miércoles, 18 de julio de 2012

“Evaristo”, de Carlos Sampayo y Francisco Solano López.

Es una idea arraigada que el género negro está de moda en el cómic actual y, aunque puede que sea cierto según la procedencia de los cómics en cuestión, yo soy más bien de la opinión que realmente nunca ha dejado de estarlo, apareciendo cada cierto tiempo nuevas obras que por su calidad refuerzan mi idea. Sin embargo, también es cierto que, por lo menos en nuestro país, hay autenticas joyas dentro del cómic negro que permanecen olvidadas y son prácticamente desconocidas por los aficionados actuales, salvo honrosas excepciones. Probablemente uno de los cómics de género negro de mayor calidad que permanecen inéditos en España a pesar del tiempo transcurrido desde su publicación inicial en la década de los ochenta sea el argentino “Evaristo”, guionizado por Carlos Sampayo y dibujado por el gran Francisco Solano López.


Originalmente publicada en las revistas “Superhumor” y “Fierro”, “el conjunto de 16 historias en blanco y negro que la componen narran los diversos casos en que se ve envuelto el comisario de la Policía Federal, Evaristo Meneses en el Buenos Aires de los años cincuenta y sesenta, donde lidiaba desde con bandas de pistoleros, asesinos en serie y hasta con leones escapados del zoo.

El guionista Carlos Sampayo quién ya venía demostrando su talento y conocimiento del género en la revolucionaria “Alack Sinner” junto a José Muñoz, en “Evaristo” adopta un tratamiento más convencional para adaptar al cómic las historias inspiradas en los casos del auténtico Evaristo Meneses, un policía real al parecer bastante popular en la Argentina de la época convertido en héroe de historieta, adelantándose en varias décadas por tanto en la idea al "RG" de Peeters y Dragon, aunque parece ser que el auténtico Meneses como estos no quedó muy contento con el resultado final.  Sampayo, en algunas de las historias, se incorporaba a la historia como un personaje más al que el propio comisario Evaristo contaba sus casos y  de un modo similar al que venía haciendo Montalbán en su serie “Carvalho” o Ed McBain en las novelas sobre el “Distrito trece”  identifica fuertemente las historias con el lugar donde acontecen, el Buenos Aires de los años cincuenta y sesenta dándole un tono autóctono característico y renunciando a seguir los modelos impuestos por los populares cartoons norteamericanos de detectives e incorporando a algunas de las historias los componentes de crítica social y política tan característicos de su obra.

Si excelente es el trabajo del guionista, magnífico es el del dibujante, un Solano López probablemente en su mejor momento que da a la historia un empaque realista único dejando en evidencia a aquellos que le criticaban por ser un dibujante de “cabezas parlantes”.

 
Solano López se muestra como un perfecto dominador del claoroscuro, referenciando con todo detalle las localizaciones urbanas en las que se desarrollan la mayoría de las historias y un narrador sobrio que no renuncia a jugar con las perspectivas para dotar de mayor presencia visual a los personajes e incorporar a algunas de las historias un tono poético e imaginativo que raya con el surrealismo y que involucra de un modo original al lector.

“Evaristo” probablemente es uno de los mejores cómics negros de la historia del cómic y seguramente el mejor trabajo de ese monstruo del cómic argentino que fue Francisco Solano López. No estaría de más que alguna editorial española -001 Ediciones en su paralizada Biblioteca Solano López, por ejemplo – se animase a presentarla a los lectores españoles. Merece la pena reivindicarlo.

8 comentarios:

tristan dijo...

¡Si señor!
Un comic mayúsculo a reivindicar. La edición de Colihúe es sencilla pero modélica en un tamaño adecuado y sin "innovaciones" extrañas. Todo un ejemplo para quien se anime a editarlo aquí. Ya toca.
Gran post, PAblo.

Pacientes saludos.

Liponidas dijo...

