viernes, 27 de julio de 2012

“Reportajes”, de Joe Sacco.




 Hay tebeos, a pesar de su calidad, que no apetece leer y cuya lectura acabó demorando durante meses. Y es que con la que nos está cayendo, por muy bueno a priori que sea el cómic, resulta duro enfrentarse a los reportajes en viñetas que nos propone el maltés Joe Sacco, un recorrido por las cañerías más bajas de la crueldad, miseria e hipocresía de la que es capaz nuestra especie.

“Reportajes”, la obra recopilatoria publicada por Mondadori hace unos meses, recoge prácticamente el itinerario completo por la carrera reporterista del periodista de cómic –así es como él define en la introducción el género que prácticamente ha inventado y del que es máximo exponente- que reune reportajes de corta extensión realizados para distintas revistas desde finales de los noventa hasta el año pasado, clasificados en zonas de conflicto desde los Balcanes a la India, pasando por Chechenia, Palestina, Iraq, o el problema de la inmigración africana a Europa localizado en Malta.



Los que seguimos de antiguo a Sacco no descubriremos nada excesivamente nuevo en su estilo influido directamente por autores como Crumb, Pekar o Spiegelman y rememoraremos su paso por conflictos de los que ya se ocupó en obras más extensas pero descubriremos otros nuevos de los que se ha ocupado en los últimos años como la historia de los emigrantes de Malta o la de los descastados de la India, que reflejan una madurez como autor total que ya venía anunciado desde la imprescindible “Notas a pie de Gaza”. De este modo, a lo largo de la evolución marcada por los distintos años en que se realizaron estos reportajes, aun mediatizada por su distinta extensión, los lectores veteranos  podremos apreciar como Sacco, sin abandonar unas premisas básicas innegociables, ha evolucionado progresivamente  para dotar de más voces y perspectivas a sus historias jugando incluso  con la elipsis para dar más empaque a las dificultades con que se encontró en el desarrollo de su labor en India.
 
El que no se haya atrevido antes a abordar su obra descubrirá a un reportero comprometido que ha viajado por medio mundo reflejando las mayores injusticias de nuestro tiempo aun a costa en ocasiones de poner en peligro su propia vida. Consciente de la imposibilidad de dar objetividad a los temas que trata pero abordando con la suficiente perspectiva los mismos para aprovechar la potencialidad del cómic para ofrecer distintos testimonios al tiempo que aportar datos precisos y posicionamiento personal en un documento uniforme incapaz de conseguirse en el reporterismo convencional

En definitiva, “Reportajes” vuelve a ser un serio candidato a mejor cómic del año y deja abierta la incógnita sobre qué nueva injusticia denunciará Sacco en sus próximos trabajos. ¿La Primavera Árabe?¿Siria?¿España? No importa porque de todos y todas será de obligación leerlo.

5 comentarios:

jorge dijo...

Me pasa lo mismo.

Se que va a ser bueno pero no me apetece un drama en estos momentos.

Ahí lo tengo cogiendo polvo.

(con las películas me pasa igual)
hay u momento para cada cosa.

Un saludo

Jorge
(la imaginación dibujada)

Liponidas dijo...

Recojo la posta, parece que a todos nos pasa algo parecido. Yo tampoco la leí y cuando saqué de la biblio "Notas el pie de Gaza" la tuve que devolver intacta...
Su obra es sumamente interesante porque en este medio puede contar absolutamente todo lo que le apetezca, sin reparos. Gracias a la red de bibliotecas pude leer Palestina, Gorazde y alguna otra.
Sin duda, un autor imprescindible que se podría acompañar muy bien con Guy Delisle o los autores de esa peli-comic contada desde el punto de vista de un soldado israelí en una invasión a territorio palestino (no me acuerdo como se llama, la estrenaron en cines)
Otro imprescindible como los que nos tienes acostumbrados Pablo!

PAblo dijo...

Jorge,

Cierto. De todos modos, a poquitos puedes ir echándole un ojo y disfrutar del talento de Sacco...;-D

Liponidas,

Creo que te refieres a "Vals con Bashir" y del cómic comentamos bastante también por aquí.

Impacientes Saludos.

Montaigne dijo...

Hola a todos:

también a mí me pasa algo parecido. Tebeos como éste me hacen sufrir, y creo que a nadie nos apetece. También me sucede al leer las obras de Carlos Giménez: me duele ver tanto desamparo y tanto dolor. Esoa ojos de los niños de Paracuellos...

Un saludo.

PAblo dijo...

Montaigne,

Bienvenido. Y, sin embargo, hay que leerlos que del dolor también se aprende.

Sobre todo, una obra maestra como es "Paracuellos".

Impacientes Saludos.