viernes, 18 de septiembre de 2009

“La guerra del profesor Bertenev” de Alfonso Zapico.

Dolmen Editorial ha recuperado estos días la primera obra de Alfonso Zapico, “La guerra del profesor Bertenev”, quien ya se diera a conocer en nuestro país de la mano de Astiberri con la recomendable “Café Budapest”, y que por esas cosas de la industria comiquera nacional permanecía inédita desde su publicación en 2006 en Francia y a pesar de haber recibido premios como Prix BD Romanesque en el FestiBD Ville de Moulins en el 2007 o la “Recommandé par iddbd le blog BD 2008". Y lo cierto es que esta primera obra nos confirma a Zapico como uno de los jóvenes autores españoles a los que hay seguir de cerca.

La guerra del profesor Bertenev” es una historia costumbrista ambientada en la Guerra de Crimea inspirada en la lectura por parte del autor de la fantástica “Ana Karenina” de Leon Tolstoi y en ella encontramos algunas inquietudes del autor que ya aparecían reflejadas en “Café Budapest como la manifestación de la cultura y la amistad como refugio y salvación del individuo en situaciones límite. Si en esta, el protagonista encontraba en la música un refugio ante los enfrentamientos entre palestinos y judíos, en esta nueva obra el apocado y pacífico protagonista, Leon Bertenev, encuentra en el teatro y la enseñanza un medio para abstraerse de la difícil situación en la que vive. Bertenev, un antiguo profesor obligado a enrolarse en el ejército ruso contra su voluntad para luchar en la Guerra de Crimea contra franceses e ingleses, deserta para salvar la vida y es hecho prisionero por el ejército inglés. Gracias a su conocimiento de distintos idiomas, recibirá en el campo de los prisioneros un trato privilegiado por parte de sus supuestos enemigos lo que le convertirá en blanco de las iras del resto de los prisioneros rusos que no le perdonan su cobardía en el campo de batalla.

La guerra del profesor Bertenev” es una obra realmente original en la que el autor ya deja muestras de su buen hacer como narrador y sus ganas de contar historias propias, sacando buen partido de la estructura clásica del álbum europeo y siguiendo la estela de autores como Blain a la hora de subvertir las convenciones del género para contar historias centradas en los personajes. Con un dibujo caricaturesco y naif, que recuerda bastante el de Larcenet pero cuidando el detalle y la documentación en la caracterización de los personajes (algo indispensable en una obra de corte histórico), Zapico muestra su habilidad para reflejar el paso del tiempo a través de los cambios físicos en los personajes (especialmente los prisioneros rusos y el protagonista Bertenev que a lo mejor son cosas mías parece inspirado en Robin Williams) deja evidencias de su facilidad para el gag visual y aprovecha los recursos dramáticos propios del cómic. Quizás se trate de una obra en la que al autor se le note más remiso que en “Café Budapest” a la hora de experimentar con la distribución de viñetas mostrando una organización de la página más clásica en la que en ocasiones pueda parecer que abusa de las cartelas y los cuadros de texto aunque generalmente estas cumplen su función y no resultan redundantes respecto a la información ofrecida en su dibujo. Como novedad, Zapico se muestra como un gran colorista, cuidando con mimo el color de la obra a base de colores suaves y logrando estructurar perfectamente los distintos lapsos temporales en los que se desarrolla la historia, mostrando, además, especial habilidad en retratar el distinto estado psicológico de los personajes a lo largo de la historia con cuidadas transiciones.

La guerra del profesor Bertenev” anuncia las buenas maneras de un Alfonso Zapico que ya se confirmaron en “Café Budapest”. Esperemos que no se demoren demasiado las nuevas obras del autor. Finalmente, destacar la cuidada edición por parte de Dolmen a la que nada se la puede objetar y que incluye un prólogo realizado por el autor.

Otras obras de Alfonso Zapico en El lector impaciente:

Café Budapest”.

6 comentarios:

sebelo2 dijo...

Ya me lo habías avisado pero, ¡diantres Pablo!, si no fuera porque ambos sabemos que no es así, diría que nos hemos copiado mutuamente ;P
Saludetes,
Sergio

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

Café Budapest fué una maravilla, así que no pierdo perderme éste.
Saludos.

Angux dijo...

mecagüen. Otra vez te me adelantas PAblo.
En la estantería esperando su turno.
En un primer vistazo tiene una muy buena pinta y seguro que Alfonso no nos decepciona.
Por lo que parece, está preparando una nueva obra desde la capital francesa (no, paris no, la capital francesa del mundo del comic)que seguro será estupenda.

Un saludo.

lord_pengallan dijo...

Pues a mi no me ha molado tanto.
El apartado gráfico me ha parecido bastante bueno, dibujo y color sobre todo, pero la narrativa excesivamente monótona y demasiados planos generales lo que da una lectura un tanto fría e impersonal.
La historia no esta nada mal. Esta muy bien contada y es original y fresca, pero no me parece contundente. Por ello sólo me parece un cómic de una sola lectura. Nada por lo que merezca la pena gastar 19€!
Que es curioso la editorial 12 te saca en un formato bastante parecido en calidad, tamaño y páginas un cómic por 15€. Y no quiero criticar a Dolmen porque hace lo que puede y es muy valiente publicando este cómic, pero creo que los van a barrer si editan a estos precios.

PAblo dijo...

Lord Pegallan,

Tienes razón en lo que apuntas sobre la narrativa. Es mucho menos elaborada que en "Café Budapest", sin embargo es bastante correcta aunque Zapico no maneja tantos recursos como en su obra posterior.

Creo que la edición de álbums de este tipo por parte de Dolmen es bastante excepcional. La edición es muy correcta y me ha gustado mucho el papel.

Impacientes Saludos.

lady dijo...

necesito urgente la historia en español de la guerra del profesor bertenev... es para una clase que desarrollare en Pasto, Nariño, Colombia.
urgente:

gracias,