títere en manos de los editores –y los productores- que lo sortearon entre distintos equipos creativos con mayor o menor fortuna. Solo gracias a su poder de curación –y su gran potencial- se explica que haya sobrevivido a tantos desaguisados, siendo quizás el mayor de todos el perpetrado por Paul Jenkins y Andy Kubert.

Paul Jenkins es un buen guionista pero acometer una empresa de la magnitud que suponía contar el origen de este personaje le venía grande a él y probablemente a cualquiera. Más allá de ese atenuante, Jenkins se equivoca en el planteamiento y demuestra poco conocimiento del personaje al literaturizarlo en una absurda trama tributaria de las hermanas Brontë o Henry James, cuyos universos de ficción, aunque muy recomendables por sí mismos, poco tienen que ver con el de Logan. Jenkins falla en el desafío de hacer creíble y coherente la historia con lo que conocíamos previamente del personaje con una historia tan ajena a la personalidad de Lobezno, convirtiéndose en un episodio anecdótico, inconexo y de difícil explicación y que no mejora por mucho que se cite a Blake.

 
En el aspecto gráfico, Andy Kubert no realiza un mal trabajo gustándose en el desarrollo de los personajes y la ambientación potenciadas sus habilidades  además por el tratamiento del color digital de Richard Isanove, pero deja una vez más patente sus lagunas para la narración con un desarrollo abrupto y, en ocasiones, desconcertante de la historia, siendo lo mejor las espectaculares portadas de la serie. “Lobezno: Origen” es un tebeo que equivoca el planteamiento y el protagonista que perdido su carisma es difícilmente reconocible.

Mucho mejor la historia que completa el volumen del “Extra Superhéroes” con la primera aparición setentera de Lobezno por Len Wein y Herb Trimple aun cuando no hayan tenido el detalle –o el espacio- de incorporar la historia completa de “La Masa” que los talluditos disfrutamos en los horribles “Pockets de Ases” de Bruguera. No se puede tener todo.

Más sobre el origen de Lobezno, aquí.

7 comentarios:

Adolfo dijo...

Ha sido leer "pockets de ases" y una lagrima llena de nostalgia circular por mi mejilla. Mandrake, Flash Gordon y uno en el que Hulk se enfrentaba a Xemnu se quedaron en la estantería de la casa de mis padres. Este de Lobezno no me disgusta tanto como a ti, pero a mi mujer, fan absoluta (y antes de que lo interpretara en la gran pantalla Hugh Jackman) no le convenció mucho.

Rafa - Highlander dijo...

Me encantaban los Pockets de Ases.
Tenía un montón y lamento haberme deshecho de ellos.

Aunque es cierto que aunque para mí eran una joya, realmente eran una edición lamentable

PAblo dijo...

Adolfo,

Pues si le gustó la película a tu mujer me sorprende que no le guste porque en la peli se hace referencia a este origen (con más gracia incluso que en el tebeo).

Una de las razones por las que no me gusta aparte de las reseñadas es el uso del narrador interpuesto que hace Jekins que lastra la posible acción que pudiera tener la historia. Como en la peli eso no pasa quizás por eso lo tolero mejor en imágenes.

Los PA eran supercutres pero la cantidad de buenas historias que nos ofrecieron lo compensaban.

Rafa-Highlander,

Bienvenido. Yo todavía conservo algunos como este de La Masa - en realidad era parte de La Masa y la parte del Grupo X ;-D- y los guardo con cariño.

La edición era cutrísima pero en aquella época nos importaba un bledo.

Impacientes Saludos.

Adolfo dijo...

Es que mi mujer es mas fan del Lobi destripador, salvaje y violento que acaba sus peleas con un Nene. Es como el Joker. Lobi es lo que es, no se le pueden poner puertas al campo. No tiene pasado porque así mola mas y precisamente la falta de información te permite hacer un poco mas tuyo al personaje. La película le horroriza, cosa normal, pero a Hugh lo mira con buenos ojos. No entiendo la razón...

PAblo dijo...

Adolfo,

Efectivamente. Buena parte de la magia del personaje que Claremont instauró con mucho acierto eran las muchas incógnitas y las insinuaciones acerca de su pasado que le hacían misterioso y que poco a poco se han ido aclarando de una manera un tanto decepcionante salvo contadas excepciones.

Lobezno es básicamente un (anti)héroe de acción y encajará en cualquier escenario de ese tipo y en historias que pongan en conflicto su parte animal con su humanidad pero convertirlo en un niñito maltratado y desvalido rechina. En eso y en que la película le horrorice le doy la razón a tu mujer.

Impacientes Saludos.

Rondi (Alberto Rguez Carmona) dijo...

Saludos, soy nuevo por aquí.
Lo primero, acabo de releer el cómic y al igual que la primera vez me parece un buen cómic y además, muy valiente.

