sábado, 2 de mayo de 2009

Los cuatro tipos de dibujante, según Scott McCloud.

Joe Zabel: ¿Cómo de importante crees que es la destreza dibujando para hacer cómics? Hay diferentes escuelas de pensamiento acerca de esto, y a veces parece que esas escuelas no se hablan las unas con las otras.

Scott McCloud: Sí; realmente hay cuatro formas dominantes de ver los cómics. El grado de importancia que se da a la destreza en el dibujo es una de las cosas por las que se distinguen un par de escuelas.

Aquellos que valoran la habilidad en el dibujo por encima de todo, y que están más preocupados por la idea de la maestría, belleza y composición se encuentran el lado puesto de la valla de aquellos cuyos máximos valores son la honestidad, autenticidad y una especie de rebeldía frente al status quo. La dicotomía aparece entre lo que yo llamo los clasicistas y los iconoclastas. Los hijos de Hal Foster contra los hijos de Robert Crumb.

Esa es la cierta y bella diagonal que separa dos de las cuatro tribus. Las otras dos esquinas son los formalistas y los animistas, que representanla distinción entre forma y contenido. A los formalistas les gusta experimentar, diseccionar el medio, ver cómo funciona, y reconstruirlo, y tratar de hacer cosas nuevas; mientras que los animistas simplemente buscan contar una historia interesante, y quieren desdibujar la forma, para ser transparentes, de modo que tú no te des cuenta para nada de que estás leyendo un cómic.
(De una jugosísima entrevista, traducida y publicada hace ya unos años en Entrecomics, y que pueden leer completa, aquí. ¿Es universal la clasificación de McCloud o es personalísima? A mí no me acaba de convencer, aunque probablemente en el eje de coordenadas que dibuja el autor de "Zot" podrían colocarse casi todos los dibujantes que se les ocurran. ¿Ustedes que opinan?)

11 comentarios:

Mo Sweat dijo...

Saludos.

Interesante entrevista. Estoy contigo, no termino de estar completamente de acuerdo, para mi existen claramente los dos extremos que él expone, pero pienso que también existe un pequeño grupo que consigue aunar la maestría del primer grupo que el define con el estilo rompedor e innovador del otro grupo que según él está al otro extremo; y precisamente ese pequeño grupo lo compondrían los auténticos genios, un claro exponente de eso podría ser Neal Adams, tan perfecto y lleno de maestría como rompedor y en ocasiones experimental...

Xelo dijo...

Opino que generaliza demasiado. Y que esa contraposición de "maestría, belleza y composición" versus "honestidad, autenticidad y rebeldía" es equivocada.
¿Si hay autenticidad tiene que faltar una preocupación por la composición?
¿Si hay maestría, no hay honestidad en un buen tebeo?
Pseee...no, no estoy de acuerdo.

lord_pengallan dijo...

El problema ya lo habéis indicado, es demasiado reduccionista porque el estilo de los dibujantes suele tener muchos aspectos, aunque luego predominen uno o dos de ellos. Por eso es difícil las clasificaciones, que por otro lado no las veo muy acertadas, para mi Crumb y Foster son iguales.
Es cierto que uno tira hacia lo apolineo y el otro hacia la caricatura pero ambos son dibujos curradísimos y con una técnica y un dominio del dibujo increíbles. Además, Foster es un hijo de principios deL XX y Crumb es la siguiente generación, habría que ver que habría hecho Crumb en el momento de Foster y viceversa. Ambos son máximos exponentes de una época, de una forma de entender el Cómic.
Mi clasificación sería la siguiente: narradores por encima de todo cuyo mejores ejemplos son Miller y Steranko. Caricaturistas, aquí entra tanto, el cómic underground como los dibujantes de la bd clásica. Pintamonas, por ejemplo Jim Lee, que ahora son los predominantes en los superhéroes, gente que son dibujantes de pin ups que se hacen pasar por dibujantes de cómic y para terminar los dibujantes propiamente dichos, gente que equilibra todas las facetas (dibujan, narran y componen bien) por ejemplo Crepax, Gibbons ...

Bruce dijo...

De pintamonas hay un huevo ahora...

J.A.Rubio dijo...

Mi modesta opinión es que hay tantos tipos de dibujantes, como dibujantes hay.
Considero a scott McCloud como un gran tecnico, pero me parece estupido y pretencioso querer aunar y etiquetar a la gente, sean dibujantes, escritores o enterradores.

Anónimo dijo...

"los máximos valores son la honestidad, autenticidad y una especie de rebeldía frente al status quo".

No creo que haya habido dibujante más honesto, más auténtico y más rebelde contra el status quo que Foster, que siempre voló a su aire, imponiendo su visión... y marcando tendencia.

RM

PAblo dijo...

Creo que estamos todos bastante de acuerdo en que McCloud ha hecho una clasificación bastante reducionista. Está claro que el teorizar sobre cualquier cosa te lleva a realizar clasificaciones pero los criterios de McCloud no me convencen porque son muy subjetivos. ¿No puede haber autores supertécnicos honestos y rebeldes? ¿Es necesario enfrentar a Foster y Crumb? Yo creo que no. Estoy de acuerdo con RM en que reducir a Foster de esa manera no me parece justo pero tampoco me lo parece que se ponga en duda la maestria de Crumb que es un monstruo dibujando.

Mo no sabe donde colocar a Neal Adams en esa clasificación. Yo tampoco. Y añado un nombre que para mí podría perfectamente incorporarse a cualquiera de esos grupos. Barry Windsor-Smith.

McCloud es un gran divulgador del cómic y sus libros me parecen más que interesantes porque han permitido poner nombre a un montón de recursos técnicos, pero esta clasificación es querer ponerle puertas al campo, salvo que la articule mejor en alguno de sus ensayos que no haya leído.

Impacientes Saludos.

Mo Sweat dijo...

Totalmente de acuerdo.

David. dijo...

La verdad es que el esquema podría funcionar, aunque no hay que olvidar que un artista evoluciona, o decide cambiar de estilo según si la obra.

En otro orden de cosas, leído ya su Zot, y hmmrpf... vamos a ver, no está mal, se podría incluso decir que es un buen tebeo, pero a mí me ha sabido a poquito poquito: graciosete, curioso por momentos y poco más. Ninguno de los personajes me parece interesante. Supongo que es algo personal, que volver a contar la historia de un superhéroe adolescente ya me empacha, además no puedo evitar compararla con lo que hicieron Stan Lee, Steve Ditko y John Romita (y más) con Spiderman y me parece que no resiste ni de broma la comparación. Bueno, esta es mi opinión, que el otro día preguntaron aquí por el tebeo, así que aporto mi granito de arena.

Saludos.

PAblo dijo...

David,

Tienes que situarte en el contexto de la época en el que dentro del género superheroico había muy poquito potable que rascar. Yo no lo he leído porque me pilló en un momento de absoluto alejamiento de los superhéroes y luego no lo recuperé así que seguramente me tocará hacerme con él próximamente (no confio en mi suerte en los concursos ;-( ).

Impacientes Saludos.

Anónimo dijo...

Vamos que si alguien tiene habilidad para dibujar deja de ser honesto y auténtico. Lo siento pero este tipo de comentarios cada vez me suenan más a autojustificación.
Y por si McCloud no se ha dado cuenta, Robert Crumb es un dibujante acojonante ¿no lo convierte eso en un tipo deshonesto?