jueves, 10 de septiembre de 2009

“Fábulas presenta: Jack, Americana”, de Bill Willingham, Mathew Sturges, Russ Braun y Tony Atkins.


Si ayer le daba la de cal a Bill Williingham con el arco argumental de la colección principal de “Fábulas”, “La gran batalla”, hoy toca darle la de arena con el spin off de esa colección, "Jack of Fables" y su último TPB publicado por Planeta, “Americana”, que reúne los números 17 a 21 de la edición americana.

Jack of Fables” es actualmente la mejor serie de las dos que componen el universo “Fábulas” debido precisamente a su asumido rol secundario. Se trata de tebeos entretenidos y un tanto repetitivos en su estructura que sus autores tienen claramente asumido su carácter de “spin off” de la principal y quizás por sentirse menos responsabilizados están consiguiendo que los resultados sean mejores.


Americana” resulta una lectura agradable en la que asistimos al enésimo proyecto de Jack para lograr la riqueza que se le resiste trasladándose junto a sus variopintos amigos a buscar un tesoro en esta ocasión al universo de Americana en el que viven las fabulas de América. Allí, conocerá a nuevos amigos y enemigos al tiempo que verá una vez más como sus sueños de fortuna se le escapan entre las manos y acabará capturado por un enemigo quizás peor que el propio Sr. Revise. Para saber más, tendrán que leer el tebeo. Cierra el tomo, una aventura autonclusiva, situada en el pasado en el que Jack Malvado intenta aprovechar la representación teatral organizada por la Falacia Patética para escapar de las Ramas Doradas provocando el consiguiente caos y que cumple igualmente su objetivo de entretener.

Con una estructura de road movie que recuerda a películas como “Tras el corazón verdeMatthew Sturges y Bill Willingham escriben una historia en la que prima el humor en la que dan un paseo al lector por los grandes escenarios legados por la ficción, sobre todo cinematográfica, norteamericana. Desde los zombis que habitan la idilica población donde nunca pasa nada, en una clara critica a la sociedad norteamericana, a las tierras habitadas de los gángsteres o los indios se construye un cómic con un punto “naif” que atrapa por su ritmo trepidante en el desarrollo de los acontecimientos y presentación de los nuevos personajes y que tiene como único fin hacer pasar un buen el rato al lector. En el aspecto gráfico Russ Braun y Tony Atkins cumplen sin más, demostrando oficio en el desarrollo de una historia en la que probablemente podrían haberse lucido más.

En fin, estamos ante un honrado cómic de entretenimiento que logra sus objetivos y del que no deben esperar mucho más. A mí no me ha parecido poco visto lo visto. Ustedes deciden.

Más “Jack of Fables” en El lector impaciente.

La (casi) Gran Evasión
Jack de corazones”.
El príncipe malo

2 comentarios:

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

A mi Fábulas nunca me ha terminado de convencer del todo, la verdad es que la encuentro pretenciosa y vacía en gran parte (cuan alargada es la sombra de Gaiman...). Lo contrario ocurre con Jack, con la que me divierto bastante, ya que va de tapadillo, sin pretensiones y eso es lo que la hace "grande".
Saludos

PAblo dijo...

Crowley,

"Fábulas" es una serie que ha sabido aunar y entretenimiento para llegar a un público mayoritario (y quizás sea la más comercial de las obras Vertigo). Ha tenido muy buenos momentos pero lleva bastantes números viviendo de las rentas. "Jack" es más alocada y divertida, de momento, pero Willingham me parece que es un autor con cierta tendencia a repetirse en exceso y creo que es lo que puede ocurrir en esta serie. De momento, está bien y entretiene que no es poco.

No me parece justa tampoco la comparación extendida de "Fábulas" con Gaiman y su "The Sandman". Vamos, es que no tienen nada que ver.