viernes, 1 de febrero de 2008

“El olor de las especias” de Alfonso Mateo-Sagasta


Ya les he hablado en alguna ocasión aquí de Alfonso Mateo-Sagasta un autor que con “Ladrones de Tinta” me dejó con ganas de más. Así, que ni corto ni perezoso, me hice con esta, su primera novela, “El olor de las especias” que he ido devorando durante la última semana en el Metro y lo confirma, junto quizás con Antonio Cabanas ("El Ladrón de Tumbas"), como uno de los mejores autores actuales de novela histórica en España.
En “El olor de las especias”, Mateo-Sagasta nos transporta a la época del califato de Córdoba, cuando esta ciudad era la más moderna, organizada y civilizada de toda Europa frente a los atrasados, divididos y belicosos reinos cristianos de la península. Alvar, un joven villano de Castro que buscaba el amparo de su señor el conde de Castilla, Fernán González, por su participación en una algarada que terminó con la muerte de un conde leonés, se convierte, junto a sus compañeros, en una pieza más de la compleja intriga que los grandes reyes cristianos y sus señores feudales juegan para afianzar su poder, una intriga que le llevará a Córdoba, participar en un magnicidio y conocer el amor.
“El olor de las especias” es una novela que cuenta con todos los elementos que debe reunir una buena novela histórica: personajes creíbles, una trama interesante y un conocimiento de los hechos históricos exhaustivo para no caer en contradicciones que hagan que toda la estructura chirrie. En esta novela, Mateo-Sagasta demuestra que domina las convenciones del género con maestría y partiendo de su amplio conocimiento de la historia (no en vano es historiador especializado en Historia Antigua y Medieval) entrelaza personajes imaginarios con personajes reales de una manera sólida y creíble. La ambientación y caracterización es soberbia, convirtiéndose en los puntos más atractivos de la novela y sumergiéndonos de lleno en una de las épocas más interesantes de nuestra historia. La trama de intrigas en la que se ven inmersos los protagonistas, sin dejar de ser interesante, es una mera excusa para reconstruir con minucioso detalle cómo era la vida cotidiana de los distintos grupos que vivían en la Península y sus relaciones. Quizás el único pero que pueda achacársele a la historia es el final feliz que reserva al inocente protagonista en medio de los juegos de enrevesadas intrigas que, tanto árabes como cristianos, juegan entre sí
En definitiva, una novela entretenida, inteligente y de agradable lectura que si hay algún lector profesor de Historia debería proponérsela a sus alumnos para despertarles el gusanillo por el tema, ya que su lectura seguro les enganchará.

10 comentarios:

Jaime De dijo...

Lo que no es creíble en esta novela es el perfil de las personas que tipifican el papel de la Iglesia: Gervasio y la Abadesa son estilizaciones exageradas de lo peor que podés encontrar...

PAblo dijo...

A mí no me disgustaron Jaime. Son personajes novelizados y exagerados evidentemente pero que personifican el poder que la Iglesía tenía en todos los ámbitos, tanto en las altas esferas del poder como influyendo y aprovechándose del entorno rural.

¡Bienvenido!

Anónimo dijo...

Lo compre hace tiempo, la verdad, porque me llamo la atencion la tapa. Creo que ha llegado el momento de leerlo. Cuando lo haga te comento.
Lorena.

PAblo dijo...

Lorena,

Impaciente espero tu dictamen.

Saludos.

Anónimo dijo...

Gracias por la recomendación. Leído y disfrutado!
Ahora voy a por los Ladrones de Tinta! :)

Anónimo dijo...

Excelente novela historica que rememora la riqueza de culturas que poblaron nuestros territorios. Excelente escenificacion, junto con una narrativa vivaz y una buena historia. La trama muestra como se entrecruzan los intereses de las diferentes clases sociales y religiosas en el siglo X. Muy recomendable

PAblo dijo...

Anónimo 1,

Si te ha gustado este, imagino que "Los ladrones de tinta" te gustará más.

Anónimo 2,

Buen análisis.

Impacientes Saludos.

Anónimo dijo...

Muy buen análisis y la entrada muy buena, me gusta mucho la literatura de Alfonso Mateo-Sagasta y puedo decir que sus libros son muy buenos, estoy leyendo "El olor de las especias" y me gusta la narrativa que allí se presenta. Saludos :D

Alisson Heliana Cabrera dijo...

Muy buen análisis de este libro, tuve miedo de comenzar a leerlo ya que había escuchado malos comentarios de él, pero no me dejé llevar por esos malos comentarios y ahora lo estoy leyendo y me parece un libro fascinante, excelente trama, buenos personajes y tu entrada me ha encantado. Saludos.

PAblo dijo...

Anónimo y Alisson Heliana Cabrera,

Me alegro que os gustase el libro. Gracias.

Impacientes Saludos.