martes, 28 de agosto de 2007

“Mátame” de David Lapham



Todo buen género se rige por unas normas rígidas, una serie de convenciones que el aficionado al mismo espera encontrar en todas sus obras, y que, en ocasiones, impide su evolución Esto es especialmente notorio en el llamado género Negro, donde quizás se hayan escrito y filmado algunas de las mejores obras del pasado siglo de la mano de los grandes autores que lo hicieron grande como Dashiel Hammett, en la literatura o Howard Hawks o Fritz Lang, por poner sólo los ejemplos más notorios, en el cine. Respecto al cómic, probablemente hasta la llegada de David Lapham y su “Balas Perdidas” no había existido un autor norteamericano dispuesto a renovar el género desde los ya míticos cómics de E.C. Cómics siendo al mismo tiempo fiel a las convenciones del mismo. Sin embargo, la obra que hoy nos ocupa,“Mátame” se puede entender dentro de la obra de Lapham como una obra de transición, un ejercicio de estilo en el que el autor no va más allá del homenaje a los clásicos y que encantará a los incondicionales del género negro pero que defraudará en parte las expectativas que despierta Lapham como renovador del mismo.
En “Mátame”, Lapham nos cuenta una historia típica y tópica de mujeres fatales y hombres débiles presas de sus encantos. La historia tiene un principio prometedor con la muerte de una rica heredera colgada de un ventilador de la que resulta principal sospechoso su marido Steven, un pianista débil y soñador que, a pesar de ser inocente, se considera culpable por omisión de la muerte de su mujer. Para intentar escapar de su sentimiento de culpa, Steven cae en los brazos de un antiguo amor de adolescencia, la sensual Tara, una mujer de turbio pasado que le conducirá a su perdición.
Lapham es un hábil guionista y domina perfectamente la historia que cuenta realizando un tebeo agradable de leer pero que resulta excesivamente predecible en una historia que a la mitad ya se sabe cómo va a terminar. El homenaje a las películas de los años cuarenta y cincuenta es más que evidente con personajes y situaciones que por más manidos que estén siempre funcionan dentro de un engranaje bien engrasado aunque alguno personajes como Barbara resultan innecesarios en el desarrollo de la trama. Como dibujante, Lapham resulta más que aceptable para este tipo de historias resultando lo mejor del cómic las escenas de acción mudas, donde el peso de la narración cae en el dibujo y que el autor resuelve con mucha habilidad. Más discutible parece la elección de las grandes viñetas dobles del último capítulo en el que rompe la estética y el discurso narrativo de toda la historia para ensalzar la explicación de la muerte de y que, para mi gusto, chirría.
En definitiva, “Mátame” es una obra entretenida dirigida a los incondicionales del género pero que no aporta nada novedoso al mismo y una buena oportunidad para conocer la obra de Lapham. Sin embargo, mi consejo es que si quieren conocer al mejor Lapham se dejen de pasos intermedios y ataquen directamente “Balas Perdidas” de la que próximamente escribiré por aquí.

6 comentarios:

Daniel Santos dijo...

Me cogí este cómic en la biblioteca atraído por su fama en Balas Perdidas y me decepciono bastante. No es un mal tebeo pero tampoco me gusto. Y eso que me encanta el género negro

PAblo dijo...

Sí, ni "chicha ni limoná", en definitiva... Prueba con "Balas Perdidas", Daniel. Seguro que te gusta más.

Bienvenido.

tristan dijo...

Balas Perdidas es una obra impresionante, de publicación caótica aquí en España pero muy recomendable. Yo la leí en orden de publicación y luego la releí en el orden cronológico y es una revelación. Matamé también me gusto pero no es tan innovadora y brillante.

PAblo dijo...

Cierto Tristán, la primera edición de "Balas Perdidas" fue bastante caótica sin embargo la reedición en tomos por parte de La Cúpula está bastante bien. Es una lástima que su publicación sea tan erradica pero ello es debido en buena medida a la propia edición que tiene en EEUU donde Lapham se encarga de la autoedición y lo saca cuando puede ya que últimamente está más volcado en sus trabajos alimenticios para el "mainstream" que para desarrollar su propia obra. Esperemos que La Cúpula siga sacando más tomos.

Akbarr dijo...

Anda, ¿están recopilando Balas Perdidas en tomos?, ¿cuántos llevan?

PAblo dijo...

Sí, Akbarr. de momento han salido cuatro. Y el último se publicó aproximadamente hace un año, despistado. ;-P