lunes, 9 de abril de 2007

Operación Retorno


Al regreso de cada puente nos encontramos con que el director general de tráfico de turno hace una fría valoración sobre una fría estadística acerca del balance de accidentados y víctimas que se han producido. Valoración y estadísticas que esgrime con inusitada habilidad contable para determinar si este puente es mejor que el anterior o peor del de hace cinco años y sin tener en cuenta que tras sus datos y cifras quedan los familiares y amigos de los que se quedaron por el camino o las piernas e ilusiones de otros tantos. Generalmente, gracias a la pericia contable del señor director general de tráfico los telediarios y periódicos pueden rellenar una parte de sus espacios tan faltos por otro lado de noticias que contar en estos días festivos.
Los señores directores generales de turno y los distintos gobiernos que los han nombrado nos han bombardeado durante años con campañas de publicidad protagonizadas por víctimas y por familiares de víctimas cada cuál más efectista y truculenta que la anterior sin grandes resultados. La última que se les ocurrió ha sido establecer un cárnet “por puntos” que iba a ser lo mejor de lo mejor y que por lo que llevamos visto no ha producido ningún progreso.
Y, digo yo, ya que se ha probado todo lo humanamente probable responsabilizando al conductor de los accidentes… ¿por qué no prueban a responsabilizar por una vez a las empresas constructoras de coches que sacan modelos cada vez más y más veloces? ¿No debería ser ilegal que todos los coches sean como mínimo capaces de doblar la velocidad máxima permitida?
Seguramente resulte más cómodo seguir haciendo estadísticas…


A propósito, nosotros ya hemos vuelto. Van 102 que no volverán nunca…

2 comentarios:

Akbarr dijo...

Hombre, no seas tan negativo, que al fin y al cabo vienes de pasar unas vacaciones!. Por cierto, no has comentado qué tal la playa en Torrevieja, ¿estaba buena el agua?. B-)

PAblo dijo...

No sé, no me parece que sea negativo Akbarr, pero me fastidía que se haga demagogia y política con los dramas ajenos.

El agua de Torrevieja pues la verdad no la probé, que no estaba el tiempo para baños. :-(