viernes, 24 de agosto de 2012

“Tierra X”, de Alex Ross, Jim Krueger y John Paul Leon.


Entre los tebeos que me he repasado estas vacaciones se encontraba la recopilación que Panini publicó en su colección Extra Superhéroes hace unos meses de esta “Tierra X”, maxiserie de catorce números –curiosamente numerada del cero al trece- ideada por el afamado dibujante/pintor/ilustrador Alex Ross pero dibujada por John Paul Leon y guionizada por Jim Krueger. El volumen de Panini incluye además un número complementario “Earth X, ½” insertado en medio de la maxiserie para respetar su cronología.
La historia es una distopía fatalista sobre el destino final de los superhéroes Marvel en una Tierra esquilmada desde el momento en que toda la población del planeta adquirió poderes. A través de los ojos del Hombre Máquina que está siendo formado por un mermado Uatu para convertirse en el nuevo Vigilante, se presenta el destino de una Humanidad predestinada a un fin celestial desde sus orígenes al tiempo que vemos como los superhéroes que quedan afrontan su papel en un mundo que parece no necesitarlos.
Entiendo los méritos que pueden encontrarle a algunos a haber montado esta historia por parte de Ross y Krueger, que para su construcción se han dado un buen repaso a toda la mitología marvelita, pero su visión oscura, negativa y pesimista del panteon Marvel me repele. Al parecer la cosa nació a raíz de unas decadentes versiones de encargo que realizó Ross de distintos superhéroes y a partir de ahí, junto a Krueger, desarrolló una idea que parece en parte inspirada en “La Torre Oscura” de Stephen King y contó con el OK de una confusa Marvel que a finales de los noventa todavía no había encontrado el Norte tras los desastres de los “Heroes Reborn”.


Krueger insufla al tebeo una épica cósmica oscura y densa potenciada por el dibujo y la narrativa oscura y densa de un John Paul Leon, que ya he comentado en alguna ocasión que no es santo de mi devoción y menos para el género de superhéroes pero cuyo estilo se ajusta como un guante al enfoque ideado por Ross y Krueger. Mas allá de los soporíferos diálogos que se cascan Uatu y el Hombre Máquina (terribles los textos complementarios que cierran cada capítulo), hay algunas ideas curiosas – la inclusión de los asgardianos y lo del Doctor Extraño - y la cosa podría ponerse más interesante en la parte de la trama en que el Capi reúne fuerzas para enfrentarse al nuevo Cráneo, pero Leon deja patente su incapacidad para reflejar con claridad las escenas con múltiples personajes e insuflar emoción a las –escasas- secuencias de acción que incluye la historia bastante mal resueltas.

 Además, la confusión del tebeo crece conforme la historia avanza porque la capacidad para hilvanar la compleja historia y todo lo que quieren incorporar es menor que el talento narrativo de sus autores y, además, concluye con una de las idas de olla más grandes que se ha visto en esto de los superhéroes.  Lo mejor en el aspecto gráfico de la serie son las portadas de Alex Ross.
En fin, “Tierra X” es un batiburrillo de buenas ideas torpemente plasmadas. Quizás con un planteamiento menos ambicioso – o si Ross le hubiera pedido ayuda a Jim Starlin, a Rafa Marín o a Kurt Busiek en lugar de a Leon y a Krueger - la historia habría dado mucho más de sí, pero el Universo Marvel que a mí me gusta está bastante alejado del confuso oscurantismo de esta “Tierra X”. Que cada cuál saque sus conclusiones (y, si quiere, hasta las comparta).

7 comentarios:

Akbarr dijo...

Yo me leí en su día los primeros números y sí, un rollo de espanto. La culpa es de Uatu, claro, ¿cómo se les ocurre meter a un personaje tan coñazo? ;-)

Peúbe dijo...

Pues me alegro de leer esta reseña. Lo mejor que puedo decir es que este cómic me pareció una interesante nada, con detalles curiosos, guiños aislados al aficionado de toda la vida, con ideas sueltas graciosas/ingeniosas, con escasos momentos que atrapan... rodeados de irrelevantes textos interminables, hilvanado con una trama general tontísima, con una oscuridad y suciedad que aburren, etc.

Cada número está obsesionado con darle la vuelta al calcetín a todos los personajes. Puedo entender que en el futuro, o por culpa de una plaga extraña, todos los personajes cambien, pero todos lo hacen en la misma dirección, con la intención de convertirlos en una ironía. Se hace aburrido ver capítulo a capítulo es mismo esquema... para no dar realmente más profundidad a estos superhéroes, que imagino que era la intención.

Lo único que de verdad puedo releer (y ya releí en su momento una docena de veces) es el número suelto del sketchbook en el que Ross muestra sus aportaciones. Casi todas son brillantes, los bocetos/diseños en concepto y acabado quitan el hipo. Todavía no me quito de la cabeza que los hijos de la Cosa sean los hermanos Grimm, eso es sentido del humor del bueno.

Cuando lees a los aficionados a Marvel decir que el universo fue creado sólo para dar a luz a esta mediocridad uno no puede evitar sorprenderse.

PAblo dijo...

Akbarr,

Y encima de villano. Si Jack Kirby levantara la cabeza y Stan Lee volviese a leer cómics en lugar de hacer cameos...

Peúbe,

...O hacerse el hara kiri. Me alegro que coincidamos en la apreciación. A mí en su momento ya no me gustó y tras la relectura me ha pasado lo mismo.

Impacientes Saludos.

Ternin dijo...

Mega coñazo. Gracias, Pablo, de verdad.

PAblo dijo...

Ternin,

Respecto a "Tierra X" never walk alone, tocayo. ;-D

Impacientes Saludos.

Anónimo dijo...

Buenas a todos, gracias por la pagina, increible referencia siempre. Consegui entusiasmado el tomo recopilatorio de usa y me senti raro al no poder siquiera terminarlo. Dialogos malisimos, muy aburridos y torpes. Uno de los tps mas grandes q tengo de lo q menos cosas se pueden rescatar, salvo como dices, las portadas de Ross. No le veo futuro en mi comicteca je.

PAblo dijo...

Anónimo,

Uno más que coincide y ya somos unos cuantos.

Estaría bien que a aquellos que les guste la obra -que me consta que alguno hay- también comentaran para ver si nos convencen.

Impacientes Saludos.