Hablar sobre el origen de un personaje como Lobezno es difícil y descabellado, pero es un origen que de alguna manera siempre hemos deseado leer. Convencido estoy de que más de una vez habéis deseado leer alguna historia que relatase dicho origen.
Me parece comprensible, que no os guste que hayan explicado su origen y sobre todo, que lo hagan de esta manera. Bien es cierto que se nos explican muchas cosas de la personalidad futura de James Howlet, perdón, quería decir Logan. Pero también juegan con nosotros haciéndonos creer por un momento que Thomas, el padre de Perro es el Logan que hemos conocido siempre y es un elemento de la historia que no me gusta demasiado así como lo del hermano de James, que también era mutante.
Pero el resto a mi me parece fascinante. Admito que no queráis incluir esta historia como el origen oficial, pero lo que no puedo creer es que digáis que no es un buen cómic. La historia me parece cojonuda. Yo tengo la edición de grapa original. Las dos primeras partes son excelentes, la tercera flojea en algún aspecto. Luego se remonta el vuelo hasta el final, donde la aparición de Perro, me parece un poco forzosa pero comprensible debido a la petición del abuelo de James y las ansias de venganza de Perro. Se plasma muy bien como Lobezno se siente entre iguales con la manada de Lobos. Su naturaleza animal les acerca y está fenomenalmente plasmado.

El dibujo de Kubert es excelente, así como la narración. Hoy día, después de tantos años, me siguen sobrecogiendo algunas ilustraciones, la gran expresividad que logra, con que fuerza, es el rey de los ojos que hablan, que lo dicen todo. A mi me parece un gran cómic. Que no gusta como origen oficial del personaje, pues separa, no tengas en cuenta eso y disfruta.

Diré que soy fan de Lobezno a muerte, tanto es así, que casi ningún cómic en el que aparece me gusta como está reflejado. EL propio Claremont se contradice. Lobezno es el mejor en lo que hace, entonces ¿porque siempre es un bocazas, que queda en ridículo, al que siempre apalean y deben sacar de aprietos?... Claremont tuvo aciertos muy buenos con Logan, como "Honor" o el enfrentamiento contra el "Club fuego infernal" donde raptan a todos y es el único que sigue libre...pero por lo general el Logan de Claremont, es un personaje cascarrabias y bocazas que no sabe hacer nada...Y mucho menos es realmente salvaje... Si nos mostró un Logan brutal en el crossover "4F vs Xmen", donde Lobezno le da una paliza a Mr. Fantástico, ni tan siquiera Hulka y Mariposa Mental pudieron detenerle. Ese si es mi Lobezno salvaje y dominado por su parte más animal...

Aprovecho para presentarme. Me llamo Alberto, he creado un blog recientemente y me gustaría que le echaseis un vistazo:

http://camavinetasyrocknroll.blogspot.com.es/

Gracias, un saludo.

PAblo dijo...

Rondi,

Bienvenido.

Simplemente es una cuestión de gustos. Por supuesto, que el tebeo tiene cosas interesantes y te concedo que, en cierto modo, es un tebeo valiente y arriesgado y justamente por ello causa división de opiniones.

A mí el universo literario en que se inspira Jenkins para desarrollar Origen no me pega nada con todo lo que hasta el momento conocía del personaje y me saca por completo de la historia y, por otro lado, tampoco es que tuviese especial interés en que le dieran un origen al personaje. Es más, hacerlo creo que le quita buena parte del misterio y darle ese carácter de niño desvalido y enfermizo de la primera parte de la hsitoria no casa para nada con todo lo que conociamos con anterioridad del personaje.

Sobre el tema de los parecidos con el jardinero y lo del hermano muerto ya tuvo su explicación en otra historia posterior.

El personaje de Perro adulto es absurdo y una incoherencia de Jenkins, en mi opinión. Que el duro abuelo le salve y lo tenga a su servicio durante años cuando acaba de descubrir que su padre ha matado a su hijo resulta contradictorio con todo lo que nos había mostrado antes.

Por supuesto, que el tebeo está bien dibujado. En algunos casos, incluso demasiado bien. Eso no quita que la narración en ocasiones sea confusa porque ese no es el fuerte de Andy Kubert.

¿Qué más? Para nada de acuerdo en que Clramento tuviese tan bajo concepto de Lobezno. Al contrario, era uno de sus personajes favoritos y de hecho le dedicó aparte de la famosa "Honor" una maravillosa serie limitada con Kitty.

Precisamente, durante buena parte de su etapa en X-Men uno de los temas recurrentes era el de la naturaleza asesina de Lobezno que se suponía que Xavier le enseñaba a controlar.

El Lobezno de Claremont es el outsider del grupo, el rebelde individualista y en distintas ocasiones es el que salva al resto tomando decisiones de moralidad dudosa.

Muy chulo tu blog.

Impacientes Saludos.