lunes, 16 de enero de 2012

“Drive”, de Nicolas Winding Refn.

El otro día aprovechando que en casa se organizaba un evento lúdico festivo femenino retomé antiguas costumbres y volví tras unos cuantos meses a pisar un cine. Iba con la ilusión de que la experiencia fuese redonda y ver una peli que me gustase por lo que me decanté por esta “Drive” de la que había oído buenas palabras y aparte venía avalada por distintos premios y nominaciones en certámenes y concursos glamourosos. Bueno, tras el visionado, si esta ha sido una de las mejores películas del 2011 creo que el nivel ha estado más bajo de lo que pensaba. Os cuento.

Drive” es la historia de un mecánico y especialista de escenas de acción en Los Ángeles que se hace un dinerillo extra conduciendo en la fuga de los atracos en los que le contratan. El tipo tiene un código rígido, no va armado, solo conduce, no hace preguntas, cobra y se va…La cosa le va más o menos bien hasta que conoce a la vecinita rubia con niño que con unos mohines y ojitos tiernos se lo mete en el bolsillo. La cosa amorosa promete para nuestro frío conductor hasta que regresa el marido de la vecina, un exconvicto que pretende mantenerse limpio hasta que aparecen sus antiguos compañeros de trullo para recordarle que les debe un último trabajito. Por la vecina, su churrumbel y el amor, nuestro romántico protagonista, que tiene su corazoncito aunque vaya de duro, accede a ayudar al marido y rompe su código para meterse de lleno en un lío de tres pares de narices con unos mafiosos que no se andan con chiquitas. Si queréis saber más a ver la peli.

A partir de la base literaria de una novela de James Sallis que no he leído,“Drive” revisita un tema recurrente y clásico del género negro desde un punto de partida más o menos original a priori que sería el del conductor de los atracos para abandonarlo a las primeras de cambio para acabar desarrollando una historia de las de siempre que va de más a menos. Esto que en principio puede augurar una película de acción trepidante en plan blockbuster palomitero, trepidante y molón a lo “A todo gas” y continuaciones es resuelto por el danés Nicolas Winding Refn con un ejercicio de estilo antitético, sobrio y contenido que queda bastante raruno y no me ha acabado de convecer, una cosa a medio camino entre Jim Jarmusch e Ingmar Bergman lleno de huecos para que el espectador inteligente los rellene y que podría haber funcionado mejor si le hubiera metido algo más de velocidad.

A pesar de ello, la peli se deja ver aun cuando llegue a resultar un tanto irritante las constantes contradicciones en las que va cayendo el protagonista en su comportamiento (esto puede ser culpa de la novela por lo que tengo curiosidad en leerla, así que a lo mejor la comento por aquí) hasta el irritante y absurdo final. Shanne –ah, no que no es “Raíces profundas”-, bueno, el que hace de conductor hierático es el papel más complicado y sobre el que recae todo el peso de la peli, un personaje imposible interpretado por un Ryan Gosling taciturno que a pesar de querer pasar por un joven de Niro de “Taxi Driver” tiene más aire de joven Sean Penn despistado, siendo realmente el trío de estupendos veteranos Perlman-Brooks-Cranston los que dan más empaque a la historia frente a los actores jóvenes.

En fin, “Drive” es una película normalita y creo que no da para tanto como se ha comentado pero que cada cuál saque sus conclusiones. Ya me contáis si eso.

15 comentarios:

Adolfo dijo...

Aburrida. Muy aburrida. solo una escena de persecución digna de ver. El enfrentamiento en el motel también está bien. El resto mediocre, repetitivo y más visto que el tebeo. El problema es que viene avalada por una fama cultureta gafapastil que habla de la esencia del cine negro setentero y no se que más chorradas. Un coñazo marinero.

Cinemagnific dijo...

Pues te contaré. No paran de recomendármela. De hecho, creo que eres el primero que no ha habla maravillas y maravillas de ella XD

Alfonso dijo...

Drive la pude ver hace un tiempo y me la topé por casualidad. Casi no había leído nada de ella - solo sabía de su buena acogida en Sitges - y no tenía ideas preconcebidas.

Solo puedo decir que me gustó y mucho. Creo que es una peli que parte de un guión sencillo y con ciertos lugares comunes que ya hemos visto antes. Pero, esto por sí solo no es un defecto, solo es un engranaje más que se puede sumar a la maravillosa puesta en escena, a las solventes interpretaciones - a mí el hieratismo de Gosling me parece de lo más adecuado - a la fotografía, a la música, al ritmo pausado, al contraste entre la contención y el estallido de violencia e incluso algunos de los silencios, convirtiéndola en una de las películas que más me han gustado del 2011.

