viernes, 20 de abril de 2012

“Flashpoint”, de Geoff Johns y Andy Kubert.



Oye, pues yo no sé como será lo de “The New 52” que ya parece haberse leído todo el mundo pero a mí este “Flashpoint” que acaba de publicar ECC en cuatro grapas mensuales y supone su prólogo me ha gustado. No es el acabose evidentemente, pero en comparación con los  megaeventos con que DC nos ha deleitado en los últimos años y quizás porque mis expectativas no eran nada elevadas me parece que cumple su objetivo de entretener a partir de una historia sencilla, que no abusa de la grandilocuencia hueca y la escritura y dibujo a pachas como en otras ocasiones.
Barry Allen, el segundo Flash se despierta sin poderes en una realidad en la que su madre no ha muerto y en la que los superhéroes son bastante diferentes a los que él conoce. En esta realidad, Atlantis (Aquaman) y Termyscira (Diana) están enfrascados en una guerra que ha acabado con Europa continental por una historia de esas que ya le hubieran gustado inventarse a los Homero y Shakespeare esos, Inglaterra está ocupada por las amazonas y Cyborg anda intentando alistar a los supertipos y supertipas disponibles para meterles en vereda antes que acaben con el mundo aunque como es Cyborg y no anda muy allá de carisma estos pasan. Allen que se huele que como no podía ser de otra manera todo es consecuencia de un malvado plan de su archienemigo Zoom contacta con Batman para intentar solucionar tantas crisis.

Lo cierto es que este “Flashpoint” podría perfectamente haberse publicado como un arco argumental más en la serie regular de “Flash” porque Johns nos ofrece una historia de universos alternativos de esas que siempre han marcado al velocista escarlata desde los setenta y que a Johns pirraron de chiquitito y ha perseguido emular desde que se hizo cargo de la serie y editores y ejecutivos le convirtieron en el Bendis de la compañía.

La historia es una distopia con aromas ochenteros inspirada en esa maravillosa y aún vigente historia de hace tres décadas que fue “Días del futuro pasado” de los Claremont, Byrne y Austin. Johns se aprovecha de lo agradecidas que son estas tramas y entremezcla con solturas conceptos trillados entresacados de aquí y allá para escribir una historia que hubiera necesitado algo más de extensión para explicar algunas hiladas secundarias que quedan descosidas y que imagino habrán quedado aclaradas en algún crossover que no he leído.


Lo que más he disfrutado, más allá de la correcta historia, es el espectacular dibujo de Andy Kubert, quién se nota ha puesto bastante empeño en el desarrollo y ha contado con más tiempo del habitual para el acabado. El hijo pequeño de Joe le da sentido a todos esos rayitos que salen de cualquier lado en los enfrentamientos Flash/Zoom y que tanto suelen irritarme dibujados por otros  e ilustra algunas splash que quitan el hipo como la de esa Torre Eiffel semisumergida.

En fin, “Flashpoint” como megaevento se queda pequeño aunque se deje leer y seguramente podría haber dado más de sí si no hubiera existido tanto interés en sincronizar todo el lío de “The New 52” y tal. Al menos será un poco más para que Johns haya cumplido su sueño de sentirse un poco más como el nuevo Julius Schwartz. Ánimo Geoff, ya queda menos.

5 comentarios:

Sebas Cepe dijo...

Esta historia más que una aventura en sí yo solo la puedo ver como una excusa para el retconeo, sobretodo leyendo el final y sabiendo el por qué del universo paralelo de Dinastía de M... perdón, digo de Flashpoint.

Akbarr dijo...

Estoy bastante de acuerdo, a mi también me pareció muy entretenida. De hecho es como si se usara sólo como excusa para desencadenar ese "new 52".

En cuanto a las colecciones que salen a partir de aquí... pues depende de cada cual. 52 colecciones son muchas colecciones, así que imagino que habrá mucho bodrio. Pero de las que he leído yo también hay algunas bastante interesantes, más allá de que en general dé un poco igual lo de que hayan cambiado todo lo que hayan querido. A mi me están gustando especialmente Animal Man y Batman, y aún no le he hincado el diente al Action Comics de Morrison.

Belknap dijo...

Mr. Pablo, como siempre muy buena reseña, vere de leer Flashpoint, un saludo.

No me chilles que no tebeo dijo...

A mí, en cambio, lo de Flashpoint no me ha hecho ninguna gracia, pero me alegro de que haya gente a la que sí, le tengo mucho cariño al UDC. Y en "The New 52" si que creo que hay algunas cosas que valen la pena, con lo que daremos este Flashpoint por bien empleado.

Saludos.

PAblo dijo...

Sebas Cepe,

Bienvenido. Hombre, sí...Pero eso ya lo sabemos todos. Lo que quiero decir es que me parece mejor que algunas precedentes. A lo mejor quizás porque no nació para eso.

Akbarr,

Claro, al final hay series buenas, malas y regulares. De hecho, creo que las malas ya se han cancelado en su mayor parte...


Belknap,

Gracias. Espero que te guste.

No me chilles que no tebeo,

Bienvenido. Lo de "The New 52" creo que debía estar pensado de antemano y para mí que aprovecharon que Johns tenía esta historia ideada para "Flash" como prólogo. Supongo que dentro de unos añitos lo desvelarán todo...

Impacientes Saludos.