domingo, 8 de junio de 2008

Mel Ferrer (1917-2008)



Con 90 años ha muerto esta semana Mel Ferer, o lo que es lo mismo el Príncipe Andrei Bolkonsky en la adaptación que de la inmortal “Guerra y Paz” de Tolstoi realizase King Vidor y que todos tenemos todos en la memoria.

Ferrer, aparte de ser el afortunado primer marido de la cara más bonita del cine, Audrey Hepburn, con la que colaboró en varias películas ya no sólo como intérprete sino también como productor (“Sola en la Oscuridad” es un buen ejemplo de ello), cultivó también la faceta de director en películas como en “Furia Secreta” con Claudette Colbert. Sin embargo, el Ferrer actor alcanzó su cenit en la década de los cincuenta en títulos como “Scaramouche”, Encubridora” o “Los caballeros del Rey Arturo”, aun cuando, posteriormente, participase en producciones tan notables como “La caída del Imperio Romano” o en gozos personales como “Las manos de Orlac”. Adiós a una de las caras más tristes y personales del gran Hollywood.

D.E.P.

Scaramouche”, 1952



Guerra y Paz”, 1956



Las manos de Orlac”, 1960

3 comentarios:

Jaime Sirvent dijo...

Ya por el simple hecho de haber sido marido de Audrey Hepburn ya tiene mi admiración, pero además era un buen actor, de esas tres que citas, Scaramouche me encanta, también Guerra y Paz, Las manos de Orlac no la conocía.Un saludo.

PAblo dijo...

Jaime,

Admiración y un puntillo de envidia que Audrey era Audrey. No olvides "La Caida del Imperio Romano" (no sé si la has visto) que para mi junto a "Espartaco" es el peplum por excelencia y la película que fusiló Scott para su "Gladiator".

Impacientes Saludos.

Jaime Sirvent dijo...

No he visto La caída del imperio romano, es uno de mis grandes fallos, y mira que la suelen emitir por la tele.

Lo de la envidia es indudable:)