viernes, 9 de abril de 2010

Astiberri echa un borrón.



¡ Por Crom, Tutatis y todos los dioses del Cómic! Que la niña bonita de las editoriales españolas ha echado un borrón y a nadie parece importarle. Y es que, señores, publicar “En Carne Viva”, la última obra de ese maravilloso dibujante que es Rubén Pellejero en un formato reducido me parece un gran error, sobre todo cuando el PVP del mismo es de unos respetables 19 Euros, nada económico.

El formato reducido no es una opción ideal para hacer justicia a dibujantes contrastados como Pellejero que tienen un público –reducido, sí- pero fiel, aunque sí que resulta aceptable cuando se trata de publicar obras de autores europeos que en su formato natural probablemente no se venderían. Autores como Leo, Stassen o incluso Swolfs en ediciones integrales como las que Glénat, Dibbuks y Planeta sacan que intuyo tienen buena acogida entre los aficionados. Sin embargo, Astiberri con “En Carne Viva” parece que ha querido adentrarse en este formato y, en mi opinión, ha errado con la elección de la obra escogida y puede haber dañado su imagen asociada a la calidad .

No les hablaré de la obra en su conjunto (esto lo dejamos para la semana que viene) pero estoy seguro que el núcleo de seguidores fieles de Pellejero iban a comprar este álbum tanto por 19 Euros como si les hubiera costado 25 en un formato que hiciera justicia a la calidad del artista pero creo que poca gente se va a atrever a probar con el autor a un precio nada asequible de 19 Euros. De este modo, se sigue condenando a Pellejero a seguir siendo un autor minoritario más valorado en el resto de Europa que aquí Y es que es una lástima disfrutar de Pellejero en un formato reducido que no le hace justicia en comparación con las ediciones de Glénat de sus anteriores obras.

Hasta el mejor maestro hecha de vez en cuando un borrón y en mi opinión Astiberri esta vez se ha equivocado. ¿Y vosotros qué pensáis?

9 comentarios:

David. dijo...

Pues no he visto la obra, pero no conocía a Rubén Pellejero salvo de oídas y me gustaría acercarme a su obra. ¿Alguna recomendación?

Saludos y gracias.

Nemo Nadir dijo...

Que sí, que alterar el formato de una obra siempre es malo. Pero que parecemos abocados a ello y no le encuentro salida. He dejado de comprar algunos libros por ello, y no he conseguido nada. La editorial o no lo acusa, o lo interpreta como que no interesa ese autor, no como que es un rechazo a la forma en que está publicado.

Anónimo dijo...

Deberian prohibir el formato reducido para obras que fueron creadas en formato normal de BD.

PAblo dijo...

David,

"El vals del Gulag", "Un poco de humo azul", "El silencio de malka"...Ya hablaremos de Pellejero por aquí largo y tendido.

Nemo,

Ese "siempre" no lo tengo tan claro porque estoy convencido que hay cómics que no llegaríamos a leer en español si no se produjesen esos cambios de formato, lo que está claro es que no es lo ideal.

Amigo anónimo,

Te digo lo mismo que a Nemo. ¿Seguro que las veríamos publicadas en español muchas de ellas en su formato original? Yo croe que no.

Impacientes Saludos.

Nemo Nadir dijo...

Pues eso es lo que decía yo. Y por eso me lo he comprado.

Emilio Aurelio dijo...

Ante el formato reducido, que es evidente que no es el ideal, caben dos posturas: aceptarlo como un mal menor que nos va a permitir acceder lo que de otra forma nos estaría vedado, o rechazarlo por inadecuado. Salvo chapuzas inaceptables, me apunto al pragmatismo de la 1ª.

PAblo dijo...

Nemo,

Eso es lo que digo yo.

Emilio,

Está claro que esas son las opciones. El sentido de la entrada no va en señalar las ventajas y defectos del formato reducido como resaltar que Astiberri una editorial que normalmente apuesta por la excelencia en la edición ha empezado a incorporar parte de su catálogo a este formato. Y, sobre todo, denunciar que han elegido mal el artista seleccionado (más allá de las calidades del conjunto de la obra) porque el dibujo de Pellejero sufre con la reducción y estoy seguro que los que se iban a comprar el álbum a 19 euros son los mismos que a lo mejor se lo hubieran comprado a 25 pero a su tamaño natural. Es mi opinión, por supuesto.

Impacientes Saludos.

Nemo Nadir dijo...

¡Yupi! ¡Estamos de acuerdo! ¿No es bonito?

Emilio Aurelio dijo...

Mal tienen que estar yendo las cosas para que la editorial que apuesta por la excelencia considere que este producto reune los requisitos para ser publicado con su sello.