domingo, 14 de diciembre de 2008

Va por vosotros









Uno pasa de unos cuantos días desconectado de la blogosfera comiqueril disfrutando de un merecido descanso y preparando las cosas para la que ha de llegar, y cuando vuelve a conectarse a sus rutinas se entera que en apenas ocho días nos han dejado tres autores, tres aficionados, que dejaron su pequeña, gran aportación, en el mundillo con lo que las buenas sensaciones se ven empañadas por estas noticias.

Va por ellos:

Gérard Lauzier (1932-2008)

Gérard Lauzier es un autor fundamental para entender el despegue de la Bd desde sus planteamientos más infantiles a la búsqueda de contenidos adultos y puede rastrearse la influencia de su obra en muchos de los autores que hoy están de moda en el cómic europeo. Entre sus obras, destacan álbumes como “Lili Fatale”, “La course du rat”, “Al Crane” o “Les chroniques de L’Ile Grande”, pero sin duda su gran obra fue la serie “Tranches de vie” en la que supo retratar como nadie las miserias de la burguesía francesa haciendo gala de una fina ironía y la sátira descarnada.

Cada vez más desencantado con el cómic, fue orientando su carrera hacia otros ámbitos como el teatro y el cine.


Robert Segura (1927-2008)

Autor clave de la legendaria Editorial Bruguera, para la que trabajó durante más de treinta años, creando para la misma, personajes memorables como “Rigoberto Picaporte, solterón de mucho porte” o “Rebollez y Señora”. Segura que empezó a publicar profesionalmente mientras realizaba el servicio militar se caracterizó por ser un dibujante elegante y espontáneo especialmente dotado para representar bellas jovencitas y adolescentes especializándose en personajes como “Piluca, niña moderna”, “Maritina, la chica de la oficina”, “Laurita Bombón, secretaria de dirección” o “Marilú”. Segura también creó serie y personajes como “La panda” o “Pepe Barrena”.

Muy querido entre sus compañeros por su buen carácter a nivel de anécdota comentar que Segura era conocido por sus constantes retrasos en las entregas. Tras su jubilación en 1992, se dedicó a su gran pasión, la pintura de acuarelas.

Entre sus creaciones, mis preferidos fueron “Rigoberto Picaporte” y “La Panda”, series como casi todas las de Bruguera que empecé a disfrutar antes de preguntarme quiénes eran los creadores de esas estupendas historias.


Forrest J. Ackerman (1916-2008)

Ackerman es uno de los personajes claves sin el cuál el friquismo no sería lo que es. Autor de ciencia ficción entre sus logros en cómic el más destacable fue la creación de la encantadora “Vampirella” para la Warren, verdadero icono sexual para toda una generación y participar en más de 60 películas como actor, director o productor

Como curiosidad, Ackerman era un firme defensor del esperanto, idioma que hablaba desde muy joven.


En fin, que esto no hace más que confirmarme lo triste que es el mes de Diciembre, un mes en el que me da la sensación que muere más gente.

D.E.P.

1 comentario:

David. dijo...

Cierto, vaya final de año, estos tres, más Bettie Page, hace no mucho Michael Crichton...
Una lástima, pero así es la vida. Descansen en paz.