viernes, 9 de octubre de 2009

“Constellation” de Frederick Peeters.

Hay autores que tienen un algo especial que les hacen únicos y que se percibe desde sus más tempranas obras. Ese algo lo solemos llamar talento y se tiene o no se tiene. El suizo Frederick Peeters es probablemente de la nueva hornada –ya no tan nueva- de autores europeos que más sobrado anda. Si apabulló con “Píldoras Azules” a aficionados y crítica ya había dejado su tarjeta de visita a todos aquellos que se hicieron con esta pequeña gran obra maestra que es “Constellation” en el momento de su publicación por Astiberri.

Un avión transatlántico modelo Constellation sobrevuela el océano Atlántico en 1957 con destino a Nueva York. A lo largo del vuelo, veremos como el azar puede convertir un vulgar y olvidable incidente en un hecho decisivo que marcará la existencia de sus protagonistas. Si quieren saber más tendrán que leer el cómic.

Peeters en apenas 32 páginas escribe una fantástica historia de intriga que hubiera aplaudido el maestro del suspense, Alfred Hitchcok, y demuestra su habilidad como observador obsesionado por los detalles y las pequeñas miserias e ilusiones que nos convierten en los que somos. Subvirtiendo las convenciones del género de espías, el autor desarrolla una curiosa historia cargada de humor negro y ácido sobre la inseguridad a través del estudio introspectivo de tres personajes que el azar y la venganza han situado en el mismo avión. Peeters se sirve de una composición exigente de seis viñetas por página, centrándose tanto en lo que se dice como en lo que muestra en la descripción de los tres personajes ofreciendo al lector las claves del auténtico drama que se ha producido durante lo que parece un encuentro casual entre desconocidos. Cada personaje está soberbiamente retratado y el autor se vale de escorzos y perspectivas forzadas para acentuar el difícil posicionamiento de los personajes dentro del avión.

Si siempre han querido leer algo de Peeters y nunca se han atrevido, esta obra es ideal. Buena, bonita y barata. Háganme caso.

Otras obras de Frederick Peeters en El lector impaciente:

Lupus”
RG”, aquí y aquí.

En esta página pueden encontrar en francés la información más completa sobre el autor.

7 comentarios:

dennel dijo...

Tebeito muy recomendable. A mí con Peeters me pasa lo que con algunos cineastas, que segun sube su caché y se le alaba por doquier a mí menos me gusta y me quedo con sus intuitivos primeros pasos.

Werewolfie dijo...

Éste fue justamente el primer tebeo que leí de Peeters, y me pareció francamente bueno. El caso es que luego le he perdido un poco la pista, a Peeters; un día de estos tengo que leer alguna de sus series más nombradas...

Ernesto dijo...

Lupus es un poco petardo, demasiado rollo introspectivo, pero sin la frecura de Píldoras Azules, que tampoco me gustó demasiado (lo de basado en hechos reales siempre me ha provocado cierto repelús)

Yo me quedo con este Constellation y con RG, dos ejemplos de historias medidas y bien contadas

PAblo dijo...

Peeters corre el peligro de morir de éxito aunque demuestra una inquietud artística por escapar del encasillamiento que espero salve su obra futura.

Sin haber leído nada de "Koma", mi clasificación de su obra de más a menos y según mi gusto es:

"Pílodras Azules".
"Constellation".
"RG".
"Lupus".
"Dándole vueltas".

Eso sí, todas estas obras son superiores a la media, en mi opinión.

Impacientes Saludos.

Undroydproject dijo...

Pildoras azules es una maravilla del buen cómic. Y ahora me apunto este ;-)

Angux dijo...

Yo entro en el juego.
Mi clasificación:

"Pílodras Azules".
"RG".
"Constellation".
"Dándole vueltas".
"Koma".
"Lupus".

goodeda1122 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.