miércoles, 20 de junio de 2012

“La Caída de los Gigantes”, de Ken Follet.


Estas últimas semanas, le he dedicado mis tiempitos de espera en los transportes todavía públicos de mi ciudad a atracarme con "La Caída de los Gigantes", el último tomaco de mortadela literaria del supeventas  Ken Follet, primero de una trilogía con la que nos amenaza el famoso autor de “Los Pilares de la Tierra”. En este, en concreto,  el  galés da un repaso a la primera parte de la historia del siglo pasado (fundamentalmente, centrándose en las causas de la I Guerra Mundial y la Revolución Rusa) a través de las vivencias de cinco familias de distintas nacionalidades –galeses, norteamericanos, alemanes, rusos e ingleses- y diversos extractos sociales.

Viendo el oficio con el que Follet desarrolla tramas sencillas y previsibles, juega con personajes tan planos como arquetípicos y minimiza cualquier atisbo de  posicionamiento agudo para contentar a todo el mundo, estoy seguro que si el escritor pusiera una fábrica de hamburguesas con esta fórmula tan exitosa sería capaz de hacerle la competencia a los MacDonald y Burguer King porque es curioso como con un cocinado tan pobre es capaz de atraer y mantener la atención de un amplio abanico de lectores con éxito durante tantos años sino fuera porque a todos nos gusta de vez en cuando zamparnos un bocado de comida rápida literaria y a pocos dejó de gustar "Los Pilares de la Tierra".

A pesar de ello,  La Caída de los Gigantes” tiene poco o nada de original en sus planteamientos y en el desarrollo de las tramas protagonizadas por personajes de las distintas familias que se entrecruzan entre sí desarrolladas a falta de brillantez con innegable oficio durante páginas y páginas logrando que funcionen, sin embargo, tanto por perseverancia como por la habilidad del autor de sacar partido a la presentación del contexto histórico  tan rico como bien documentado que incluso es posible que algún lector  confiado crea que los ficticios  Williams, Fitzherbert o Peshkov son personajes reales. Eso sí, giros argumentales emocionantes y sorprendentes no esperéis, en esta ocasión, porque todo se desarrolla dentro de unos derroteros tan previsibles que hacen que la novela aburra y por su extensión nos venza por agotamiento.

“La Caída de los Gigantes” es un Follet en estado puro con todos sus defectos y pocas de sus virtudes que alejado de cualquier intento de caviar literario o atisbo de sorpresa alimenta tanto a los adictos a los best sellers tanto como unas ricas hamburguesas aunque en esta ocasión incluso hasta a mí, que presumo de comer de casi todo,  me haya empachado y me plantee apuntarme a un buen régimen durante una temporada.

5 comentarios:

Jero Piñeiro dijo...

Yo no he leído nada de Follet. Estoy tentado a darle una oportunidad a "Los Pilares..." porque algunas personas me lo han recomendado tan insistentemente que parece casi un desprecio decir que no por prejuicios. Pero es que leyendo esta reseña (y otras similares que sugieren igualmente ese oficio literario puesto al servicio del "bestselling" puro y duro) me entra taaaaaaanta pereza...

jorge dijo...

Muy buen post Pablo.

Personalmente ya desde Los pilares de la Tierra me pareció muy pesado y alargado innecesariamente...

Tenía trozos buenos pero en conjunto no entendí que logrará tanta fama.

Desde entonces sus mamotretos me asustan y paso de intentarlo.

Probablemente sean su falta de profundidad y rigor, unido al todopoderoso Marketing, las claves de su éxito.

PAblo dijo...

Jero,

Hace años, yo también tenía prejuicios. Le dí una oportunidad a "Los pilares de la tierra" y me gustó, partiendo de la base que es lo que es. Sin embargo, el resto de las obras que he leído de Follet, incluida esta última, me han parecido bastante por debajo de aquél.

Jorge,

Yo creo que es más de lo segundo que de lo primero. No me parece que le falte rigor histórico a "La Caída de los Gigantes". Sin embargo, las tramas y los personajes son tan tópicos y predecibles que lastran los posibles puntos positivos que pueda tener.

Impacientes Saludos.

.io dijo...

He leído este libro porque lo escogimos en un club de libro, creo que de otra manera, lo habría dejado. Coincido contigo respecto a lo estereotipado de los personajes. Creo que no aprovecha ni la profundización de personajes, ni escenas, ni lugares. Y aun así, logra su objetivo, ser un best seller, que no es poco. No me gustó el libro. Mañana sale la segunda parte, imagino que será un poco más de lo mismo, una novela donde la línea narrativa se puede encontrar en wikipedia, y un poco de sal y pimienta para que los personajes no aburran.

PAblo dijo...

.io,

Bienvenido. Veremos si en la segunda parte mejora la cosa. No sé, no sé...

Impacientes Saludos.