lunes, 1 de marzo de 2010

“Elric: Portadora de Tormentas”, de P.Craig Russell.

Vaya por delante que no soy demasiado aficionado a la obra de Michael Moorcock ni por extensión a su creación más famosa Elric de Melniboné. Tras descubrir al personaje en las páginas de “Conan El Bárbaro” en una rara historia escrita por Roy Thomas y dibujada por el gran Barry Windsor Smith, leí varias de sus novelas en mi adolescencia y me pareció que era un personaje con muchas posibilidades en manos de un escritor bastante mediocre, opinión que los años y más libros no me han hecho cambiar (de lo que he tenido ocasión de leer, las novelas de Moorcock de las que guardo mejor recuerdo son las de “El Bastón Rúnico” protagonizadas por Dorian Hawkmoon). Por ese motivo la adaptación al cómic que Planeta acaba de publicar de la novela que cierra el ciclo de Elric, “Portadora de Tormentas” no hubiera llamado mi atención sino fuese porque el autor no es otro que el gran Philip Craig Russell, un autor cuyos cómics nos llegan a España a cuentagotas dejando en cada uno de ellos muestras de su enorme calidad.

Elric de Melniboné es un príncipe hechicero del antiguo reino de Melniboné, reino que el mismo ayudó a destruir. Elric, nigromante y guerrero, es un albino enfermizo que sobrevive gracias a la energía que le proporciona su espada maldita, Portadora de Tormentas, cuando absorbe las almas de sus enemigos (o sus amigos si se da el caso). Cuando Zarozinia, la mujer de Elric, es secuestrada por unos demonios nadie sospecha que ese es el primer paso del enfrentamiento definitivo en la batalla entre los Señores del Orden y del Caos por el dominio de la Tierra, batalla en la que Elric y su espada maldita están predestinados a jugar un papel principal. Si quieren saber más tendrán que leer el tebeo.

Gigantes tristes, demonios, engendros innombrables, dragones, espadas malditas, escudos mágicos, asesinatos, batallas épicas…Todo eso y mucho más despliega Michael Moorcock en la última novela de una serie no apta para los alérgicos a la Fantasía y única que no cuenta con Roy Thomas firmando los guiones de la adaptación, realizada esta totalmente por un inspirado Craig Russell que fue capaz de trasladar al lenguaje del cómic toda su espectacularidad, en una obra anterior cronológicamente a la famosa "El anillo del nibelungo", dejando ya buena muestra de su talento para adaptar historias cargadas de épica y fantasía en esta miniserie para Dark Horse y Topps Comics.


La obra cuenta con la curiosidad de que P. Craig Russell, dado su lento ritmo de trabajo, decidió empezar a elaborarla por el final para evitar que las editoriales empezaran a publicarla antes de tenerla totalmente acabada. Con esta decisión, el autor consiguió mantener el control de su obra y dotarla de un tono uniforme que permite se disfrute como una obra unitaria más allá de los cambios de diseño que Russell introdujo en las portadas originales, portadas que aparecen reproducidas al final en el volumen publicado por Planeta.

Al igual que Barry Windsor Smith, Craig Russell es un autor influenciado por la pintura prerrafaelista y romántica lo que se muestra en el diseño recargado sus composiciones y lo estilizado de sus personajes (en el diseño de alguno de ellos recuerda al “Flash Gordon” de Alex Raymond), pero, al tiempo, es un autor muy versátil capaz de cambiar de estilo sin estridencias de la mera caricatura apenas esbozada a las más elaboradas y realistas composiciones clásicas dentro de la misma página a través de elegantes transiciones. Craig Russel juega constantemente con el diseño de página entendida esta siempre como un todo unitario en el que ordenar pulcramente la narración manteniendo constante la atención del lector y desplegando para ello una amplia gama de recursos técnicos que van desde la eliminación de las retículas a considerar los textos explicativos como un elemento compositivo más o la hábil utilización de las onomatopeyas reforzado por el cambio de orientación de las viñetas. Probablemente, el tebeo haga rechinar los dientes a aquellos que no les guste la fantasía heroica pero Craig Russell da una lección sobre cómo conjugar elegantemente imagen y texto en un todo fluido que debiera ser de obligado aprendizaje para todo aquél que quiera dedicarse a hacer tebeos y que ha influido en autores posteriores de éxito como Mark Buckingham.

