jueves, 7 de junio de 2012

“Miedo Encarnado”, de Matt Fraction, Stuart Immonen y otros.



Más largo que un parto se me ha hecho seguir el penúltimo megaevento marvelita publicado por Panini en siete números más un prólogo a modo de número cero, "Fear itself" o“Miedo Encarnado”. Una saga  que supone el relevo de Brian Michael Bendis, encargado habitual en estos menesteres en los últimos años, que le cece los trastos a un Matt Fraction decepcionante. Y es que “Miedo Encarnado” me ha parecido de lo peorcito que he leído en mucho tiempo dentro del género de superhéroes y Fraction –casi- ha logrado el imposible de añorar a Bendis.




Por si hay algún despistado, diremos que “Miedo Encarnado” nos cuenta como el hermano mayor de Odín es liberado de su prisión eterna haciendo que el padre de los dioses nórdicos obligue a los asgardianos a retirarse  y  dejando a los terrestres abandonados a su suerte. Skagi, el hermano de Odín, cuenta con una serie de servidores a los que ha surtido de armas místicas para provocar el miedo y la destrucción de las que se nutre. Abandonados ante la destrucción, los superhéroes harán frente a la amenaza contando como único aliado asgardiano con Thor quién, según una antigua profecía, morirá peleando con Skagi.



Si en algún momento en los primeros números de la miniserie –sobre todo en el prólogo realizado por Brubaker- podía despertar algún interés  Fraction se encarga pronto de acabar con él mismo con un pobre planteamiento deslavazado y anticlimático que  provoca que la supuesta épica que ha de impregnar la historia resulte grandilocuente, hueca y aburrida. Y es que, aparte, en “Miedo Encarnado” no se puede encontrar ningún concepto que con mayor fortuna no haya sido ya desarrollado anteriormente por otros guionistas de La Casa de las Ideas limitándose Fraction a reiterarlo de una manera tan exagerada, esquemática y burda que raya en ocasiones el ridículo.

En el aspecto gráfico, a pesar de contar con un dibujante de la talla del canadiense Stuart Immonen, la cosa tampoco va mucho más allá. Immonen plasma algunas ilustraciones realmente espectaculares pero se olvida –o le obligan a olvidarse- que narrar en cómic es algo más que hacer un storyboard por muy bonito que sea su acabado y empobrece la narración hasta la simplicidad más pueril reducida la narración a una mera sucesión de viñetas deslavazadas e inconexas.



En fin, “Miedo Encarnado” es uno de los peores megaeventos superheroico que he leído en mi vida y sin duda el peor protagonizado por los superhéroes Marvel. Lo mejor es que deja abierta la puerta a la esperanza sobre los futuros porque peor difícilmente se podrá hacer.

6 comentarios:

Cinemagnific dijo...

Oye, pues a mi me encanta la etapa de Bendis. Creo que insufló bastante frescura. "Miedo encarnado" ya me daba mal rollo desde el título X(

Ternin dijo...

Un conjunto de ilustraciones bonito y un comic olvidable, ramplón y que ofrece lo peor que puede dar Marvel. Hace obra maestra a Invasión Secreta.

Alfonso Junquera dijo...

He leido los primeros números y tampoco me parece tan malo. Aunque si que me rechina mucho eso de que los superheroes cojan un martillo y se vuelvan malos malisimos y se dediquen a destruirlo todo. Y aun diria mas ¡¡¡¡para que diablos quiere un martillo el Jugernault!!!

yo dijo...

Totalmente de acuerdo con lo de la historia, entre confusa, intrascendente y algo peor, hostias como panes por todos lados, robots nazis y esos dignos sin mucha razón de ser. Vuelven los90! Matemos al capi, rompamos el escudo que quedará chulo! Menos mal que he pasado de leer la mayoría de los especiales,que deben ser...
Pero, eso si, el dibujo me ha parecido de lo mejor que ha hecho Inmonem, realmente expectacular.

Carlos Javier Eguren Hernández dijo...

Buff... Empecé este megaevento bastante ilusionado, esperando algo decente, pero no...

Desde personajes que no se comportan como deberían hasta ideas tan gilipollas como Thor y Iron Man queriendo reconstruir Asgard en el mismo sitio donde causó una guerra que mató a inocentes.

Pasó de los megaeventos de Marvel. Me quedo con X-Factor.

Buena reseña =)

PAblo dijo...

Cinemagnific,

Bueno, hay opiniones para todos los gustos sobre Bendis y su influencia en el género, en general, y en Marvel, en particular, en los últimos años. En mi opinión, es un guionista que ha sabido actualizar algunos conceptos planteados por autores previos pero ha buscado en exceso equiparar el lenguaje narrativo de sus cómics al del cine o las series de televisión cuando no tienen necesariamente mucho que ver empobreciendo las posibilidaes del medio. Eso sí, es un crack vendiendo tebeos y tiene alguna obra interesante como Alías.

Ternin,

Que ya es decir. Sí, estoy de acuerdo en lo de las ilustraciones bonitas. Immonsen es un gran dibujante pero aquí no puede desarrollar una narración fluida. Es todo muy superficial.

Yo,

Bienvenido. Leches, que miedo das con eso de los noventa. Ojalá que no...

Carlos Javier Eguren Hernández,

Bienvenido. Creo que aciertas con la elección. Los supermegaeventos son lo que son y ya lo sabemos todos pero, como dices, a Fraction se le ha ido mucho la mano con el tratamiento de algunos de los personajes por otro lado bastante planos en general.

Impacientes Saludos.