miércoles, 17 de junio de 2009

“Los hombres que no amaban a las mujeres” de Stieg Larsson.

Pues sí, declaro públicamente que soy uno de los muchos que ha caído rendido por la primera entrega de la serie “Millenium” y que ha paseado estos días el tochazo de más de seiscientas páginas por todo Madrid. Y es que no hay vagón de Metro, Cercanias o Autobús en que no coincidan varias personas con el libraco entre las manos y, por lo que parece, pasa lo mismo en medio Europa. Todo un fenómeno de masas que se ha cimentado en el boca-oreja entre lectores y que a la Editorial Destino le va a proporcionar un buen piquillo pero que, lamentablemente, el principal culpable, el periodista y activista sueco, Stieg Larsson, no ha podido disfrutar dada su prematura muerte.

Probablemente, los que todavía se resistan a esta plaga literaria, se preguntarán que tiene la obra de Larsson para atraer a tantos y variopintos lectores. Son muchos los elementos a analizar pero, resumiendo, el éxito de Larsson se basa en que el autor da con la tecla justa para escribir un excelente best seller de entretenimiento con el que atraer la atención de un lector diverso en una obra que es un equilibrado crisol de géneros lo suficientemente bien documentado como para atraer tanto al lector más informado y crítico como aquél que sólo busca una lectura sencilla y adictiva plagada de estereotipos maniqueos.

La historia comienza cuando el periodista de investigación económica Mikael Blonkvist parece haber tocado fondo en su brillante carrera. Blonkvist ha perdido un juicio contra un poderoso magnate de los negocios sueco y se ve obligado a abandonar su puesto de redactor jefe de “Millenium”, pagar una cuantiosa multa y pasar una temporadita en la trena. Cuando parece que la cosa no puede ir peor, el idealista Blonkvist recibe un misterioso encargo que le puede proporcionar, aparte de un estupendo salario, poder vengarse del tipo que ha arruinado su carrera. Blonkvist debe investigar la misteriosa desaparición hace más de cincuenta años de Harriet, la joven heredera de las empresas Vanger, un conglomerado industrial de los más ricos de Suecia. Blonkvist, por supuesto, aceptará el encargo y pronto descubrirá que bajo la fachada de respetabilidad de la familia Vanger se ocultan todo tipo de intrigas que alcanzan a varias generaciones de la poderosa familia y un enrevesado misterio que puede poner en peligro su vida. Mikael sólo contará como dudosa aliada en la compleja tarea encomendada con Edith Salander, una joven inadaptada de difícil trato que es mucho más de lo que aparenta. ¿Podrá el bueno de Mikael resolver todas las encrucijadas que se le amontonan o perecerá en el intento? ¿Es tan bonita y progresista Suecia como la pintan o realmente su Estado de Bienestar tiene los pies de barro? ¿Quién mató a Harriet Vanger?¿Está muerta?... Tendrán que leerse el libro (o ver la película) para averiguarlo.

Larsson, en esta primera entrega de “Millenium”, se muestra como un escritor hábil que domina los resortes de la novela de intriga, siendo capaz de mantener varias tramas paralelas con las que atrapar al lector. El escritor sueco se demora durante las primera parte de la obra en presentar al lector a sus protagonistas, el idealistar Kalle Blonkvist y la huraña y brillante Edith Salanger, quienes no son más que la última encarnación de la pareja de detectives que tan bien ha funcionado a lo largo de los años en el género detectivesco. La novela está escrita con un estilo claro y directo, muy periodístico, y en ella Larsson no se limita a construir la típica trama de intriga sino que utiliza a sus personajes como un instrumento para ofrecer una revisión crítica de la sociedad sueca del bienestar a la que no deja muy bien parada. Larsson pone en evidencia en forma de novela, de este modo, no sólo problemas propios de Suecia, un país, por otro lado, poco conocido por los ciudadanos europeos pero del que generalmente todo el mundo tiene una buena opinión basada en los tópicos, desmontando de paso muchos de ellos, sino que, además, sus críticas son extensibles a la mayoría de los sistemas sociales de los los países occidentales con lo que el ciudadano/lector le resulta fácil sentirse identificado con lo que le están contando a pesar de lo exótico del país. El mérito de Larsson es haber logrado amalgamar todo esto en una novela entretenida, ágil y adictiva que, a pesar de contar en algunos momentos con ciertas soluciones tramposas para con el lector, son perdonables en el análisis final del conjunto de la obra.

En definitiva, “Los hombres que no amaban a las mujeres” ha demostrado ser una novela actual, inteligente y adictiva que tiene su éxito completamente justificado así que no miren mal al vecino del asiento del tren y denle una oportunidad a pesar de su condición de “best seller”. Yo en cuanto tenga un rato, me pongo con la segunda entrega de la serie, “La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina” que, según me han comentado, es incluso mejor que este. Ya les contaré.

