miércoles, 26 de agosto de 2009

“Enemigos Públicos” de Michael Mann.

Una cosa buena de tener un blog es que puedes testear tus propias rutinas y ver como van cambiando con el tiempo. De este modo, compruebo que hace casi dos meses que no pisaba una sala de cine, algo inconcebible en alguien que acudía regularmente una o dos veces por semana a dejarse los dineros en pos del noveno arte. Será que me hago mayor o, más bien, que en este tiempo no han estrenado nada que realmente me apeteciese ver hasta “Enemigos Públicos”.

Enemigos Públicos”, una película que no engaña y que falta de aportar grandes novedades argumentales a un género tan sobreexplotado como el de los “gangsters” – la misma historia de Dillinger fue rodada con bastante acierto por John Millius en una película homónima de 1973- el director Michael Mann (“Heat”, “Miami Vice”, “Collateral”, “El último mohicano”) innova técnicamente a través de la utilización de cámaras digitales y echándose la cámara al hombro para acercarse de una manera a la que estamos poco acostumbrados a este tipo de historias. El resultado es una película entretenida e inteligente que sabe mantener al espectador durante las más de dos horas de acción de la película pendiente de la pantalla aun cuando, como es el caso, conozca de antemano los hechos narrados, disfrutando además de las estupendas interpretaciones de todo el reparto, encabezados por unos excelentes Johnny Depp (“Sweeney Todd”), Marion Cotillard y Christian Bale (“The Dark Knight”).

La película a pesar de centrarse en la figura de Dillinger, quien durante los años posteriores a La Gran Depresión se convirtió en el enemigo público número uno, tiene una voluntad más ambiciosa que se desprende desde el mismo título, la de retratar la época de los grandes ladrones de bancos, los enemigos públicos de Estados Unidos, que sirvieron de puente entre los grandes forajidos del Far West (Butch Cassidy, Sundance Kid, etc.) al Crimen Organizado de los grandes popes de la Mafia, como Al Capone y Lucky Luciano, que fascinaron a las clases medias y han quedado grabados en el imaginario colectivo gracias al cine, la literatura o el cómic. Tipos como Baby Face Nelson, Pretty Boy Floyd o el mismo John Dillinger que trajeron en jaque a la policía y obligaron a cambiar la legislación y crear el famoso FBI encabezado por el ambicioso y despiadado Edgard Hoover y su mejor agente, el implacable Mervin Purvis.

Michael Mann, apoyado en un inteligente guión, sabe captar con su buen sentido del ritmo, la amplitud de objetivo y prescindiendo prácticamente de los planos fijos la esencia de la época y la trepidante vida de unos tipos nerviosos, siempre perseguidos y que apuraban cada segundo de su existencia como si fuese el último. De este modo, la película va creciendo conforme van sucediéndose los tiroteos, persecuciones y asesinatos, rodados con la maestría que Mann viene demostrando en estos menesteres desde la espectacular “Heat”, película esta que sirve en su estructura de modelo a “Enemigos Públicos”, manteniéndose esta en los momentos más pausados que solían coincidir con las cuitas amorosas de Dillinger (Jhonny Depp) y su chica (Marion Cotillard) o las investigaciones policiales de Purvis (Christian Bale) y los tejemanejes de Hoover (Billy Cudrup) gracias al buen hacer de todos los actores que los encarnan y que salvan con sus excelentes interpretaciones las inconsistencias que la amplitud temática de la película provoca.

Me gustaría destacar algo que no se suele hacer, la dirección artística, y la excelente elección de los actores secundarios que encarnan tanto a “gangsters” como a policías, quienes a base de sobrias y comedidas interpretaciones saben transmitir la idea de que estamos ante tipos duros que se respetan a pesar que las circunstancias les hayan situado en distintos lados de la Ley.

A nivel interpretativo, Johnny Depp (“Piratas del Caribe”) demuestra su habilidad para hacer creíble cualquier papel logrando incluso que a la película se la pueda achacar una excesiva fascinación romántica hacia la figura del “gangster” que en realidad no existe (si acaso a la figura de Dillinger o la interpretación que de ella hace Depp que no es lo mismo), haciendo atractivo y despertando las simpatías del espectador hacia un forajido como Dilliger, y encontrando buena respuesta en el hierático Christian Bale (“Terminator Salvation”) que borda su interpretación del estricto agente Purvis y en la guapa Marion Cotillard, quién defiende su papel de mujer florero del “gangster” con sutileza y solvencia en todas sus escenas en un papel que la permite mostrar distintos registros y al que llena de contenido.

La película guarda una última sorpresa. Un magnífico momento de “cine dentro del cine” que no les voy a destripar pero que resulta muy bien traído a la historia cerrando el círculo con brillantez entre los primeros momentos del género y su última gran aportación, “Enemigos Públicos”, que está destinada a ser una de las mejores películas del año.

