sábado, 3 de mayo de 2008

De autores y otros demonios: Jean Giraud/Moebius

Que los autores en general pierden la cabeza cuando les ponen un micrófono delante y de sus bocas pueden salir las mayores simplezas que alguno tomará por dogma de fe incuestionable a estas alturas de la fiesta lo sabemos todos. Pero eso no quita para que dejen de llamar la atención algunas declaraciones realizadas a los medios por “vacas sagradas” del mundillo del cómic que para lo que han dicho bien podrían haber mantenido la boquita cerrada. En esta sección las iremos analizando:

Jean Giraud / Moebius:

"El manga es una máquina de guerra sin escrúpulos. Ha dividido el mundo en segmentos de mercado y se está aprovechando de la debilidad de los jóvenes. Es un chicle mental, atrae pero destruye el cerebro. Y, lo que es peor, mina la libertad de los dibujantes, poniéndolos al servicio de los intereses imperialistas de su país. Lo peor de todo es que no hay forma de pararlo. Haría falta una tercera bomba atómica".

Estas declaraciones sobre el manga del genial autor francés no pueden entenderse viniendo de un autor que hace treinta años fue de los precursores de la introducción del manga en Europa a través de la estupenda “Metal Hurlant”. Aparte que el tono de las declaraciones asusta un poco porque Giraud parece el gran inquisidor Torquemada o Fredric Wertham (el precursor del Cómic Code en uno de sus momentos más alucinados) poniendo a los jóvenes y su “debilidad” como excusa para defender intereses más oscuros.

El manga no es un arma imperialista del emperador Akihito para acabar con las mentes jóvenes de los influenciables occidentales sino que engloba a toda la amplia variedad de autores y cómics procedentes de un país Japón que si por algo se ha caracterizado en los últimos cincuenta años ha sido por asumir posicionamientos completamente antibelicistas. Dentro del manga se hacen cómics excelentes, buenos y malos al igual que dentro de la BD se hacen cómics excelentes, buenos y malos y en su elenco de autores hay gente tan importante y reconocida como Osamu Tezuka (autor claramente “industrial” pero de una calidad incuestionable), Hideshi Hino, Suehiro Mauro, Katsuhiro Otomo, o Jiro Taniguchi por poner sólo unos cuantos nombres representativos.

¿Qué ha podido pasar para que el autor de “El Garaje Hermético”, “El Incal” o “Blueberry” salga con unas declaraciones de este tipo sobre unos cómics que hace treinta años adoraba? Muy fácil. Miedo. Los manga son los cómics más leídos actualmente en todo el mundo y los que realmente están logrando atraer nuevos lectores lo que supone a la larga que la influencia de la BD y sus autores se vea abiertamente amenazada ya no sólo más allá de sus fronteras sino dentro de la misma Francia, que,, no olvidemos, es un país muy dado al proteccionismo más salvaje cuando ve amenazados sus productos.

La solución quizás sea buscar nuevas vías dentro de la BD para atraer a los lectores jóvenes e imitar algunos de los logros del cómic japonés en lugar de despotircar contra él y caer en la rabieta fácil. Hay autores que ya experimentan claramente en ese sentido como Baru y su “Autopista hacia el Sol” pero no sólo la imitación del lenguaje narrativo del manga puede ser la respuesta sino en la búsqueda de nuevos formatos más competitivos o la promoción de nuevas temáticas inexploradas.

La respuesta sólo la conoce el futuro pero declaraciones como las de Giraud no le hacen ningún favor al Cómic.

Las lamentables declaraciones de Giraud en la prensa aquí.

2 comentarios:

agudus dijo...

Si mi memoria no me falla, quien apadrinó el desembarco nipón en Europa fue el mismísimo Moebius, alabando sin medida AKIRA y a su autor KATSUHIRO OTOMO. Me gustaría localizar alguina entrevista de las de entonces, para poder habvlar co propiedad.

Un saludo

PAblo dijo...

Por eso a mí me han llamado tanto la atención estas declaraciones.

Sería interesante si pudieras localizar una de esas entrevistas Agudus.