Por cierto, aprovecho para enviarte un saludo. Hace un tiempo que leo tus reseñas y nunca había comentado.

Int dijo...

Para un servidor, una de las películas más fascinantes del pasado año. Refn recoge la estética de los años 80, lo mezcla con el thriller zen a lo "Driver" o "El silencio de un hombre" y nos presenta un ejercicio de estilo que bajo su gelidez formal late un corazón romántico repleto de violencia.

Se ha criticado mucho el hecho de que el guión de "Drive" no sea muy original o sea un dechado de tópicos, pero creo que ahí está gran parte de la gracia: utilizar los lugares comunes del noir más clásicos para mostrarlos con una mirada tan cerebral como nostálgica.

Yo no veo contradicciones en el protagonista. Se nos presenta un personaje introvertido y sin aparentes sentimientos, como un témpano, y que lleva una vida totalmente ritualizada, pero que esconde un volcán en su interior. Y este personaje anónimo ve en su vecina el único medio para darle un objetivo a su vida, el calor que le falta. En el fondo, lo que nos cuenta "Drive" es una redención sentimental.

Un saludo.

Cyrano dijo...

Esto completamente de acuerdo contigo, esperaba más, no he encontrado nada que avalara todas las alabanzas oídas, será que los críticos en general viendo la mediocridad reinante, traten de aupar lo que piensan que es original, cuando es un tema manido y poco creíble o traten de compararla con “el silencio de un hombre”, o al protagonista con Delon, impresa difícil lo veo. Un abrazo.

tristan dijo...

Int ya lo comenta pero es el primero que leo que lo hace. A mi el argumento, sin haberla visto, me recuerda poderosamente a Driver de Walter Hill con un Ryan O`Neil estelar. Lo digo más por la novela que por la película. Lo que está claro que lo importante es el tratamiento y con estos referentes (Driver, El silencio de un hombre o la maravillosa pero olvidada Little Odessa)estoy casi seguro la que la veré pero me extraña el olvido que se hace de la película de culto de Hill.

Saludos.

Agapito Cascanujo dijo...

Recién vista la peli, a pesar de todos sus defectos (que para mí son los mismos que comentas en tu reseña) tengo que decir que no salí del cine con mal cuerpo. Aunque las críticas encumbrantes me parecen excesivas, me gustó.
Me pareció desconcertante más que nada, a pesar de los tópicos: parecía que la película iba a tomar un camino pero no, luego parecía que iba a ir por otro lado y tampoco, y así hasta que se acabó.
Se me iban formando unas expectativas que luego no eran o no eran del todo... "Ah, es de acción" y sí pero no, "Ah, que lleva romance" y sí pero tampoco, "Ah, que es de mafiosos"... y así sucesivamente. No acabé de acomodarme del todo. Sensación confusa pero positiva.

Saludos.

Juan Rodríguez Millán dijo...

A mí me dejó frío. Me entusiasman unas pocas cosas (la primera parte de la escena del ascensor, o el prólogo), pero me defraudan la mayoría (veo más que previsible el guión y la violencia me parece excesivamente desagradable). Yo no estoy entre los que piensan que está entre lo mejor del año, desde luego...

PAblo dijo...

Adolfo,

Bueno, para mí el cine negro setentero es otra cosa y se resume básicamente en un nombre: Steve McQueen (aunque haya otras pelis geniales de este género que no haya protagonizado este hombre), y en ese sentido "Drive" no tiene nada que ver. Yo la entronco más bien con una peli como "Ghost Dog" en cuanto a ritmo porque como las pelis de McQueen (o como "Driver" de Walter Hill que como señalan más abajo es su oscuro objeto del deseo) no tiene color.

Cinemagnific,

Es una peli correcta y puedes pasar el rato con ella pero desde luego no innova en nada y la trama se resuelve de un modo un tanto absurdo, en mi opinión.

Alfonso,

Muy buena enumeración de cualidades de la peli. Mi problema es que a mí el conjunto me resulta hueco y no me llena. Tampoco me convence la interpretación de Gosling aunque entiendo que el papel es lo que requiere pero no me lo acabo de creer.

Bienvenido y anímate a comentar más.