Pues éste lo tengo sin leer. Cuando vivía en Argentina estaba más abocado el género superheroico y lamentablemente pasaba de abrir mi mente mas allá del Eternauta o Robin Wood. Luego por suerte mi mente se abrió, aunque esta edicione de Colihue que muestras en la portada no sea muy buena ni fácil de conseguir hoy en dia.
Una pregunta, como es que conoces tanto de comic y autores argentinos? Me sorprende gratamente tu conocimiento y variedad de gustos, bastante cercanos a los míos la verdad (los gustos digo)
Reseñaras Ana de Solano Lopez padre e hijo? Todavía no me he animado, aunque si a su Slot Barr que me gustó mucho, sobre todo si te pones en el contexto donde se escribió: el auge de la ciencia ficción de los 70's.

Un gran saludo y te sigo leyendo!

jorge dijo...

Hace años tuve la ocasión de hacerme con el lote de las revistas Fierro.

Tenía muchas ganas de conocer a fondo la escuela argentina.

Ultimamente se estan publicando algunas cosas, con cuentagotas como siempre, pero publicando al fin y al cabo.

En esto del Cómic en España hay que tener mucha mucha paciencia.

Muy recomendable.

Un saludo

Jorge
(la imaginación dibujada)

Anónimo dijo...

Pues es una buena idea. De todos modos el que robó en su día este libro puede tirarse a por la revista Thriller. Creo, si es que no estoy patinando, que en el librito 'Rescate: Las historietas perdidas de Solano López' viene una historia que no recopilaron anteriormente (lo recuerdo así, que no sé si será verdad), una historia de gitanos; el otro día ojeando mi cole de la revista Delta me encontré la historieta del Submarino, publicad en ese mismo 'Rescate...'.
¡A mí apuntadme para la recopilación de 'Ministerio'!

Ismael Sobrino

PAblo dijo...

Tristán,

Pero esa edición deja inéditas un par de historias, creo. A mí me gusta el tamaño de la edición de Colihue pero poco más tiene que merezca ser destacado.

Liponidas,

A España en los ochenta llegaron numerosos autores argentinos que educaron nuestro gusto.

Por otro lado, a cuenta gotas hasta la última década ha venido apareciendo basntante material de un modo disperso. Y, por supuesto, Internet es una ventana abierta para todo aquel que quiera investigar un poco.

El cómic argentino es una de mis debilidades y me gustaría conocerlo mucho mejor, desde luego. Pero, bueno, también soy bastante aficionado a vuestros escritores y manifestaciones culturales.

Ojalá fructifiquen todas estas nuevas ediciones.

Jorge,

Tienes mucha razón. La paciencia es una gran virtud de la que carezco menos mal que con la dispersión lo compenso. ;-(

Ismaelon,

"Ministerio", de Barreiro y Solano, otro buen título a incluir en esa Biblioteca Solano López.

Impacientes Salludos.

tristan dijo...

PAblo,

concretamente faltas tres historias en la edición de Colihué. "Gitanos" que efectivamente aparece en el album "Rescate" y otras dos El loco Nieto y "Calor que funde diamantes".
Sobre la edición yo creo que el tamaño adecuado ya es mucho viendo lo que se estila por estos lares. Y a mi la edición me parece digna. Además es un lujo tener 13 historias de Evaristo juntas teniendo en cuenta como se publicó aquí: en varias revistas Comix Internacional, Thriller...

Pacientes saludos.

tristan dijo...

Por cierto, gracias por la cita.

PAblo dijo...

Tristán,

Eso es verdad. La dichosa jibarización de clásicos inéditos o hace tiempo publicados no sabemos si está siendo positiva o negativa.

Lo suyo sería una publicación en un integral chulo con toda la obra de esos que se hacen ahora pero eso lleva a que el número de posibles compradores se reduzca....

La cita era obligada. No tienes nada que agradecer.

Impacientes Saludos.