viernes, 16 de octubre de 2009

“Jonah Hex: El rostro de la violencia” de Jimmy Palmiotti, Justin Gray, Tony DeZuñiga y Luke Ross.

Si hay un género difícil de trabajar hoy en día en cualquier medio ese es el Western. Casi todo se ha contado ya y es difícil sorprender a los aficionados. Es como esos abuelos que tras una juventud y madurez esplendorosas, llegan a la vejez tan achacosos que son incapaces de recuperar la salud perdida salvo en contadísimos momentos. Si esta decadencia permanente del género afecta a todas sus manifestaciones es quizás especialmente notoria en el terreno del Cómic donde son contadas las obras originales aparecidas en las últimas décadas que no sean meras continuaciones de series ya existentes y que vivieron sus mejores momentos hace años. Y, sin embargo, el Western en el cómic, como esos viejos de eterna mala salud, se resiste a desaparecer dejando de vez en cuando nuevos intentos de recuperación. El penúltimo ha venido de la mano de DC Cómics revitalizando al que quizás haya sido su mejor personaje dentro de la línea Western, Jonah Hex, creado a mediados de los setenta por John Albano y el filipino TonyDeZuñiga, y que por esas cosas de la vida vimos morir en la “Crisis en las Tierras Infinitas”. En estos momentos, DC está publicando una nueva serie del personaje de la que Planeta ha publicado hace un par de meses el primer recopilatorio que incluye los seis primeros números dentro de la nueva colección “Géneros DC” (lo que son las cosas, en un mes se ha publicado más material este personaje que en décadas. Pero, ya se lo iré contando en otras entradas…).

Jonah Hex es un cazarrecompensas, duro y solitario, que vaga por el Salvaje Oeste sembrando el terror entre los malvados, llevados por su sed de justicia y por cualquier cartel de Wanted” que caiga en sus manos. Hex siembra el terror entre sus enemigos no sólo por su rapidez con el gatillo y su leyenda sino también por la horrible cicatriz que desfigura la mitad de su rostro y le mantiene alejado de los hombres.

En este recopilatorio, nos encontramos con una propuesta de género puro y duro que no desagradará a ningún aficionado al mismo pero que está lejos de resultar renovadora. Los encargados de la revitalización del personaje, Justin Gray y Jimmy Palmiotti, han optado por alejarse del modelo de continuidad propio de las series regulares norteamericanas, y cuentan historias autoconclusivas protagonizadas por el personaje en la que optan por tramas algo trilladas dentro del género pero siempre eficaces junto a otras que enmascaran problemáticas más cercanas, como la explotación infantil. Son historias “de vaqueros” ágiles y concisas limitadas por su desarrollo en un único episodio de 24 páginas pensadas para el consumo rápido más cercano a rellenar el hueco dejado por las novelas de la Colección Estefanía que por buscar la perdurabilidad de la historia. Los autores optan por una recreación del Oeste, acorde con esa atmósfera crepuscular y realista propia de sus últimas manifestaciones filmicas y al spaguetty western leoniano. En ese sentido, es evidente la influencia de Leone y su alumno aventajado, Clint Eastwood, en la recreación de Jonah Hex, un pistolero arquetípico duro como pocos y de los que dispara antes de hablar.

En el aspecto gráfico, el brasileño Luke Ross asume un estilo hiperrealista tributario de dibujantes como Alex Ross o Frank Quitely que encaja bien en el tono de la serie aunque en ocasiones sea necesario exigirle una mayor plasticidad a la hora de retratar las figuras, un tanto hieráticas. En mi opinión, la historia mejor dibujada de la serie, es la correspondiente con el número 5, dibujada por creador gráfico del personaje, Tony deZuñiga, que demuestra dominar perfectamente las teclas del personaje quién, abandonando el refinamiento de Ross, opta por un dibujo más sucio y expresionista en la que, probablemente, sea la mejor historia del tomo.

En definitiva, “El rostro de la violencia” es un cómic bastante correcto y entretenido que satisface la necesidad de nuevo material dedicado a los aficionados al género aunque no deja entrever que lo mejor está por llegar en los próximos números cuando vayan a incorporándose a la colección nuevos y excelentes dibujantes entre los que se encuentra el estupendo Jordi Bérnet.

La edición de Planeta, bastante correcta, está estupendamente prologada por un artículo de Alex Serrano y reproduce las estupendas portadas realizadas por artistas del nivel de Frank Quitely, Brian Bolland, Howard Chaykin, Leonardo Manco Tim Bradstreet y Phil Noto. Sin embargo, más allá de la reducción de tamaño que tampoco creo que afecte demasiado, si que parece que el tratamiento del color es demasiado oscuro y ensombrecido en muchas ocasiones, no quedando claro si se debe al tipo de papel y la reproducción o a la labor de los coloristas, Jason Keith y Rob Schwage.

Otros cómics del Oeste en El lector impaciente:

- “Gus”.
- “Apaches”.
- “Comanche

6 comentarios:

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Yo, temeroso, compré la edición USA vía Previews, pensando que no pasaría del décimo número. No sabes lo que me alegro cada mes de haberme equivocado. La edición de Planeta es, como poco, curiosilla y un poco extraña. Por cierto, amigo Pablo, al leer el título pensé en que en un Universo alternativo Jonah Hex se fusionaba con un Tiranosaurus Rex y daban un Pistolerosaurio jejeje. Pues no me ha pasado a mi veces lo de poner la letra que no es...
Saludos

Werewolfie dijo...

Personalmente, me quedo con el Showcase recién publicado del personaje, que yo misma comenté no hace mucho en el Show... a los guionistas de este tomo les tengo cierta tirria... Y tienes razón en que el color del tomo resulta algo extraño; yo pienso que puede deberse, al menos en parte, al tipo de papel empleado en la edición, que quizá no absorbe el color como toca y produce ese efecto tan peculiar. Supongo que lo suyo hubiera sido un papel satinado...

PAblo dijo...

Crowley,

Gracias por el aviso. Las prisas y la torpeza de mis dedos suelen dar esos resultados. ;-D

Yo creo que la serie tiene el futuro asegurado por lo menos hasta el estreno de la pelicula sobre el personaje con Brolin, Malkovich y Megan Fox. Casi ná.

Werewolfie,

Puede que el color raro sea del papel pero, sin embargo, si has leído el tomo de "Tor" con el mismo formato no se nota tanto.

El "Showcase" lo estoy disfrutando mucho. Cuando le dedique una entrada, enlazo la tuya.

Impacientes Saludos.

Raúl Peribáñez dijo...

Una pena que se editasen en formato bolsillo. Más que nada es que si uno quiere continuarla, ha de tirar de la edición USA... así que unos episodios en pequeño y otros en tamaño corriente.

PAblo dijo...

Raúl Peribañez,

Y sobre todo por no haber podido disfrutar a Bernet a tamaño "natural".


Impacientes Saludos.

Raúl Peribáñez dijo...

Ahora que terminado la lectura de este primer tomo (me quedaban pendientes un par de historias), le doy un notable. Me gustan los guiones, los dibujos... Ahora estoy mirando los siguientes tomos, los tres que se llegaron a publicar, y me llama la atención que no son consecutivos, ya que en uno de ellos (La guerra del revólver) se dio un salto de un porrón de episodios.