miércoles, 10 de octubre de 2007

“Mataharis” de Iciar Bollaín

El domingo pasado y dado el sistema de turnos rotatorios ("esta la elijo yo, la próxima la eliges tú") que tengo establecido con mi pareja fuimos a ver la última película de Icíar Bollaín, “Mataharis”. Partiendo de un planteamiento que puede llevar a equívoco a más de uno y pensar que estamos ante un “thriller” al tratar de tres mujeres que trabajan en una agencia de detectives (nada que ver con “Los ángeles de Charlie”), Bollaín (“Te doy mis ojos” “Hola, ¿estás sola?”) centra la temática de su película en las dificultades de compatibilizar su vida de mujeres trabajadoras con las de madres, esposas y demás desde una perspectiva realista. De este modo, las vertientes profesionales y personales de las protagonistas se entremezclan a través de la visión comprometida y social característica del cine de Icíar Bollaín, dando como resultado una película que, sin caer en lo melodramático, da una visión verosímil de los problemas cotidianos a los que se enfrentan las españolas contemporáneas. Bollaín plantea situaciones creíbles y problemas reales, encrucijadas en las que en cualquier momento puede encontrarse cualquier espectador anónimo, ofreciendo sus soluciones a través de sus protagonistas y dejando la puerta abierta para la reflexión del espectador. Así, por un lado, asistimos a las dificultades de Eva (Najwa Nimri) para compaginar su trabajo tras la finalización de su baja por maternidad y el cuidado de sus dos hijos pequeños mientras capea una crisis con su pareja Iñaki (Tristán Ulloa). Inés (Maria Vázquez) debe infiltrarse en una empresa para investigar un caso de robo por parte de unos trabajadores para verse en medio de un conflicto laboral entre patronal y trabajadores al tiempo que se siente atraída por Manuel (Diego Martín). Mientras tanto, Cármen (Nuria González) resuelve un caso de infidelidades mientras su propio matrimonio se va desmoronando silenciosamente. Tres historias teñidas de cotidianidad que sirven a Iciar Bollaín para plasmar su planteamiento “critico” con la sociedad en la que vivimos a la manera que ya hiciera su maestro Ken Loach (“Agenda Oculta” “Tierra y Libertad”) del que aprendió y cuyo cine comparte similar temática y compromiso. Buena parte de la credibilidad de la pelicula, imprescindible en una cinta social como esta, se deba al gran trabajo realizado ya no sólo por el trío protagonista femenino sino por un Tristán Ulloa, que crece como actor en cada nueva película que participa y en un estupendo guión que logra entrecruzar las distintas historias dando a cada una su espacio e importancia. “Mataharis” no es una película tan dura como “Te doy los ojos” pero sin duda confirma a Iciar Bollaín junto a Fernando León como los principales exponentes del cine social español. A mí me ha gustado, véanla y luego me cuentan.

4 comentarios:

BUENDÍA dijo...

Si ya me extrañaba a mí que el Sr. Impaciente y yo coincidiesemos en algo.

Yo no estoy de acuerdo en que el tema principal de la película sean las dificultades de las mujeres trabajadoras para compaginar su vida profesional con la familiar. Yo creo que la temática principal de esta película son las relaciones de pareja. Las dificultades de dialogo con el que las parejas se encuentran en determinadas fases de la vida. Al principio cuando la sinceridad resulta imprescindible para dar comienzo una relación, posteriormente cuando el diálogo se complica y siempre se llega a él demasiado tarde y al final cuando sinceridad y diálogo ni siquiera tienen sentido porque se ha dejado tanto que ya no hay nada de que hablar.

Por lo demás estoy de acuerdo en el gran trabajo realizado por los actores.

Y a mi también me gustó la peli.

Besitos

PAblo dijo...

Buendía, pues si ese fuera el tema principal de la pelicula sobra toda la parte detectivesca de la trama. De todos modos, creo que tu análisis de las distintas relaciones en el tratamiento que les da Bollaín en la pelicula es muy acertado.
Besitos.

BUENDÍA dijo...

La trama detectivesca pone de manifiesto las confianzas y desconfianzas en las relaciones de pareja y recrea un escenario en el que desarollar el tema.

Por otro lado, señor impaciente, si el tema principal fuese el que usted dice sobrarían dos de las tres protagonistas ya que tan sólo Nawja Nimri ejerce de madre trabajadora.

Besitos

Blogux dijo...

Estimados,
Realmente lo singular es que se muestra la faceta personal y profesional de los protagonistas. Una ventana a la intersección entre los dos mundos que en la vida real no solemos tener, porque o bien conocemos una faceta o la otra.
En ese sentido os dejo un análisis de la película desde el punto de vista de gestión empresarial:

http://www.expansionyempleo.com/edicion/expansionyempleo/desarrollo_profesional/cine_de_gestion/es/desarrollo/1049294.html

A mi me gustó, como todas las de Iciar Bollaín, pero... tiene cierto punto estereotipado: el jefe varón arquetípico sólo preocupado por la rentabilidad del negocio, un pasado del que no se habló que vuelve, la incomunicación en la pareja de larga duración... Vamos, está bien pero tampoco es un peliculón.