jueves, 3 de mayo de 2007

“Sunshine” de Danny Boyle.



Aprovechando el macropuente del 2 de Mayo nos acercamos a ver "Sunshine" y el sabor que se te queda tras la pelicula es muy agridulce.
“Sunshine” es la aportación de Danny Boyle al género de la ciencia ficción tras la celebrada “Trainspotting” y sus fallidas incursiones en el género de terror con “28 días después” o “La Playa”. Y, lo cierto, es que se trata de una aportación bastante escasa.
“Sunshine”tiene lugar a mediados del siglo XXI. La Tierra se está muriendo debido a que el Sol se apaga. Una expedición internacional se dirige, a bordo de la nave “Icarus II” – con semejante nombre ya es bastante previsible lo que va a pasar-, a lanzar una bomba atómica en el Sol para intentar reactivarlo y salvar así a la especie y al planeta. A lo largo de su viaje, reciben una señal de socorro de la “Icarus I”, una nave que se lanzó unos años antes con la misma misión y de la que no se tenían noticias. La tripulación intenta el rescate y, a partir de ahí, los hechos se desencadenan y la acción se precipita.
“Sunshine” es una película para los incondicionales del género de la ciencia ficción. La recreación de un posible viaje espacial al Sol, de la tecnología para lograrlo y la vida dentro de una nave está bien documentada en base a los últimos estudios científicos y documentales divulgativos al respecto. Sin embargo, si el espectador está buscando algún tipo de originalidad en su argumento y desarrollo que busque en otra parte. La trama principal de “Sunshine” –el lanzamiento de la bomba- se queda bastante corta y sólo resulta interesante durante la primera parte de la película en la que Boyle trata de emular al mejor Kubrick de “2001: una odisea en el espacio”, centrándose en la presentación de los personajes y las fricciones entre ellos en el ambiente claustrofóbico de la nave. Sin embargo, Boyle no es Kubrick y su talento no le da para rellenar con estos elementos los 107 minutos de la película por lo que busca la solución en otra referencia del género espacial, “Alien: el octavo pasajero” de Ridley Scott. De este modo, la segunda mitad de la película abandona la recreación científica y la relación entre los tripulantes por el terror espacial con unos resultados más que discretos. Asimismo, el desenlace de la misión resulta confuso y pesado con una búsqueda forzada de trascendencia a través de una pirotecnia exagerada y poco efectiva con unas secuencias finales tan poco conseguidas que casi echan al traste todo el intento de coherencia científica anterior. El reparto en general hace un buen trabajo intentando no naufragar ante tantas inconsistencias del guión, destacando sobre el resto un Hiroyuki Sanada (“El último samurai”) sobrio y creíble en su papel de capitán y Chris Evans (“Los 4 Fantásticos”) que pasa de ser una antorcha humana a un astronauta congelado.
Ah, una última cosa…Si a pesar de todo deciden acercarse a ver la película no piensen al principio que se han equivocado y están viendo un episodio de “Héroes”. No, es mera coincidencia.
Si quieren echar un ojo a la web oficial de la película pinchen aquí.

6 comentarios:

BUENDÍA dijo...

Pues yo también he visto la peli y tengo algunas objeciones que hacer. Sobre todo decirle al Sr. Boyle que, si esto es lo mejor que sabe hacer para emular a Kubrick o a Scott, déjelo, de verdad...
La película no aporta nada, la parte científica flojita, muy flojita; la presentación de los personajes inexistente, concretamente a mí se me presentaron solos. Sin embargo estoy de acuerdo contigo en el buen papel de Hiroyuki Sanada, aunque creo que Boyle descubrió ese filón y decidió matarle el primero, lástima.

Y para no alargarnos hablemos de la 2ª parte, pienso que si queremos crear un villano, uno de verdad, como "Alien" necesitamos sentir algo por él ¿odio? ¿cariño? ¿repugnancia? ¿simpatía? no sé, al menos miedo. Yo escucho Alien y me tiemblan las piernas, en cambio.... ¿como se llamaba su villano, Sr. Boyle??.

Mira yo bomba no sé pero petardazo seguro!!!

P.D. Si quereis entreteneros con ciencia ficción os recomiendo que volvais a ver 2001 ó Alien, y me diréis: es que como ya la he visto se lo que va a pasar.
No os importe, tras los cinco primeros minutos, en ésta también.

Mojonshon dijo...

La verdad es que esta pelicula me recuerda mucho a otra peli de ciencia ficcion con tintes de miedo.
Sin ver la pelicula de sunshine me hace meter que es una mezcla entre "Horizonte final" y "Armagedon", y teniendo en cuenta estas dos peliculas la verdad es que da un poco de miedo el resultado final.
Asi que esperare un par de mesecitos para verla en la tele junto un par de peliculas para despues, por si acaso deja mal sabor de boca.

Mar dijo...

Estoy contigo en la sensación agridulce... y sobre todo por el malo malísimo que viene a estropearlo todo con sus delirios de grandeza y aniquilamiento.
Una pena!!

Besitos

PAblo dijo...

Buendia, el malo malísimo se llamaba Peternoséqué (creo recordar) y a mí me producía cansancio en la vista con tanto desenfoque de cámara y distorsión (parecía "Las brujas de Blair" o una japonesa de las malas, con eso os digo todo. No te preocupes, la próxima la eliges tú.

Mojonshon, premio. Efectivamente el guión copia también "Armagedon" con la solución a base de bombas nucleares y eso, pero como se trata de una misión internacional no hay patrioterismos norteamericanos. Por lo menos eso nos lo ahorramos.

Mar: Efectivamente, el malo malísimo para mí marca el cénit de la pelicula a partir de su aparición la cosa degenera completamente. Besitos también para ti ;-D

Anónimo dijo...

Bueno, vamos a intentar poner un comentario, a ver si hoy nos deja.
No he visto la película ni pienso gastarme los euros en verla hasta que llegue al videoclub (y si acaso)
Y es que estoy harto de estas películas que dicen que son de ciencia ficción pero no tienen nada que decir, sólo efectos especiales que te llenan los ojos y se olvidan en cuanto se encienden las luces del cine.
Harto hasta decir basta de que hablen de ciencia ficción cuando se saltan la parte científica a la torera -por Dios, qué es eso de una bomba atómica para reactivar el Sol-
Y sobre todo harto, hartísimo de que hayan convertido la ciencia ficción en sinónimo de "película sin sustancia".
Al menos Armageddon era tan, tan, tan patriotera - chauvinista - americanófila que llegaba a la autoparodia y resultaba divertida y dejaba algo que comentar.
Si queréis ver una película de nave espacial en apuros con trasfondo sociológico, intriga, alegato contra las superpotencias y un final que te deja helado, os recomiendo "El principio del Arca de Noé" (si conseguís encontrarla): cuatro perras, cero efectos especiales pero una de mis películas preferidas hace unos años.
Muriel

PAblo dijo...

Muriel,

Ante todo, felicidades por haber logrado publicar el comentario ;-D
La pelicula es bastante tonta, efectivamente, pero no todo es malo. Realmente la recreación de la nave y las tensiones que pueden generarse dentro de ella pues sí que está conseguido durante la primera parte de la pelicula luego la cosa degenera muchísimo. Como bien dices, el tema de la bomba al Sol es una chorrada pero, que quieres, esta gente sólo sabe solucionar sus problemas poniendo bombas en todos sitios. Prueba a sacarla del videoclub y luego me cuentas. "El principio del Arca de Noé" no la he visto, pero, por lo que comentas, puede ser muy interesante. Que rule...