Int,

Bufff...Casi me da pena no haber visto la misma película que tú. Es cierto que la peli puede inspirarse en las dos obras maestras que mencionas (en ciertos momentos yo diría que respecto a "Driver" hace algo más que inspirarse pero lo dejo ahí...)pero carece de la fuerza y autenticidad de esta. De "El Silencio de un hombre" no le veo similitudes más allá del hieratismo y contención en la puesta en escena pero yo lo he asociado más con "Ghost Dog", que sí bebe más directamente de "El Silencio de un hombre", que de "Driver". Pero, bueno, son cuestiones de matizaciones...

Para mí uno de los problemas es precisamente ese, que se trata de un ejercicio de estilo sobre "Driver" de Walter Hill que era principalmente una peli de acción aparte de un thriller. En ese sentido, resulta ser muy pretenciosa frente a la honradez de la fuente de Hill.

En cuanto a lo de las contradicciones del personaje no me refiero al hecho que rompa su código porque se enamore por dos mohines que le hace la vecinita que, bueno, todos tenemos nuestro corazoncito y se puede aceptar, sino en el hecho que descubramos que más allá del supuesto conductor ajeno a la violencia que se supone es -nada de armas en mis trabajos- realmente se esconde un asesino nato con más recursos que un ninja de La Mano que se merienda a todos los matones que se le ponen por delante.

Cyrano.

Bienvenido. Sí, mi impresión es que la cosa vaya un poco por ahí aunque como este año he visto menos cine no puedo confirmarlo pero parece que ante un año con poco que rascar una peli con ciertos valores pero no tantos como se pretende recibe más elogios de los que le corresponden.

Tristán,

La verdad es que hasta que no lo ha comentado Int lo de "Driver" no he caído yo tampoco y eso que lo he tenido en la punta del cerebelo todo el tiempo (eso de "me suena", "me suena" y no sabes a qué...).

Cuando la veas lo comprobarás, es muy muy tributaria de "Driver".

Yo también pensaba que algunos de los defectos argumentales de la peli podían venir de la novela (y por eso tengo ganas de leerla) pero recordando "Driver" hay muchas, muchas similitudes...Los personajes de O'Neill y Gosling se parecen mucho y la fuga nocturna tiene tal similitud en ocasiones que resulta sonrojante. Si la ves, ya me cuentas pero la de Hill le da mil vueltas a esta para mi gusto.

Agapito Cascanujo,

Sí, como es tan anticlimática y sobria llega a desconcertar porque rompe conscientemente con lo que se espera de una peli de género con estos elementos. Lo que ocurre es que la cosa al final acaba dandote igual. Vamos, que ni chicha ni limoná, en mi opinión.

Impacientes Saludos.

Int dijo...

Hola de nuevo. En este tipo de películas es casi obligatorio mencionar la obra maestra de Melville porque supone el paradigma del criminal hierático y puro más cercano a la filosofía del honor del samurai que al criminal codicioso (que, a su vez, recoge la tradición de los héroes de tantos westerns sin pasado ni futuro, con los famosos "hombres sin nombre" que Eastwood interpretó para Sergio Leone a la cabeza). Efectivamente, el protagonista de la excelente "Ghost Dog. El camino del samurai" también bebe de esa fuente, aunque aquí nos aproximamos más al remake inconfeso.

Las similitudes con "Driver" están principalmente en la primera escena de ambas películas, muy parecidas. Pero a partir de ahí, cada una va por caminos diferentes. La inolvidable película del gran Walter Hill suponía la típica abstracción tan propia del director de "Calles de fuego" en la que los personajes eran arquetipos, iconos, y la trama se acababa convirtiendo en una fantasmagoría. Ya han destacado el papel de Ryan O'Neil, pero señalemos también la portentosa caracterización de Bruce Dern y la hipnótica belleza de Isabelle Adjani, casi una muñeca de porcelana. Una de mis películas favoritas de los 70.

Por echar algo de luz sobre la novela en la que se basa "Drive", al parecer -ya que yo tampoco la he leído- es más convencional que la película: ahí sí que se nos cuenta el pasado y las motivaciones del personaje y todo está encarrilado a una muestra de literatura noir más tradicional. Por lo que he leído, destaca por su estilo directo, a base de frases cortas, y sus contundentes diálogos, supongo que algo así como un cruce entre Cormac McCarthy y James Ellroy. También ando detrás de ella.

Un saludo.

Critical + dijo...

Mira que me gusta el trabajo de Walter Hill pero he de reconocer, muy avergonzado, que no he visto "The driver".