9 comentarios:

Carolus dijo...

Aquí os dejo abrir un e-libro muy útil para que lo miréis, se llama “Manual y espejo de cortesanos”, de C. Martín Pérez.

http://www.personal.able.es/cm.perez/comentarioslibros.html
http://www.personal.able.es/cm.perez/Manual_y_espejo_de_cortesanos.pdf


Simula, disimula, no ofendas a nadie y de todos desconfía: antiguo consejo para un joven Rey Sol que te servirá para desenvolverte y medrar en la Corte en la que todos sobrevivimos. Donde hay un grupo de personas, existirá una lucha por el poder, alguien lo conseguirá y a su sombra crecerán los cortesanos que conspirarán para quitárselo o para agarrarse a una porción de poder dentro de su Corte. Tal vez aún no te hayan contado cómo funciona todo esto. Te guste o no, ya estás metido de lleno en la Corte y es mejor que domines sus reglas. Despierta, otros ya te llevan ventaja. Es hora de medrar.

Saludos

Blueberry dijo...

Lisbeth Salander no es mas que Pippi Calzaslargas adulta, el personaje es siempre una niña que no quiere crecer, incluso en "Los hombres..." se queda con el tesoro de los piratas. A diferencia de ella Blomqvist, es el tío serio e inteligente, pero que sin Salander no tiene posiblidades de sobrevivir...ya en el segundo tomo, tendrá ocasión de devolver el favor a su compañera.
Son libros que están muy bien escritos, por eso les gusta a tanta gente. El boca a boca es la mejor recomendación literaria.

Mar dijo...

Pues en estos días sale el tercero, que está siendo esperado como agua de mayo por sus lectores :-D

Besitos

PAblo dijo...

Blueberry,

Estoy contigo. El boca a boca y la opinión de los lectores de a pie es la mejor recomendación.

Mar,

Sí, es cierto. Llevan prácticamente un año promocionándolo y creo que en algunas páginas se podia leer gratuitamente el primer capitulo del tercer volumen que sale en estos días.

tristan dijo...

A mi el segundo me ha gustado menos que el primero, veremos La Reina... Son libros muy entretenidos, adictivos pero...

Giuseppe dijo...

Si todo best seller o éxito de ventas fuese de autores como el Dan Brown y su demonios, ángeles y Da Vincis, lo tendría muy claro.
Pero a veces el río lleva mucho caudal y es bueno escuchar el agua cuando pasa.
Esta tarde mi mujer y yo hemos dejado un ratito a los nenes en casa de la abuela y nos hemos dado un paseo por una libreria y ante el interés de mi señora por el libro lo hemos comprado. Es para leerlo ella, pero estando por las estantería no respondo de mis actos futuros.

PAblo dijo...

Las comparaciones son odiosas y comparar a Brown con Larsson puede provocar urticaria. Larsson al menos en esta novela plantea mejor unas tramas mucho más complejas y su estilo periodístico y directo me gusta más que el de Brown que me parece en exceso cinematográfico y poco literario.

A mi l
estos libros me los está prestando mi cuñada y nosotros se los regalamos a mi hermana por su cumpleaños así que tenmos a la famia bien surtida de Larsson aunque nosotros no tengamos los ejemplares. Puedes birlarle a tu mujer el libro sin ningún cargo de conciencia que creo que te gustará.

Impacientes Saludos.

D' Pollos dijo...

Sinceramente, si el escritor siguiera vivo dudo que hubiese tenido tanto tirón la novela. Me ha parecido lejos de merecerse el título de Best Seller, una novela pesada y aburrida con demasiado condimento inútil. El argumento es uno, pues intenta no salirte de ahí. Es cierto que la biografía era la coartada pero no hace falta que pases capítulos enteros hablando de hermanos Vanger cuando no tiene ninguna importancia ni relación.

Aun así, es una buena novela pero tanto "boom" ha hecho que me parezca hasta decepcionante.

perdón si te ha molestado, puedes borrarlo si quieres, aun asi me gusta poder ver diferentes opiniones asique seguiré este blog de cerca :D gracias!

PAblo dijo...

Nada que perdonar, D'Pollos, se trata que cada uno exprese su opinión de una manera constructiva y tú lo haces. De todos modos, me parece un tanto contradictorio que digas que es una buena novela por un lado y por otro que te ha parecido pesada y aburrida. Es cierto que es larga pero está bien dosificada la tensión y la incorporación de todos esos parientes que apuntas sirven para ambientar la historia, criticar los trapos sucios de los ricos y crear sospechosos. A mí me ha parecido bien llevado.

No sé hasta que punto ha influido la muerte de Larsson en el éxito de sus novelas aunque tampoco creo que haya sido demasiado significativo.

Pásate por aquí siempre que quieras y expresa tu opinión si te apetece. Y, tranquilo, que no es necesario estar de acuerdo conmigo.

Impacientes Saludos.