Completa la edición de Planeta, la preciosa historia “Una Vida” guionizada por Neil Gaiman sobre un joven internado en un colegio que utiliza la obra de Moorcock como vía de escape de la realidad que le rodea y que confirma una vez más que Gaiman se maneja mejor cuanto más corta es la historia. Por otro lado, señalar que es una lástima la edición reducida por la que ha optado Planeta que impide disfrutar en toda su plenitud del majestuoso dibujo de P. Craig Russell y quizás hubiera sido mejor optar por una edición en formato integral o álbum a su tamaño original. Sin embargo, es lo que hay…

Otras obras de P. Craig Russell en El lector impaciente:

El anillo del Nibelungo

7 comentarios:

David. dijo...

Cierto, Craig Russell es un gran autor, merece ser seguido. Además de El anillo de los Nibelungos, ha adaptado a tebeo más óperas (de la que parece que es muy aficionado).

Otro asunto es la fantasía épica. A mí sí me gusta, aunque debo reconocer que sólo los grandes clásicos del género he leído (El señor de los anillos, algo de Canción de hielo y fuego). No está mal, pero un exceso de este género me parece que me empacharía.

Saludos.

lord_pengallan dijo...

Tienes razón con Moorcock, es un escritor mediocre, pero sus ideas han sido muy influyentes en la Fantasía y es alguien que preludia a Morrison y a Moore.

Este cómic ya lo publicó PDA en su momento en grapa. Lo único nuevo es la historia de Gaiman.

A mi no me mola Rusell, y aquí no lo veo integrado en el mundo de Melniboné. Me parece demasiado blando y excesivamente ecléctico. A mi me parece mejor la novela, que es la mejor de la saga.

Lo del tamaño reducido es una pena para autores como Rusell, que lo tienen todo pensado y calculado para un tamaño. Pero si la gente pasa por el aro...

Jolan dijo...

De Moorcock sólo leí, hace ya muchos años, El Bastón Rúnico y me gustó bastante. Pero no es la primera vez que oigo que el resto de su obra es algo mediocre.

Seguro que la adaptación de P. Craig Russell merece la pena. Este señor es capaz de mejorar con su estilo incluso los originales que adapta. Por cierto, ¿no se encargó también el de la versión en cómic de Coraline?

La edición de Planeta, además de reducida, es más bien carilla...

Saludos!

Toni dijo...

Yo tengo leido toda su fantasia, encabezada por Elric, Corum y Hawkmoon (personalmente de las tres adaptaciones al comic de estos tres personajes Dorian Hawkmoon es que mas me gusta, y en la novela tb) y Erekose. Y con la lectura de las cuatro hay una sensación de deja vu y de leer un poco siempre lo mismo con el tema del campeon eterno y de los universos paralelos que llega a cansar.
Pero bueno tienen su encanto. Luego hay novelas de fantasia sueltas como es la nave de los hielos que nada tienen que ver con el tema del campeón eterno que en su día me gustaron mucho.
Saludos.

PAblo dijo...

David,

Sí, Craig Russel ha adaptado varias óperas al cómic.

Aunque ahora no esté tan de moda como Martin y este me parezca mejor escritor, Moorcock es un referente dentro de la Fantasia.

Yo, antes de géneros, soy de autores, eso sí de los buenos ;-D

Lord_pengallan,

No sabía que ya Planeta había editado antes estas historias. A mí sí me parece que Craig Russell da en el clavo a la hora de la caracterización del personaje de Elric, un personaje que sin su espada sería un enclenque y eso lo capta muy bien. Al final es sobre todo una cuestión de gustos...

La novela esta no la leí pero si me ha dejado la sensación de ser mejor que las que leí.

Jolan,

Sí, entre otras obras de Gaiman. Se nota que son amiguetes...;-D

Toni,

Esa sensación me dejaba a mí aparte que las novelas de Elric que leí me parecieron de desarrollo confuso. Quizás fuese un Moorcock joven (en "El Bastón Rúnico" gana bastante en planificación) pero no tuve ganas de seguir probando.

Impacientes Saludos.

Robur dijo...

Yo tengo muchos de los que salieron de Elric en grapa que estan curiosos,aunque no completo asi que igual me pillo el tomo, pero de lo que salio en grapa y de lo que mas me gusta de Moorcok es Corum.

Moorcock como decis es un autor mas bien mediocre, pero en Corum bebe de las mitologías indoeuropeas, y me parece mas curioso e imaginativo. Ademas esta Mignola, un Mignola pletórico y detallista, en los primeros 6 numeros. Los estilos de Mignola y P Craig Russell eran mas perecidos en esa epoca y han trabajado juntos en bastantes cosas.

PAblo dijo...

Robur,

En "Ironwolf", algo de "Hellboy" y "Corum" por ejemplo. Los números de "Corum" me los perdí ;-(

Impacientes Saludos.