6 comentarios:

Akbarr dijo...

A mi me dejó un poco frío, no está ni mal ni bien ni todo lo contrario. Tiene cosas buenas (es verdad, los actores están realmente bien), pero para mi gusto resulta algo lenta. Aun así, tienes razón en que últimamente las pelis que salen no incitan mucho a ir al cine. Aparte de Up, que le tengo ganas (Pixar es de lo mejorcito que hay ahora mismo en el cine mundial, para mi gusto).

Pablo dijo...

a mi también me encanto "Enemigos Públicos", creo que ha dejado frios a muchos por ruptura que propone la pelicula con respecto a la estética hollywoodense clásica. Que en mi humilde opinión Sam Mendez agotó en "Camino a la perdición". Algo que es explicitó sobretodo en la segunda escena en que Dillinger va al cine, el final me pareció tremendo sobre todo si se tiene presente lo predecible que puede ser. Gracias por el dato tocayo, no tenia idea que Milius ya se habpia hecho con Dillinger el 73, y que más encima en la peli actue el gran Warren Oates como prota.
saludos!

Crowley (www.tengobocaynopuedogritar.blogspot.com) dijo...

A mi la verdad es que me decepcionó bastante (no se que esperaba tras el fiasco de Miami Vice, pero esto, no). Creo que se salva la actuación del siempre genial Bale. Pero la imagen en HD me rechina un poco en esta historia y hubiese agradecido algo más de aire noir.
Saludos
Nos leemos

v.tornasol dijo...

a mi me ha encantado tras un verano desolador en los cines, los comerciales q son los de mi ciudad esto es el santo grial esto y el inicio de "up"

Angux dijo...

A mi como a Akbarr, ni mucho ni poco..
No se explicarlo pero me pareció una película entretenida a la que sin embargo le fata algo...
Los protagonistas lo bordan y me gustaría resaltar el trabajo del cazamafiosos tejano que corrige a Purvis con su experiencia en bastantes momentos de la peli.

Un saludo.

PAblo dijo...

Akbarr,

Pues sí hay poca chica en los cines últimamente. A mí que realmente me apeteciera ver había dos, esta y la de "UP" que espero ver muy pronto. Y tienes razón, Pixar es seguramente lo mejorcito en cine de entretenimiento de masas actualmente en el mundo porque son los únicos capaces de hacer películas para todos los públicos que gusten desde el que tiene 3 hasta el que tiene 99. Hacerlo una vez es muy difícil pero hacerlo con casi todas sus películas es digno de estudio.

Ahora van a estrenar algunas que realmente me apetecen ver como "Malditos Bastardos", "Agora" y "Distrito 9". Ya iremos comentando.

Pablo,

Yo creo que lo que defines como "estética hollywoodiense" referida al cine negro alcanzó su máxima expresión con los Coen y su "Muerte entre las flores". "Camino de perdición" es una excelente película pero realmente a mí me da la sensación que Mendes la que emula -y supera que la película me pareció mejor que el cómic- es la del autor de la novela gráfica, Max Allan Collins. Si puedes hazte con la película de "Dillinger" que por lo que recuerdo era muy buena.

Crowley,

No he visto "Miami Vice" pero me parece que "Enemigos Públicos" es de lo mejorcito que ha hecho Mann. Es cierto que supone una ruptura con lo que uno puede esperar con una película de gangster clásica pero la opción de Mann es coherente con su estilo (a mí esto me parece cada vez más importante en un director de cine ahora que en Estados Unidos cada vez se hacen más películas intercambiables) y rupturista al tiempo que respetuosa con la tradición del cine de gangsters. Bale está como siempre bien pero el resto del reparto no le anda a la zaga. Yo destacaría a todos.

V. Tornasol,

Bienvenido, pues sí, el verano ha dejado poca cosa a priori interesante en los cines. Quizás la que más me hubiera apetecido ver en estos meses haya sido "Coraline". También me hubiera gustado ver "Tetro" pero sinceramente me ha dado pereza.

Angux,

El personaje que comentas a mi también me encantó y es el más destacado de los secundarios de Bale. Esa secuencia cuando esos tipos hoscos, de mandibula cuadrada y taciturnos bajan del tren está genial no tanto por lo que dicen sino por lo que desprenden con su lenguaje corporal. Me encantó.

Todos,

"Enemigos Públicos" es una película que no deja indiferente y eso es bueno. Gustará más o menos pero hay una voluntad de ofrecer de una manera diferente un material que está muy trillado en el cine. Eso me parece valorable más allá de los gustos propios de cada uno. Para mí es una película destinada a perdurar.

Impacientes Saludos.