PAblo dijo...

Int,

Por lo que tengo leído la novela es la primera de Sallis y yo le achaco bastantes de los defectos -considerando estos las cosas que no me han gustado- a como este construida la novela. Con todo, sin haberla leído no hago más que conjeturar. Por otro lado, creo que haber esbzado algo del pasado del protagonista le hubiera podido dar algo más de sentido a sus reacciones. Si está entre Cormac McCarthy y Ellroy como comentas seguro que se convierte en uno de mis autores de cabecera.

Supongo que es posible remontarse hasta "El Silencio de un Hombre" aunque la comparación acabe siendo injusta para referenciar la pelicula, pero sigo pensando que la gran inspiración de "Drive" es "Driver" al tiempo que pretende ser una respuesta estilosa a fórmulas blocksbuster tipo "A todo gas" o "Transporter".

Por otro lado, aun estando de acuerdo con el fondo de tus apreciaciones sobre "Driver" y que "Drive" evoluciona argumentalmente por caminos distintos, no estoy de acuerdo en esquematizar unos y otros. Si icónicos son los personajes de Hill también lo son los de Refn aunque algunos obedezcan a modelos distintos (las diferencias entre los personajes femeninos son importantes y el personaje de Dern se omitiría aunque yo en "Drive" echó a faltar una mayor presencia de la policía que brilla en todo momento por su ausencia).

Es interesante que menciones la posible influencia western porque en ocasiones mientras veía la película yo también he notado que "Drive" se ajusta mejor a los patrones de este género que a los del thriller aunque también percibí algún coqueteo con el terror más casposo de serial killers(Halloween). De todos modos, la pista western también podría llevarnos de nuevo al cine de Walter Hill.

Muy buen apunte a los antihéroes de Leone para la caracterización de Gosling aunque sigo pensando que este se ha basado más en Ryan O'Neill y el joven de Niro.

La verdad es que es una peli con mucha chicha que cortar y por eso es una pena que el conjunto resulte inferior que las partes a mí entender. Pero, bueno, seguro que para la categoría de peli de culto le llega.

Int,

Bueno, tampoco pasa nada, la ves cuando puedas y ya está.

De todos modos, yo ya he olvidado la última vez que la echaron por la tele y me parece que tampoco ha salido en ninguna colección de DVDs.

Como no tiene el caché de otras pues nada se obvía y a otra cosa mariposa...

Impacientes Saludos.

David dijo...

Bueno. A mí me gustó (y bastante).
De crío había visto la de The Driver que menciona Tristan (es distinta, pero el detalle de que el conductor no llevara armas (ejem,ejem))... y como me dijo un amigo, esto es más o menos un plagio disimulado de aquella (igual lo es la novela, vamos)... En lo que a lo mejor no habría caído (pero leí una reseña que lo hacía notar) era lo de Raíces Profundas (que tú también haces notar con más pitorreo que aquel otro (es su western favorito)).
Pero aunque la peli creo que está bien rodada y a mí me gustó, estoy contigo en que si esto ha sido lo mejor del año... mala cosa.
Lo mejor del año tienen que ser clásicos eternos (en mi opinión). Pelis que serán lo mejor del año da igual en qué año las ubiques.
Un saludito.

Félix S. Trabanco dijo...

No me gustó. Demasiado sobre valorada por crítica y público, en mi opinión.

PAblo dijo...

David,

Ojo, que "Raíces Profundas" también es uno -tengo varios, ¿por qué quedarme con uno solo?- de mis Western favoritos. Y sí, pretendo ser un poco irónico con la similitud pero a lo largo de los comentarios Int también ha hecho notar alguna que otra influencia western más.

Yo, más que plagio disimulado, creo que pasa desapercibida la similitud porque como "The Driver" es una peli tan olvidada por el gran público como que la gente no cae.

Lo que está claro es que es una peli que maneja no solo una sino muchas referencias y las piezas -para mi gusto- no acaban de encajar.

Ojalá todos los años saliesen unas cuantas pelis que llegasen a convertirse en clásicos pero son muchas las llamadas y muy pocas las elegidas. El tiempo acabará poniendo cada una en su sitio.

Félix S. Trabanco,

Un poco sobrevalorada sí por lo menos por la crítica. Precisamente por ser una película tan para cinéfilos con tantas referencias se han magnificado sus cualidades y obviado sus defectos. No sé, es una suposición mía...

Impacientes Saludos.